Tips para eliminar las rojeces de la cara

Tanto la caléndula como el aloe vera tienen propiedades calmantes y refrescantes que pueden ayudarnos a aliviar las rojeces en el rostro. Además de estos dos ingredientes, podemos recurrir también a otras soluciones naturales.

Quienes tienen un cutis delicado suelen sufrir, a menudo, pequeñas inflamaciones o irritaciones en la piel. Estas pueden deberse al sol, frío, viento, contaminación y hasta algunos productos cosméticos. ¿Cómo podemos eliminar las rojeces de la cara de manera natural?

Consigue una piel más resistente

Las personas sensibles se fortalecen con la experiencia. Del mismo modo, las pieles sensibles también pueden ser entrenadas para mejorar su función y ser más resistentes.

¿Cómo podemos entrenar nuestra piel? Un excelente consejo es recurrir al método más sencillo: el agua a diferentes temperaturas. Si alternamos agua ligeramente caliente o tibia con agua muy fría para lavarnos la cara, sentiremos cómo se activa la circulación de manera inmediata.

Para lograr este efecto, se deben colocar dos recipientes con el agua a diferentes temperaturas y salpicar la cara con ambas de manera alternada. Esto se debe realizar durante dos minutos, preferiblemente antes de ir a dormir, ya que las primeras veces la piel se enrojecerá con facilidad.

A medida que se realice este proceso por varios días o bien un par de veces a la semana, se podrá notar de qué manera la piel se vuelve cada vez más resistente. Esto, claro, se notará también en nuestra vida diaria.

Piel saludable

Tonifica con agua de rosas

Este producto de aroma delicioso y femenino es un remedio excelente para preparar el cutis para toda la jornada. Presenta varias ventajas: cierra los poros, desinflama, revitaliza y aporta luminosidad.

Además, al tener una base acuosa, no engrasa, por lo que es ideal para todo tipo de pieles y, en especial, para aquellas con zonas grasas. Debe aplicarse con un espray después de lavar la cara con agua fría y antes de hidratar la piel.

Te puede interesar: Alimentos que nos podemos aplicar para hidratar la piel

Agua de rosas

Eliminar las rojeces de la cara con aloe vera y caléndula

Para que la piel funcione de manera correcta, debemos cuidarla con los productos adecuados. Las pieles sensibles son las que más requieren ingredientes naturales, que no sean agresivos con el cutis y aporten nutrientes calmantes y regenerantes. A la vez, por supuesto, también deben nutrir la piel.

Para este tipo de pieles, se recomienda usar dos productos excelentes que calman, desinflaman y refrescan la piel: la caléndula y el aloe vera. Es posible elaborar una loción casera mezclando aceite puro de caléndula con gel de aloe vera, a ser posible extraído directamente de la planta.

Si no tienes ninguna planta a la mano, puedes comprarlo en la farmacia o el herbolario. Presta atención a que sea casi el 100% de aloe vera, sin aditivos químicos.

Ambos ingredientes deben mezclarse en partes iguales. Es neccesario remover bien, para que quede una textura de gel homogénea.

  • Si tienes la piel muy seca, puedes añadir también un poco de aceite de coco o de sésamo.
  • En caso de que tengas acné, granitos o impurezas, puedes agregarle una gotitas de aceite esencial de árbol de té.
  • Conserva esta loción natural en la nevera por dos semanas como máximo. Es preferible ir haciendo pequeñas cantidades a medida que se vaya agotando.
  • Se puede aplicar por la mañana y antes de ir a dormir, pero también se puede usar siempre que notemos que la piel lo necesita.

Lee también: Remedios naturales para eliminar el acné en pecho, hombros y espalda

Aloe-vera

Arcilla contra las rojeces de la cara

Otra manera de potenciar este tratamiento para eliminar las rojeces de la cara consiste en aplicar una mascarilla de arcilla una vez cada diez o quince días. No obstante, no todas las arcillas valen, ya que aunque son muy terapéuticas, también pueden resultar un poco agresivas para la piel sensible.

Para el cutis delicado, recomendamos la arcilla rosa o la blanca. No se debe mezclar con agua, sino con yogur natural; de este modo, permitirá depurar la piel y, a la vez, hidratarla y remineralizarla. Además, la arcilla también desinflama, por lo que nos ofrece varios beneficios en un único producto.

  • Déjala actuar durante 20 minutos aproximadamente, hasta que se seque, y luego retira de la piel con agua tibia y de manera cuidadosa.
  • A continuación, aplicar el agua de rosas y la loción hidratante.
  • Es recomendable aplicar la mascarilla por la noche, o bien en un momento en el que no tengamos que salir, ya que puede dejar la piel un poco enrojecida después de la aplicación.

En última instancia, recuerda no usar recipientes ni utensilios de plástico ni metal, ya que le restan efectividad a la arcilla. Opta por el cristal, la madera o la cerámica.