Tips para ganar peso de manera saludable

Si combinamos una dieta equilibrado con ejercicios cardiovasculares podremos ganar peso sin poner en riesgo nuestra salud. Con este fin, es importante incluir en nuestra dieta grasas saludables

La mayoría de las personas que no están satisfechas con su peso es por un exceso. No obstante, hay también muchas personas que están por debajo de su peso y que quieren engordar para tener una apariencia más saludable.

Además, hoy en día la moda ya no son los cuerpos demasiado delgados, sino que se prefieren las formas más atléticas y con curvas.

En este artículo te damos las claves para engordar de manera equilibrada y conseguir, de paso, beneficios para tu salud.

Elige bien las grasas

Cuando hablamos de dietas siempre pensamos en las grasas. No obstante, hoy en día se ha demostrado que no es tan importante la cantidad de grasas como su calidad.

Comer grasa es imprescindible para la salud y, si elegimos las que son beneficiosas para nuestro organismo, estas funcionan de manera inteligente. Es decir, que nos ayudan a ganar o perder peso según nuestro cuerpo lo necesite.

Por eso no podemos decir que las grasas engordan. Una persona con dificultad para engordar, aunque coma grasas dañinas (fritos, grasas hidrogenadas o trans, embutidos, helados, mantecas, etc.) no va a engordar y, además, va a perjudicar a su salud.

Ver también: El peligro de las grasas trans artificiales

¿Qué grasas deberíamos comer?

Elige bien las grasas

  • Aceites vegetales de oliva, coco, sésamo, lino, girasol y germen de trigo de primera presión en frío.
  • Frutos secos y semillas.
  • Yema de huevo.
  • Pescado azul.
  • Aguacate.
  • Lácteos de cabra y de oveja, si digerimos bien la lactosa.

Cereales, pero integrales

De los cereales, que son un alimento excelente y energético, se extrae la harina, que en la mayoría de casos se refina.

No tiene nada que ver lo que es el alimento en su origen que el producto final procesado, con el cual, además, se elaboran todo tipo de productos de panadería a los que se les añades grasas perjudiciales, azúcares, edulcorantes, sal, etc.

Para engordar de manera equilibrada debemos consumir cada día, al menos, tres raciones de cereal integral. Uno de los más adecuados para ganar peso es la avena, pero también podemos comer arroz, quinoa, mijo, etc.

No hace falta que sean raciones muy grandes, pero podemos acompañar cada comida con ellos.

Para el desayuno, sin duda, la mejor opción es la avena.

Cuida tu intestino

Cuida tu intestino

Si el intestino no funciona de manera correcta podemos perder o ganar peso sin desearlo. El intestino debe estar limpio de toxinas para eliminar lo que no nos aporta nutrientes y asimilar bien los que sí necesitamos.

Si tienes estreñimiento debes seguir los siguientes consejos:

  • Tomar de manera regular un suplemento de flora bacteriana intestinal.
  • Beber cada día en ayunas un vaso de agua con semillas de lino y ciruelas pasas que habremos dejado en remojo toda la noche.
  • Beber mucha agua fuera de las comidas.
  • Consumir en cada comida alimentos vegetales e integrales.
  • Tomar un vaso de agua con psilio media hora antes de cada comida.

Si padeces diarreas frecuentes, en cambio, debes optar por un suplemento a base de carbón vegetal, infusiones de té verde y averiguar la causa, que podría ser una intolerancia alimentaria.

Reparte las comidas

Las personas demasiado delgadas suelen estar aburridas de los comentarios de familiares y amigos que las presionan para que coman más cantidad. No obstante, eso no sería saludable si el cuerpo no lo pide.

En cambio, sí que podemos intentar comer más veces a lo largo del día, alimentos nutritivos como frutos o frutas secas, una tostada con aguacate, un huevo duro, un yogur, etc.

Estimula tu apetito

Pérdida del apetito

Aunque no es saludable forzarnos a comer más, sí que podemos tomar algunos remedios que se van a encargar de estimular nuestro apetito de manera natural:

Te recomendamos leer: Diente de león: ¿Para qué sirve? ¿Qué parte se consume de la planta?

Tonifícate

Hacer ejercicio siempre es una buena opción. Evitaremos los deportes cardiovasculares, que están más dirigidos a perder peso, y optaremos por actividades para tonificar, las cuales también nos darán un aspecto más saludable y aumentarán nuestro apetito.

También son una excelente alternativa los deportes más relajantes, como el yoga o el taichí, en especial si nuestro peso puede estar relacionado con problemas nerviosos.

El ejercicio también te ayudará a dormir mejor, que es imprescindible para conseguir un peso equilibrado y una buena calidad de vida.

Te puede gustar