6 consejos sencillos para perder peso después de Navidad

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 14 febrero, 2019
Elena Martínez Blasco · 23 enero, 2018
Para perder peso debemos ponernos metas realistas y no fiarnos de las dietas milagro, ya que suelen tener efecto rebote. Lo ideal es hacer un cambio en nuestra forma de percibir la alimentación.

Disfrutar de la Navidad, suele traer como consecuencia ganar unos kilos de más por habernos excedido con la comida y la bebida. Sin embargo, perder peso puede ser un reto sencillo si seguimos estos consejos.

Descubre en este artículo 7 consejos que te ayudarán a bajar de peso sin sacrificios y sin pasar hambre.

Perder peso con sentido común

Las dietas milagro no tienen sentido si lo que queremos es perder peso de manera saludable y evitar el efecto rebote.

Lo importante es cambiar algunos de nuestros hábitos y eliminar, de manera temporal, algunos alimentos de nuestra dieta. Mantener una buena actitud y ser constante es fundamental para lograrlo. Se debe optar por una alimentación equilibrada a largo plazo.

Ver también: Decálogo para mantener un sistema digestivo sano

7 consejos para perder peso

1. Tómatelo con calma

Perder peso con calma

No te obsesiones con bajar de peso en una semana, ya que lo importante es adoptar buenos hábitos. La pérdida de peso vendrá de manera natural

Perder peso de manera repentina suele provocar que nuestro organismo no obtenga los nutrientes suficientes. Si no le aportamos todo lo que necesita, podemos llegar a sentir fatiga o irritabilidad.

Debes pensar en un plazo de entre 1 y 3 meses para observar resultados satisfactorios. La gran ventaja es que también sentirás una mayor energía y vitalidad, así como un estado de ánimo muy positivo.

2. Ponte un objetivo

Márcate un objetivo y evitar mirar la báscula cada día.

Hay muchos factores que influyen en nuestro peso y que nos pueden hacer subirlo, como la retención de líquidos o un aumento de la masa muscular. Por este motivo no debemos obsesionarnos con la báscula.

Es importante que nos pongamos un objetivo a largo plazo, con el cual creamos que nos sentiremos bien.

Te recomendamos leer: ¿Cenar nos engorda?

3. Hazte tres listas de alimentos

Antes de empezar, dedica un tiempo a preparar tres listas de alimentos:

  • Lista verde: Alimentos saludables que podemos comer a diario. Verdura, frutas, legumbres, cereales integrales, lácteos, frutos secos, semillas, huevos, pescado, carne blanca.
  • Lista amarilla: Alimentos que podemos comer algunas veces por semana. Carne roja, harinas integrales.
  • Lista roja: Alimentos que no deberíamos comer. Frituras, bollería, dulces, helados, bebidas gaseosas, harinas refinadas, comida precocinada, salsas, nata.

Estas listas debemos personalizarlas con los alimentos que solemos comer, para facilitarnos la elección de cada menú. Podemos ponerla en la nevera.

Una manera de no comer ningún alimento de la lista roja consiste en no comprarlo. Así ni siquiera tendremos la posibilidad.

5. Mastica cada bocado

Masticar ayuda a perder peso

Así de sencillo. Masticar bien cada bocado nos permite disfrutar más de la comida, facilita la digestión y asimilación de cada alimento y aumenta la sensación de saciedad.

Este es el consejo más fácil de llevar a la práctica, aunque es una de lo que más nos cuesta hacer.

6. Bebe agua fuera de las comidas

Beber agua a lo largo del día, nos mantendrá hidratados para que el organismo funcione correctamente.

Además, mejora la digestión, ayuda a eliminar toxinas y líquidos del organismo, y nos ayuda a sentirnos saciados.

7. Elige bien el ejercicio físico

Hacer ejercicio físico para perder peso

No hace falta entrenar más, sino entrenar mejor. En vez de pasarte horas en el gimansio, escoge ejercicio por intervalos.

Se alternan cortos periodos de tiempo de intensidad media con breves descansos, y se repiten varias veces.

Esto nos permite tonificarnos y nos ayudará a bajar de peso con dos o tres sesiones de media hora por semana.