Tips para reducir el riesgo cardiovascular

Yamila Papa 15 octubre, 2014

El riesgo cardiovascular es la probabilidad de padecer alguna enfermedad relacionada al corazón en cierto período. Dependerá de diferentes factores de riesgo, algunos de ellos modificables y otros no. En la mayoría de los casos, los porcentajes se reducen con buenos hábitos de alimentación y ejercicio. Conoce algunos tips para reducir el riesgo cardiovascular en el siguiente artículo.

Vale la pena destacar que las enfermedades del corazón (coronarias o vasculares) son una de las principales causas de muerte en todo el mundo.

Cómo calcular el riesgo cardiovascular

Para poder saber cuántas son las posibilidades de sufrir un ataque de este tipo, el médico analiza diferentes aspectos, tales como el colesterol, la obesidad, el sedentarismo, la hipertensión, los antecedentes familiares, la ingesta de alcohol, si la persona fuma y si come muchas grasas o azúcares. En la actualidad además se presta mucha atención al perímetro abdominal. El límite establecido para las mujeres es de 88 cm y el de los hombres, 102 cm. Por encima de estos valores, se empieza a considerar que tiene riesgo de padecer problemas cardiovasculares. Esto es así ya que la grasa que se acumulan en el abdomen liberan una sustancia que tapona las arterias.

Heart Blood Health
No todos tienen el mismo riesgo cardiovascular, por lo cuál, se deben valorar las características de cada paciente. Si bien una persona delgada puede tener menos probabilidades, puede no estar exenta de padecer colesterol, por ejemplo. Las mujeres están más “protegidas” de estos problemas durante su etapa fértil, que va desde los 15 a los 45 años aproximadamente, pero ello también puede cambiar si fuma, si no hace ejercicio, si como mucha comida chatarra, etc. Cuando pasa la menopausia, la mujer vuelve a tener la misma predisposición que los hombres.
Según las últimas investigaciones, lo que más afecta la salud coronarias de los adultos en la actualidad son la inactividad física (y sedentarismo) y el exceso de peso. Es que ambas se complementan y tienen estrecha relación entre si.
corazon-mujer1

Decálogo de buenos hábitos para evitar problemas cardiovasculares

Cumpliendo estos diez tips (o la mayoría) podrás reducir notablemente el riesgo de padecer enfermedad cardiovasculares.

Lleva una alimentación saludable

Es decir, tu dieta debe ser variada y equilibrada. Nunca deben faltar en tu dieta semanal las frutas, los vegetales, el pescado, las hortalizas, el aceite de oliva, las carnes magras, los cereales, los frutos secos y los lácteos desnatados. En pocas cantidades el azúcar, la sal, la grasa (fritos) y el alcohol.

Ejercita 30 minutos por día

Dedicar sólo media hora para hacer ejercicio reduce notablemente el riesgo cardiovascular. Puedes elegir la actividad que sea mejor para ti y no es necesario que vayas al gimnasio. Por ejemplo, baila, camina, anda en bicicleta, sube las escaleras en lugar de usar el elevador, limpia tu casa enérgicamente, etc. Si lo deseas, apúntate en una academia, nada, haz un deporte.

Ejercicio-matinal

No fumar

Si fumas, debes dejarlo lo más pronto posible. Aún fumando poco estarás multiplicando los riesgos de padecer ataques cardiovasculares o cerebrales. Si no puedes hacerlo, busca ayuda.

Controlar el peso

Mide de vez en cuando tu índice de masa corporal dividiendo tu peso (en kilos) en tu altura (en metros) y este resultado elévalo al cuadrado. Si el resultado es mayor a 25 kg/m2, es considerado sobrepeso. Si es más de 30 kg/m2, se trata de obesidad.

Prestar atención a la grasa del abdomen

Como se dijo antes, es la más peligrosa para tu corazón. Mide el perímetro abdominal por debajo del ombligo y haz lo posible para reducirlo si mide más de 88 cm en mujeres o 102 centímetros en hombres.

Ejercicios-para-eliminar-grasa-abdominal

Comprobar la presión arterial

Verifica que la presión esté siempre por debajo de los 140/90 mmHg. Si eres hipertenso, manténlo por debajo también. Si tienes algún problema como ser diabetes, insuficiencia renal o has padecido ya un ataque cardiovascular, ha de estar por debajo de 130/90 mmHg.

Revisar el colesterol y la glucosa

Ambos niveles se pueden conocer con un simple análisis de sangre. Los niveles te los brinda el mismo examen (máximo 190 mg/dl para el colesterol y de 110 mg/dl para la glucosa). Seguir una dieta sana y hacer ejercicio reducirá ambos.

Conocer el riesgo cardiovascular

Consulta lo que ocurre o ha ocurrido en tu familia. Los antecedentes pueden serte de gran ayuda para modificar ciertos hábitos de vida. Actuar a tiempo es fundamental para evitar o reducir el riesgo.

Corazon-cuidado

Acudir al médico

Realiza un chequeo general una vez al año para poder controlar mejor (y mantener a raya) todos los factores de riesgo. Quizás sea un poco engorroso, pero es necesario. Un análisis de sangre, un electrocardiograma y una consulta con un nutricionista nunca están de más. Es por tu propia salud.

Aprender a controlar el estrés

Así como también la ansiedad, ya que el aumento de la tensión emocional es muy peligroso para tu corazón. Si tienes problemas en el trabajo, no los traslades a tu casa y viceversa. Practica diversas actividades como ser el yoga o la meditación, dedica algunos días al año para irte de vacaciones sin pensar en lo que ocurre en la oficina, descansa las horas suficientes (entre 7 y 8), aprovecha los fines de semana para dormir más o relajarte, etc.

Relajarse

Te puede gustar