Tips para tener una correcta higiene de los oídos

Brunilda Zuñiga 27 enero, 2017
Más allá de eliminar la suciedad tanto de la parte interna como externa la higiene de los oídos también pasa por protegerlos de los sonidos o ruidos demasiado altos

Los oídos son uno de los órganos sensitivos más importantes del cuerpo.

Y es que no solo ayudan a captar todos los sonidos de nuestro entorno, sino que también son uno de los encargados de mantener el equilibrio.

Por ello, es importante conocer la manera adecuada de tener una correcta higiene de oídos.

No solo se trata de quitar el exceso de cerumen, sino de mantener un cuidado externo.

Es fundamental cuidar la audición, pues un problema en este órgano no es curable, aunque existen tratamientos para ciertas condiciones.

Mantener una buena higiene del oído también previene infecciones y enfermedades.

Sigue leyendo y descubre la manera adecuada en la que puedes mantener la higiene de tus oídos. Verás que no es tan complicado y que tampoco necesitas esforzarte en exceso.

¿Cómo se debe mantener la higiene de los oídos en la parte externa?escuchar musica

Mantener tus oídos limpios no se limita solo a la parte interna: también debemos tener en cuenta el exterior.

Esto se debe a que fuera y alrededor se acumula polvo y otros desechos que pueden entrar hasta la cavidad auditiva y ocasionar ciertos problemas de salud .

Para mantener la higiene de los oídos, la forma más sencilla es:

  • Toma un algodón y remójalo en un poco con agua, sin que quede totalmente empapado.
  • Limpia con cuidado los alrededores de los oídos y detrás de ellos, de manera que no queden residuos ni suciedad acumulados

Otro de los cuidados que debes tener con tus oídos es evitar o limitar escuchar música a todo volumen por periodos prolongados.

Aunque parece algo sin importancia, este es el principal motivo por el que cada vez personas más jóvenes deben acudir al médico por problemas de audición.

Ver también: 7 fórmulas naturales para eliminar la cera de los oídos

¿Qué es el cerumen?

Muchas veces pensamos que mantener la higiene de los oídos está únicamente relacionada con eliminar el cerumen.

La verdad es que, a pesar de que vemos al cerumen como una sustancia pegajosa, poco higiénica y desagradable, es totalmente lo opuesto.

La cera de oídos o cerumen se encarga de proteger la piel dentro de los oídos de cualquier infección, por lo que debes dejar de verlo como suciedad o algo que hay que eliminar a toda costa.

También se encarga de resguardar el tímpano del mundo que lo rodea, ya que detiene el paso de polvo, objetos extraños y cualquier residuo que se pueda introducir.

Además, protege al oído interno de cualquier infección y pequeños animales que se puedan entrar en contacto introducir en la cavidad auditiva.

Su función es sumamente importante, por lo que la higiene del oído no implica únicamente limpiar la cera.

¿Cómo mantener de manera adecuada la higiene de tus oídos?

Cómo eliminar el exceso de cera de los oídos de forma natural

La verdad es que cuando te bañas o te lavas el cabello, tu oído expulsa la cera de manera natural, algo que también ocurre cuando hay exceso de este.

Si vas a mojarte el oído cuando estés bañándote, procura hacerlo con agua tibia y tratando de que no entre agua en la cavidad auditiva.

También debes limpiar de manera delicada la parte externa de los oídos y sus alrededores. A continuación, seca con una toalla fina.

Te recomendamos leer: Hay un Low Shampoo perfecto según tu tipo de cabello: ¡Descúbrelo!

Métodos caseros para mantener la higiene de tus oídos

¿Esperar a que tus oídos se limpien de forma natural te parece demasiado lento? La buena noticia es que no estás obligado a hacerlo y puedes recurrir a diferentes remedios.

Eso sí, introducir cualquier tipo de herramienta en los oídos es muy peligroso y debes evitarlo a toda costa. En lugar de ello, prueba con estos métodos.

1. Agua con sal

El agua con sal es probablemente uno de los métodos de higiene de los oídos más fáciles y rápidos de hacer. 

Ingredientes

  • 1 cucharada de sal (10 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Añade una cucharada de sal en media taza de agua.
  • Pon a calentar la solución un poco, solo hasta que esté tibia.
  • Remoja un algodón en esta mezcla, escurre bien y utilízalo para limpiar tus oídos cuidadosamente.
  • Finalmente, aplica solo un par de gotas dentro del oído para limpiar y eliminar cualquier posible dolor que tengas.

2. Agua oxigenada

Este es otro de los métodos de higiene de los oídos más utilizados.

Esto se debe a que el agua oxigenada es capaz de eliminar las bacterias del área sin ser invasiva y sin representar ningún riesgo.

  • Mezcla partes iguales de agua natural con agua oxigenada del más bajo porcentaje (tres partes de agua con tres partes de agua oxigenada).
  • Toma un pequeño algodón y remójalo en la mezcla.
  • Pásalo alrededor del oído y en la parte externa, con mucho cuidado.
  • Coloca un par de gotas de la mezcla dentro del oído.

No olvides que debes evitar insertar objetos punzantes dentro de tu oído para no dañar el tímpano.

Recuerda que cuidar la higiene de tu oído es muy importante.

¿Qué esperas para probar estos métodos? Comienza a cuidar de uno de los órganos mas importantes de tu cuerpo.

Te puede gustar