Tips para sudar menos

La sudoración excesiva es incómoda, pero se puede controlar. En este artículo te daremos los tips necesarios para que consigas disminuir la sudoración teniendo en cuenta los factores que la provocan.

La sudoración excesiva afecta en cualquier momento y lugar. Puede aparecer con calor o con frío, si estamos en casa o en una reunión, solos o acompañados… y es bastante molesta e incómoda. Por ello en el siguiente artículo te daremos algunos tips para sudar menos.

Consejos para sudar menos

Cuando transpiramos “más de la cuenta” lo primero que sentimos es vergüenza y molestia por esa aureola de agua que se forma en la ropa debajo de las axilas. Si por más que sea invierno sudas a mares te recomendamos que prestes atención a los siguientes consejos:

1. Reduce el estrés

estres

¿Sabías que los nervios pueden jugarte una mala pasada si eres propenso a la transpiración excesiva? Cuando estamos estresados, tenemos una reunión muy importante o una primera cita o si estamos en una situación donde la ansiedad nos supera es más probable sudar. Por lo tanto, te recomendamos que trates de serenarte, cierres los ojos, respires profunda y lentamente y dejes de lado el estrés.

Una excelente receta natural para reducir el estrés y, como consecuencia, la sudoración excesiva es el té de salvia, valeriana y cola de caballo.

Ingredientes:

  • 1 taza de agua (250 gramos)
  • 2 hojas de salvia
  • 1 cucharada de raíz de valeriana (10 gramos)
  • 1 cucharada de cola de caballo (10 gramos)

Preparación:

  • En un cazo coloca el agua y calienta.
  • Cuando rompa el hervor añade las hojas de salvia.
  • Seguido a ello, agrega la valeriana y la cola de caballo.
  • Deja que se cocine durante 15 minutos.
  • Retira del fuego y tapa 5 minutos.
  • Filtra y bebe lo más caliente posible.
  • Puedes endulzar con stevia o miel.

Lee también: Cómo combatir el sudor excesivo

2. Practica ejercicio

Es verdad que la actividad física nos hace sudar más, sin embargo, es una buena técnica para eliminar las toxinas acumuladas. De esta manera, será menos probable que transpires “porque sí” en cualquier otra situación como, por ejemplo, cuando estás a punto de ingresar en la oficina del jefe. Además, acostumbrarás a tu organismo a que libere líquidos a través de los poros solo ante ciertos hábitos como pueden ser: correr, andar en bicicleta o bailar.

3. Usa un buen antitranspirante

Transpirar

Existen decenas de productos en el mercado que pueden ayudarte en tu problema. La diferencia entre antitranspirante y desodorante es que como su nombre lo indica el primero reduce o evita la sudoración excesiva. Te aconsejamos que elijas uno que no contenga perfume y que a su vez te garantice mayor protección por varias horas. Coloca cuando te levantas por la mañana y después de bañarte siempre con la piel bien seca.

No solo debes aplicar un producto en las axilas sino también en otras partes del cuerpo proclives a la transpiración como, por ejemplo, los pies. En ese caso pueden ser eficaces los antitranspirantes en aerosol. Si no quieres usar un desodorante con químicos puedes elegir uno casero bastante eficaz que además previene el mal olor.

Ingredientes:

  • 1 limón
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 gramos)

Preparación:

  • Exprime el limón.
  • En un recipiente coloca el bicarbonato y echa de a poco el zumo.
  • Mezcla bien hasta obtener una especie de pasta.
  • Aplica en las axilas o pies antes de dormir.
  • Deja que actúe 10 minutos y enjuaga con agua tibia o fría.
  • Repite al menos 3 veces por semana.

4. Presta atención a tu dieta

Aunque no lo creas existe una relación muy estrecha entre los alimentos que consumimos y cuánto transpiramos. Para sudar menos sería bueno que limitases la ingesta de azúcares, cafeína, picantes y alcohol.

Por el contrario, eleva el consumo de frutas y verduras frescas que te permitan la hidratación del cuerpo y también que te refresquen, sobre todo, en verano. No olvides a su vez cumplir con los 2 litros de agua diarios.

5. Mantén una rutina de higiene

Axila

Si eres de sudar mucho en las axilas, pies o manos te aconsejamos que laves esas zonas varias veces al día usando jabones neutros sin perfume. Estos evitan la irritación que también puede ocasionar transpiración. Recuerda que si el área tiene vellos será más probable que transpires. Incluso los hombres pueden cortarlos un poco para reducir el calor y el mal olor.

Ver también: Evita la sudoración en las axilas con estos remedios caseros

6. Lleva ropa adecuada

Muchas veces cometemos el error de usar prendas que aumentan la transpiración. En cambio, si optas por aquellas telas que absorban la humedad lo pasarás mucho mejor. Te recomendamos que elijas ropa de deporte que está diseñada específicamente para ello. Además puedes llevar prendas de algodón o de tejidos sueltos como el lino.

A su vez, te recomendamos que uses ropa “en capas”, que elijas muy bien los colores y los estampados ya que, por ejemplo, en una prenda blanca se nota más la transpiración que en una con flores. Y no olvides tener siempre a mano una muda de ropa adicional. En el bolso puedes tener una camiseta o blusa para cambiarte si la situación lo amerita.

7. Baja de peso

Bajar-peso

Si bien no es condición sine qua non para transpirar excesivamente, en muchos casos las personas que están excedidas de peso suelen sudar más. Lo cierto es que cuanto más grasa haya en tu cuerpo más difícil le será enfriarse y por lo tanto más agua se excretará por los poros.

 

Te puede gustar