Tiras nasales para respirar mejor: ¿las conoces?

Elena Martínez 6 abril, 2016
Para que cumplan con su cometido y nos permitan respirar correctamente es muy importante que elijamos unas tiras nasales de un tamaño adecuado. De lo contrario, no serán tan eficaces

Seguramente hayas oído hablar de las tiras nasales o las has visto usar a alguien como, por ejemplo, a deportistas, ya que durante una época estuvieron muy de moda por su capacidad para mejorar el rendimiento y la recuperación.

No obstante, también tienen otros usos que quizás no conoces.

En este artículo te explicamos para qué sirven, cómo se utilizan y para quién están recomendadas.

¿Cómo respiras?

Cómo respiras

¿Te has preguntado alguna vez cómo respiras? En numerosos artículos hemos hablado de la importancia de respirar de manera correcta, un acto que nos acompaña cada instante de nuestras vidas.

No obstante, hay algunos casos en que la falta de respiración no se debe a cuestiones nerviosas o por una falta de movilidad de los músculos respiratorios, sino que está vinculada al tabique nasal o a un exceso de mucosidad.

Para estas ocasiones tenemos un remedio muy sencillo que puede ser un gran alivio en momentos de esfuerzo o durante la noche: las tiras nasales.

No olvides leer: Prepara un jarabe para eliminar la mucosidad

¿Qué son las tiras nasales?

Las tiras nasales son unas pequeñas bandas adhesivas que se colocan en horizontal en la nariz, a media altura, para abrir las fosas nasales de manera instantánea y facilitar la entrada de aire y la descongestión.

Están formadas por dos bandas de plástico flexible y resistente que permiten la apertura de las aletas nasales durante el rato que se llevan puestas, de manera que se puede llegar a aumentar hasta aproximadamente un 30% el flujo que entra hacia los pulmones.

¿Para qué sirven?

Para qué sirven

Las tiras nasales tienen diferentes usos. Los explicamos a continuación:

  • Para mejorar el rendimiento durante el deporte, en especial si es ejercicio intenso. Los deportistas notan una gran mejoría durante el ejercicio y en la recuperación posterior.
  • Para aliviar la congestión nasal durante resfriados o en crisis de alergia o sinusitis.
  • Para evitar o minimizar los ronquidos durante la noche cuando la causa está relacionada con el tabique nasal o por un exceso de mucosidad. La persona podrá dormir mejor y sin respirar por la boca.
  • Para facilitar la respiración a personas con desviaciones de tabique o fosas nasales demasiado estrechas. En este sentido, también es de gran ayuda para personas que, debido a este problema, se han acostumbrado a respirar por la boca lo cual, a la larga, puede ser perjudicial.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo eliminar los ronquidos

¿Quién las puede usar?

Las tiras nasales están pensadas para usarse durante periodos de tiempo corto, que pueden ir desde una o dos horas hasta las horas de descanso nocturno. No deben usarse durante más de 12 horas cada día.

Las pueden usar niños mayores de cinco años y adultos. No obstante, es importante usar la medida adecuada para que sean realmente efectivas.

Normalmente se puede encontrar un tamaño pequeño/mediano para niños y adultos de nariz pequeña o normal, y un tamaño grande para adultos de nariz prominente.

Las tiras nasales no van a resolver un problema de desviación del tabique, sino que van a mejorar la entrada de aire a los pulmones durante el rato que las llevemos puestas.

¿Cómo funcionan?

Cómo funcionan

  • El primer paso consiste en limpiarnos la nariz con agua y, si es necesario, con un poco de jabón, para eliminar cualquier rastro de crema hidratante o maquillaje.
  • También es importante este paso para aquellas personas que tengan la piel muy grasa. Cualquier tipo de sustancia en la piel hará que las tiras se puedan soltar con una mayor facilidad.
  • Retiraremos la banda protectora que va pegada a la tira y, sobre la piel seca, la colocaremos en horizontal, justo a mitad de la nariz, ni demasiado arriba ni en la parte ancha de abajo.
  • Presionaremos suavemente para facilitar su adhesión.
  • Si son tiras con sustancias mentoladas podemos frotarlas de vez en cuando para facilitar la liberación de los aromas.
  • Para retirarlas lo haremos lentamente y con cuidado, empezando por los extremos. Podemos usar, si lo deseamos, un poco de agua tibia.

¿Dónde se pueden conseguir?

Las tiras nasales se venden bajo diferentes nombres comerciales, pero suelen ser idénticas o muy parecidas.

En general, las podemos encontrar de color carne y transparente. También hay algunas que incorporan componentes mentolados a base de sustancias como el mentol, el eucalipto o el alcanfor, para ayudar a mejorar la respiración en casos de obstrucción por mucosidad.

Las podemos comprar en farmacias y por internet.

 

Te puede gustar