Tiras nasales para respirar mejor: ¿las conoces?

Para que cumplan con su cometido y nos permitan respirar correctamente es muy importante que elijamos unas tiras nasales de un tamaño adecuado. De lo contrario, no serán tan eficaces.

Las tiras nasales son muy conocidas porque muchos deportistas las utilizaron por su capacidad para mejorar el rendimiento y la recuperación. Sin embargo, tienen otros muchos usos que quizás no conozcas.

En este artículo te explicamos para qué sirven, cómo se utilizan y para quién están recomendadas.

¿Cómo respiras?

Cómo respiras

¿Te has preguntado alguna vez cómo respiras? En numerosos artículos hemos hablado de la importancia de respirar de manera correcta.

A veces nuestra respiración se ve afectada por un defecto en el tabique nasal o por un exceso de mucosidad. Para estas ocasiones las tiras nasales se convierten en un remedio muy sencillo que puede ser un gran alivio.

No olvides leer: Prepara un jarabe para eliminar la mucosidad

¿Qué son las tiras nasales?

Las tiras nasales son unas pequeñas bandas adhesivas que se colocan en horizontal en la nariz, a media altura, para abrir las fosas nasales de manera instantánea y facilitar la entrada de aire y la descongestión.

Están formadas por dos bandas de plástico flexible y resistente que permiten la apertura de las aletas nasales mientras se llevan puestas, de manera que se puede llegar a aumentar hasta aproximadamente un 30 % el flujo de oxígeno que entra hacia los pulmones.

¿Para qué sirven?

Para qué sirven

Las tiras nasales se pueden usar para:

  • Mejorar el rendimiento en el deporte, en especial si es ejercicio intenso. Los deportistas notan una gran mejoría durante el ejercicio y en la recuperación posterior.
  • Aliviar la congestión nasal durante resfriados o en episodios de alergia o sinusitis.
  • Evitar o minimizar los ronquidos durante la noche, si la causa está relacionada con el tabique nasal o con un exceso de mucosidad.
  • Facilitar la respiración a personas con desviaciones de tabique o fosas nasales demasiado estrechas. Estas personas normalmente se acostumbran a repirar por la boca, lo que a largo plazo,puede ser perjudicial.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo eliminar los ronquidos

¿Quién las puede usar?

Las tiras nasales están pensadas para usarse durante periodos cortos de tiempo, que pueden ir desde una o dos horas, hasta las horas de descanso nocturno. No deben usarse durante más de 12 horas cada día.

Las pueden usar niños mayores de cinco años y adultos. No obstante, es importante usar la medida adecuada para que sean realmente efectivas. Suelen encontrarse de tamaño pequeño, mediano y grande.

¿Cómo usarlas?

Cómo funcionan

  • Límpiate la nariz para eliminar cualquier rastro de crema hidratante o maquillaje. Puedes usar agua y jabón, o algún tónico de limpieza, especialmente si tienes la piel muy grasa. Sécate después.
  • Retira la banda protectora y coloca la tira en posición horizontal en la zona media de la nariz.
  • Presiona suavemente para que se adhiera bien.
  • Si son tiras mentoladas, frótalas de vez en cuando para que desprendan aroma.
  • Retíralas lentamente y con cuidado, empezando desde los extremos. Utiliza agua tibia para despegarlas con más facilidad.

¿Dónde se pueden conseguir?

Se pueden comprar en hipermercados, farmacias y por internet. Las hay de varias marcas, tamaños, de color carne o transparentes, y con aromas mentolados.