Todo lo que deberías saber sobre el lupus

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganeli el 14 diciembre, 2018
El lupus es una enfermedad crónica en la que el sistema inmunitario ataca a las células sanas. Puede afectar a múltiples órganos

Existen sinfín de enfermedades, unas mucho más preocupantes que otras y, por consiguiente, más reconocidas, peligrosas y con cuadros sintomatológicos elaborados. No obstante, otras son menos conocidas, y no existen ni tantas investigaciones, ni información ni terapias. Un ejemplo perfecto es el lupus.

¿Qué es el lupus?

Qué es el lupus

Es considerada una de las enfermedades más peligrosas e inestables debido a su naturaleza: autoinmune.

Por otra parte, es poco común y, a su vez, impredecible, teniendo en cuenta que afecta el sistema inmunitario. Es decir, ataca y afecta las células de este sistema. Destruye las defensas corporales, que no son capaces de hacer frente a bacterias y otro tipo de sustancias nocivas para el organismo.

¿Quieres conocer más? Lee: ¿Qué le ocurre a mi organismo cuando no consumo suficiente agua?

El sistema inmunitario y el lupus

Primero, hablemos un poco sobre el sistema inmunitario y su importancia para el organismo.

  • Se encuentra conformado por órganos especiales, células, tejidos, proteínas, entre otras cosas. 
  • Este conjunto cumple con la función principal de proteger a todo el cuerpo de elementos extraños.
  • Dentro de estos elementos, destacan las bacterias, los gérmenes y los microorganismos.

En síntesis, el sistema inmunitario es un conjunto de funciones encargadas de proteger al mismo. Entonces, ¿qué tiene que ver con una enfermedad como el lupus?

A pesar de no ser una enfermedad contagiosa, afecta todas las defensas del cuerpo. De ahí su estrecha relación con el sistema en cuestión. Es decir, poco a poco va atacando sus células y tejidos.

Tipos de lupus

Tipos de lupus

Esta enfermedad se divide en tres tipos.

1. Lupus eritematoso sistémico

También conocido como LES, por sus siglas en inglés, este tipo de lupus es el más común. Muchas veces se llama sencillamente ‘lupus’, aunque se trata de uno de sus tipos.

  • Afecta de manera regular los sistemas más importantes, especialmente los órganos como el corazón, el cerebro y los riñones.
  • Su cuadro sintomatológico es bastante variado. Por ejemplo, en algunas personas llega a ser extremadamente severo y, en otras, muy leve.

2. Lupus discoide o cutáneo

Tal y como lo indica su nombre, este tipo de padecimiento afecta de forma primordial los tejidos de la piel.

Teniendo en cuenta que esta cubre el 100 % del cuerpo en su zona más externa, cualquier parte del mismo puede resultar afectada. No obstante, sus síntomas suelen darse en el rostro y el cuero cabelludo.

Los principales son la aparición de erupciones cutáneas color rojo, o cambios en el tono de la piel.

3. Lupus secundario a medicamentos

Este tipo de padecimiento es similar al lupus sistémico, sin embargo está ocasionado por el rechazo por parte del organismo a ciertos medicamentos.

Afortunadamente, la suspensión del tratamiento puede ser suficiente para mejorar sus síntomas, ya que inmediatamente desaparece.

Los síntomas del lupus secundario tienden a ser menos severos que los del sistémico.

¿Es posible reconocer el lupus?

Es posible reconocer el lupus

Esta enfermedad es compleja, no solo para quien la padece, sino para los profesionales de la salud. En efecto, a veces es difícil dar un diagnóstico seguro.

A pesar de ello, ofrece algunas señales que ayudan a identificarla.

A continuación, las más comunes:

  • Dolor articular.
  • Inflamación articular.
  • Hinchazón de glándulas tiroideas.
  • Cansancio extremo y sin sentido.
  • Pérdida de cabello.
  • Tristeza y preocupación en extremo.
  • Afecciones en el rostro.
  • Dolor en el pecho.

Visita este artículo: 9 alimentos que se deben evitar cuando se sufre dolor articular

A tener en cuenta

La aparición de los síntomas se dan normalmente en brotes. Es decir, pueden aparecer y desaparecer con mayor o menor gravedad.

Esta enfermedad puede presentarse en cualquier ser humano. De hecho, su origen es desconocido, aunque se asocia a factores hereditarios.

A pesar de no tener cura, existen muchas maneras de tratarlo. Para ello, debemos acudir a un especialista.

  • Fasano, A (2011 Jan). «Zonulin and its regulation of intestinal barrier function: the biological door to inflammation, autoimmunity, and cancer». Physiol Rev 91 (1): 151-75.
  • Gatto M, Zen M, Ghirardello A, et al. Emerging and critical issues in the pathogenesis of lupus. Autoimmun Rev. 2013;12(4):523-36
  • Galindo Izquierdo M. Lupus eritematosos sistémico. En: Manual SER de las enfermedades reumáticas (5.ª edición). Editorial médica Panamericana (2008)
  •  E. Cieza-Díaz, J.A. Avilés-Izquierdo, C. Ceballos-Rodríguez, R. Suárez-Fernández: Lupus eritematoso cutáneo subagudo refractario tratado con rituximabActas dermosifiliográficas