Todo lo que deberías saber sobre las dietas «anticáncer»

Katherine Flórez · 9 mayo, 2019
Aunque a priori no hay ningún alimento que cure el cáncer, existen dietas que nos pueden ayudar a mejorar la salud y prevenir, de forma genérica, la aparición de ciertas enfermedades

En primer lugar, el concepto de dietas anticáncer se ha puesto muy de moda últimamente. Actualmente, cada vez más, se realizan un mayor número de investigaciones que tratan de establecer la relación entre la alimentación y el cáncer. Hay una multitud de variables que se pueden analizar. Sin embargo, hoy en día tenemos que decir que no existen milagrosas dietas anticáncer.

En su lugar, lo que debemos tener presente es que una dieta equilibrada y saludable como las que vamos a presentar te ayudarán a mantenerte bien nutrido, siendo este uno de los principales elementos para prevenir las enfermedades. A continuación las presentamos

Más sobre las dietas anticáncer

Dieta anticáncer

El verdadero problema surge cuando aparece la afirmación acerca de que ciertos alimentos pueden combatir el cáncer. Sin embargo, y aunque la dieta sana contribuye al bienestar físico y psicológico del ser humano, ningún alimento por si solo acaba con el cáncer. Sin embargo, son muchos los escépticos que se oponen a las afirmaciones científicas. En nuestro caso, presentaremos estas dietas como meros ejemplos para seguir una alimentación adecuada y prevenir problemas de salud.

Ver también: La mejor dieta anticancerígena

Dietas saludables

A continuación, presentamos una serie de dietas para nutrirse correctamente y fomentar una buena salud.

Dieta macrobiótica

La alimentación macrobiótica se basa en alimentos ecológicos. La componen sobretodo hortalizas. También incluye una importante cantidad de cereales. La única proteína animal que está permitida es el pescado. Los macronutrientes se distribuyen de la siguiente forma:

  • 40-60%: cereales integrales como arroz, cebada, avena y trigo sarraceno.
  • 20-30%: frutas y verduras.
  • 10-25%: legumbres y derivados, como tofu, miso y temph. También vegetales marinos, como las algas.

Algunas personas incluyen pequeñas cantidades de verduras fermentadas, nueces, semillas, y de vez en cuando pescado.

Dieta alcalina

La dieta alcalina busca equilibrar tanto la acidez como el pH de los fluidos corporales a través de los alimentos que ingerimos. Teóricamente esta regulación del estado ácido-base del cuerpo, se consigue evitando la carne, las aves, queso y granos. De esta forma el pH de la orina sería más alto (alcalino). Ello serviría para evitar infecciones del tracto urinario y cálculos renales, así como conseguir otros supuestos beneficios para la salud.

Mujer con el abdomen irritable

Hace años se hizo muy famosa la frase del investigador Otto Warburg, que decía:

Ninguna enfermedad, incluido el cáncer, puede sobrevivir en un entorno alcalino

Sin embargo, actualmente la supuesta capacidad de algunos alimentos para alcalinizar el organismo está en entredicho. Por lo que se requiere más investigación para confirmar esta teoría.

Dieta cetogénica

La dieta cetogénica reduce drásticamente los hidratos de carbono para obligar al cuerpo a entrar en cetosis. Esto que se utilice la grasa como fuente de energía. La cetosis es un estado metabólico en el que el organismo queda privado de glucosa para la obtención de energía. Por lo tanto, se ve obligado a obtener energía a partir del metabolismo de la grasa.

Cuando privamos al organismo de los hidratos de carbono, este emplea el glucógeno que tiene almacenado en el hígado como primer recurso. Cuando esta reserva se consume, el organismo empieza a consumir los ácidos grasos, transformándolos en cuerpos cetónicos. Sin embargo, su liberación masiva puede ser peligroso para la salud. Por lo tanto, se recomiendo llevarlo a cabo con moderación.

La alimentación y el cáncer

El presente artículo pretende informar acerca de los beneficios para el organismo de una buena alimentación. Cuanto más informada esté la población, mejor.  Como es el caso de la alimentación y el ejercicio.

Con respecto a los alimentos incluidos en la dieta, debe optarse por los más sanos y benéficos. Claro está, las dietas nunca podrán curar el cáncer. No obstante, alimentarse bien nunca está de más. Así, los siguientes alimentos pueden ser muy adecuados a la hora de llevar una vida sana:

  • Té verde: Ayuda a depurar y eliminar toxinas.
  • Legumbres: Nos aportan grandes cantidades de fibra y favorecen la digestión.
  • Tomates: Son ricos en licopeno y se consideran como uno de los mejores antioxidantes naturales en el mundo.
  • Frutos rojos: Hacen un aporte similar al del tomate. Además, gracias al ácido elágico, se encargan de liberar a los tejidos de diversas sustancias tóxicas.
  • Zanahoria: Esta destaca por su aporte de beta-caroteno, un componente que también favorece los procesos antioxidantes.

Te recomendamos leer: Ponte en forma con solo 4 ejercicios

Consejos para llevar una vida saludable, más allá de las míticas dietas anticáncer

La alimentación y el cáncer

A pesar de no combatir el cáncer, hay algunos hábitos que sí pueden contribuir al bienestar general del organismo. Entre los más destacables encontramos:

  • No fumar
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas
  • Dormir bien
  • Practicar algún tipo de ejercicio durante 20 o 30 minutos al día, al menos 3 días por semana

En conclusión, solo un tratamiento médico puede combatir científicamente el cáncer. La alimentación, aunque ayuda a mantener un óptimo estado de salud y prevenir cierto tipo de enfermedades, poco puede hacer para tratar el cáncer. Finalmente, te recomendamos consultar esta dudas con profesionales de la medicina y la nutrición.

  • Huebner, J., Marienfeld, S., Abbenhardt, C., Ulrich, C., Muenstedt, K., Micke, O., … Loeser, C. (2014). Counseling patients on cancer diets: A review of the literature and recommendations for clinical practice. Anticancer Research. https://doi.org/10.1016/j.mpaic.2009.09.007
  • Tan, H. L., Thomas-Ahner, J. M., Grainger, E. M., Wan, L., Francis, D. M., Schwartz, S. J., … Clinton, S. K. (2010). Tomato-based food products for prostate cancer prevention: What have we learned? Cancer and Metastasis Reviews. https://doi.org/10.1007/s10555-010-9246-z
  • Hsieh, T., & Wu, J. M. (2010). Resveratrol: Biological and pharmaceutical properties as anticancer molecule. BioFactors. https://doi.org/10.1002/biof.105
  • Riboli, E., Hunt, K. J., Slimani, N., Ferrari, P., Norat, T., Fahey, M., ... & Overvad, K. (2002). European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC): study populations and data collection. Public health nutrition5(6b), 1113-1124.