Todo lo que debes saber sobre el semen

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 4 junio, 2019
Laura Matos · 4 junio, 2019
Deja a un lado los tabúes y conoce las características del semen, esa secreción que expulsan los hombres al eyacular, pero que también contiene propiedades proteicas y saludables.

El semen se asocia casi exclusivamente con el orgasmo masculino y la concepción. Hasta se le mira con desagrado. Pero la verdad, es que el semen es una sustancia que cuenta con más cualidades y funciones de las que te puedes imaginar. Descubre todo lo que debes saber sobre el semen en este artículo.

¿Qué debes saber sobre el semen?

1. ¿Qué es el semen?

Fecundación del óvulo

El semen es un líquido de color blancuzco o levemente amarillento por las flavinas (moléculas) de la vesícula seminal. Tiene aspecto viscoso y su olor es variable en cada individuo.

Esta sustancia contiene las células reproductivas llamadas espermatozoides. Las mismas se producen por diferentes glándulas del aparato genital masculino y se juntan en el momento de la eyaculación cuando el líquido es expulsado a través de la uretra.

Entre el 1 y el 2 % del semen de una eyaculación corresponde a los espermatozoides y a otras células provenientes de los testículos. El líquido seminal está compuesto mayormente de agua y en cada expulsión salen unos 200 millones de espermas.

La alimentación y el estrés pueden influir en su cantidad y calidad.

2. ¿Quiénes lo fabrican?

Mitos y verdades sobre el semen.

El semen comienza a producirse durante la pubertad entre los 10 y 15 años de edad. Se fabrica en tres partes del cuerpo, no solo en los testículos.

  1. La próstata, forma una sustancia lechosa llena de enzimas, proteínas y minerales.
  2. Las vesículas seminales producen la fructosa y gran parte del fluido seminal.
  3. Los testículos producen el esperma y otros fluidos.

Estos líquidos seminales crean un medio apropiado para que los espermatozoides puedan moverse. Este movimiento es posible gracias a una especie de «cola» en la parte posterior. Esta facilita el acceso al ovocito en el aparato reproductor femenino y permite la fecundación.

El volumen eyaculado promedio, tras un periodo sin eyaculación (abstinencia sexual) de tres a seis días, es de aproximadamente 1,5 y 5 mililitros. Aunque, dependerá mucho de la frecuencia con que previamente se ha eyaculado y de la excitación sexual del momento.

Ver también: ¿Qué es la marcha atrás?

3. ¿Es realmente bueno para la salud?

La secreción seminal es un líquido con sustancias que podrían ser favorables para la salud. Además, es rico en proteínas, pero estos beneficios son inciertos.

Utilizarlo como medicamento tiene riesgos para la salud por el peligro de contraer enfermedades infecciosas como hepatitis B y C, VIH, herpes, clamidias, citomegalovirus, papilomavirus, sífilis, gonorrea, entre otras.

4. Esperma y semen, ¿son lo mismo?

Mitos y verdades sobre el semen.

No es lo mismo el esperma que el semen. Los espermatozoides, o esperma, son las células reproductivas que parecen renacuajos. El fluido seminal es el líquido en el que nadan. La combinación de ambos es el semen.

5. El líquido pre-eyaculatorio ¿tiene esperma?

La sustancia que sale por el pene previo a la eyaculación no contiene esperma. El líquido pre-eyaculatorio sirve para lubricar el semen que saldrá con la expulsión. Aun así, si habías eyaculado, el líquido pre-eyaculatorio podría contener algo de esperma.

6. Cantidad de eyaculación y fertilidad

Eyacular gran cantidad no equivale a que el semen sea más potente. No hay relación entre la fertilidad y el volumen de una eyaculación.

7. ¿El semen es bueno para la piel?

El semen contiene un antioxidante llamado espermina que podría llegar a contribuir a disminuir las arrugas, suavizar la piel e incluso a aliviar el acné.

Te recomendamos leer: Cuatro razones por las que no lubrico bien

8. ¿Afecta la dieta al semen?

Mitos y verdades sobre el semen.

El estrés y la alimentación pueden afectar la cantidad y viscosidad de la eyaculación. El pescado, el pollo, las frutas y los lácteos bajos en grasa incrementan la calidad del semen. No así, las carnes rojas, la cafeína y el alcohol. Se cree que la dieta interviene también en el sabor. Conoce algunas de sus propiedades nutritivas:

  • Multivitamínico. Cada eyaculación contiene más de 200 vitaminas. Entre estas, se encuentran la vitamina B12, el potasio y el zinc.
  • Antidepresivo. Disminuye los síntomas de la depresión. No solo por el acto sexual en sí, sino por los componentes del fluido.
  • Conciliador del sueño. Uno de sus ingredientes es la melatonina, una hormona que relaja el cuerpo y ayuda a dormir profundamente.
  • Proteico. Posee albúmina, la misma proteína que existe en la clara de huevo.

Afortunadamente, los tiempos modernos han eliminado muchos tabúes respecto a la sexualidad en general. Ya no es un escándalo hablar, por ejemplo, de la vagina o el pene. Ahora dispones de información calificada puede ayudarte a combatir los miedos y a disfrutar plenamente de la intimidad junto a tu pareja.