5 razones por las qué deberías tomar aloe vera cuando sufres gastritis

Valeria Sabater·
17 Junio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
29 Enero, 2019
En vista del efecto positivo que tuvo en roedores, se cree que el aloe vera puede ser beneficioso para los humanos que sufren de gastritis.

En vista de que se considera que el aloe vera es una planta medicinal capaz de apoyar la salud de diversas maneras, han habido personas que han decidido tomar un poco de aloe en su dieta, a modo de tratamiento coadyuvante para diversos trastornos, como la gastritis por ejemplo.

¿Es recomendable tomar aloe vera dentro de la dieta?, ¿qué beneficios podría brindar concretamente?, ¿realmente contribuye con la recuperación en caso de gastritis y otras enfermedades? Veámoslo a continuación con mayor detalle.

La gastritis

Se habla de gastritis cuando el revestimiento del estómago se inflama y aparece el dolor, el malestar, la inapetencia, entre otras molestias. A pesar de que generalmente no es una enfermedad grave, hay casos en que la gastritis puede volverse crónica.

Por otra parte, hay mucha gente que sufre lo que se conoce como “gastritis nerviosa o emotiva”, ahí donde el estrés y la ansiedad afectan directamente al estómago.

Es posible que, en algunos casos, el consumo de aloe vera –en cantidades controladas– pueda ser beneficioso en caso de gastritis. Ahora bien, para evitar reacciones adversas, hay que seguir siempre las indicaciones del médico tratante.

Descubre: ¿Qué es la gastritis nerviosa?

¿Se debe tomar aloe vera en caso de gastritis?

Jugo de aloe vera para la esofagitis
Por su composición nutricional, el jugo de aloe vera puede contribuir a calmar molestias digestivas. Además, ayuda a reducir la inflamación del esófago.

Según creencias, el aloe vera puede ser una de las plantas más adecuadas para tratar ciertos problemas digestivos. Esto vendría a ser por las propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y cicatrizantes que se le atribuyen.

Desde hace ya unos años se viene investigando los beneficios de beber aloe vera como complemento a una dieta equilibrada. En el año 1985 ya se evaluaba el efecto del consumo de su jugo.

En vista de que algunos estudios realizados en roedores han tenido resultados positivos, se cree que tomar aloe vera, dentro de un estilo de vida saludable, puede ayudar a mejorar la digestión, aliviar la gastritis y síndrome del colon irritable.

Una vez, señalamos que se habla del aloe vera como “suplemento medicinal”. Es decir, nunca podrá actuar como un medicamento, ni será capaz de curar una enfermedad por sí solo. Lo que hace es aliviar los síntomas y acelerar los mecanismos para encontrar mejoría.

1. Aliviaría las mucosas digestivas inflamadas

El género Aloe pertenece a la familia de las asfodeláceas o liliáceas y una de sus mejores propiedades terapéuticas es la actuar ante tejidos inflamados.

  • El aloe vera reduce la inflamación. Lo consigue al bloquear la síntesis de las prostaglandinas. Estos elementos cursan con la sensación de dolor y con las inflamaciones o infecciones.
  • La actividad antiinflamatoria del gel de aloe vera ayuda a cicatrizar tejidos y, a su vez, estimula el sistema inmunitario. Gracias a esta actividad y a sus enzimas logra actuar ante esas mucosas del estómago inflamadas a causa de la gastritis.

2. Actuaría como un antibacteriano

La gastritis, en muchos casos, está ocasionada por un tipo muy determinado de bacteria: la Helicobacter pylori. Al tomar aloe vera estimulamos al sistema inmunitario para hacer frente a cualquier microorganismo. Se activan los monocitos y macrófagos para tratar muchos tipos de virus o bacterias.

Si bien es cierto que la Helicobatcer pylori es tremendamente resistente, el aloe puede reducir su actividad y bloquear su crecimiento.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que las infecciones causadas por este microorganismo deben ser atendidas por un profesional. Si bien el aloe puede contribuir en su tratamiento, es necesario seguir las recomendaciones médicas.

3. Sería un buen analgésico

La inflamación de la mucosa gástrica ocasiona dolor. Además, es común que durante la gastritis suframos calambres estomacales y esa sensación de vacío tan incómoda.

El gel de aloe vera regenera la mucosa estomacal e intestinal gracias a sus fibras de colágeno. Esto es importante si sufrimos, por ejemplo, gastritis erosiva.

Asimismo, gracias a la angiogénesis favorecida por la alantoína, y a su efecto antiinflamatorio y antimicrobiano, vamos encontrando alivio y descanso. Vale la pena tenerlo en cuenta.

4. Nutriría durante la inapetencia de la enfermedad

Durante la gastritis es habitual sentir inapetencia. La inflamación, sumada a las alteraciones digestivas y las diarreas, provoca ese malestar general en el que apenas se siente hambre.

El aloe vera tiene vitaminas B1, B2, B3, B6, C, E, colina, ácido fólico y minerales como el calcio, el cromo, el el cobre, el hierro, el potasio, el magnesio, el sodio o el silicio. Por lo que contribuiría con la nutrición del organismo.

5. Ayuda a combatir las molestias intestinales

Durante una crisis de gastritis, es normal padecer aerofagia o molestias intestinales. Si bien esto puede variar en cada paciente, en general implica una incómoda sensación de hinchazón y gases. Por suerte, por sus propiedades antiinflamatorias y digestivas, el aloe vera sería un buen aliado para paliarlo.

Jugo de aloe vera.

Según la ciencia, ¿sería beneficioso tomar aloe vera en caso de gastritis?

En un estudio realizado en roedores, publicado en el 2007, se llegó a la conclusión de que, en las condiciones experimentales, el aloe vera (sábila) presentó un importante efecto protector y terapéutico similar al sucralfato. Por ende, se considera que tomar aloe vera puede ser beneficioso para la salud humana y, en concreto, en caso de gastritis.

Si bien gran parte de su composición es agua, el aloe vera también contiene aminoácidos, enzimas, vitaminas y minerales que pueden contribuir con la salud del organismo.

Por todo ello, han habido personas que se han animado a incluir un poco de aloe vera en su dieta, con el objetivo de mejorarse de trastornos gastrointestinales como la gastritis. Sin embargo, es necesario aclarar algunos aspectos en torno a este tema.

Aunque el aloe vera tenga cierto potencial beneficioso en algunos casos, debe utilizarse en dosis muy precisas y siempre bajo supervisión médica, ya que de lo contrario, el aloe podría causar irritación y agravar el estado del paciente.

Por otra parte, hay que tener claro que el aloe sería –en todo caso– un complemento para la dieta, no un sustituto para el tratamiento pautado por el médico.

Si tienes gastritis, lo mejor es que te mantengas bien hidratado en todo momento, guardes reposo y ante cualquier duda o complicación, consultes con tu médico.

  • Bland, J. (1985). Effect of orally consumed Aloe vera juice on gastrointestinal function in normal humans. Preventive Medicine.
  • Cellini, L., Di Bartolomeo, S., Di Campli, E., Genovese, S., Locatelli, M., & Di Giulio, M. (2014). In vitro activity of aloe vera inner gel against helicobacter pylori strains. Letters in Applied Microbiology. https://doi.org/10.1111/lam.12241
  • Panahi, Y., Khedmat, H., Valizadegan, G., Mohtashami, R., & Sahebkar, A. (2015). Efficacy and safety of Aloe vera syrup for the treatment of gastroesophageal reflux disease: a pilot randomized positive-controlled trial. Journal of Traditional Chinese Medicine. https://doi.org/10.1016/S0254-6272(15)30151-5
  • Khedmat, H., Karbasi, A., Amini, M., Aghaei, A., & Taheri, S. (2013). Aloe vera in treatment of refractory irritable bowel syndrome: Trial on Iranian patients. Journal of Research in Medical Sciences.
  • Sampath Kumar, K. P., & Bhowmik, D. (2010). Aloe vera : A Potential Herb and its Medicinal Importance. J. Chem. Pharm. Res. J. Chem. Pharm. Res.