¡Tomar helado también puede ser saludable!

21 junio, 2013
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Para asegurarnos de que los helados que tomamos son totalmente sanos y no tienen exceso de conservantes e ingredientes artificiales podemos prepararlos en casa. Los de leche, además, nos aportan un extra de calcio

¿A quién no le gusta tomar helado de vez en cuando? Es el postre favorito de muchas personas. Sin embargo, hay gente que no lo hace por temor a que sea perjudicial para la salud por razones como engordar o coger un resfriado.

En este artículo te desmontamos algunos mitos de este sabroso manjar así como algunos beneficios que podría aportar a nuestra salud. ¡Sí sí, como lees! Quizás después de leer este artículo no te falten algunas razones para tomarlo. ¡Sigue leyendo y te sorprenderá!

Algunos mitos sobre tomar helado

Diferentes sabores de helado

Para empezar hablemos de la composición del helado. Por norma general, el helado suele contener azúcar, leche, crema, estabilizantes, emulsionantes, y distintos extractos de sabor.

Por ello, muchas personas prefieren no consumir helado por su creencia a engordar. Esto viene por la cantidad de grasas saturadas que contiene. Sin embargo, puede verse que las calorías que aporta un helado pueden llegar a ser el 10% del total requeridas diariamente. Es decir, que consumir el helado de forma moderada no tendría por qué ser símbolo de obesidad.

Sigue leyendo: ¿Cómo contrarrestar la obesidad?

De hecho, esto se mantiene aún más si el helado en lugar de provenir de procesos industrializados es casero o artesanal. Obviamente contando siempre con llevar un consumo moderado.

¿Y cuáles son los beneficios de tomar helado?

Variedad de helados

Por tanto ya sabemos que no aporta tanta cantidad de calorías. Pero, aparte de eso, el helado posee algunos nutrientes como los que te contamos aquí.

El helado es rico en calcio

Uno de los principales ingredientes del helado es la leche, y por ello el helado es rico en calcio. Asimismo, no hace falta decir la importancia del calcio en nuestros huesos. Esto lleva también a la cuestión de no tomar helado por potenciar las caries.

Sin embargo ¿las provoca realmente? Es cierto que el helado contiene azúcar, pero también es verdad que al contener calcio, podría ayudar a fortalecer los dientes. Pero siempre, con un consumo moderado.

Ahora bien, una opción para no tener las consecuencias del azúcar sobre los dientes y huesos es optar por los helados reducidos en esta sustancia. Incluso, muchos fabricantes los están haciendo con otros tipos de endulzantes. 

Es una fuente de vitaminas y minerales

Por otro lado, el nutricionista David Grotto nos cuenta que el helado es una rica fuente de vitaminas. En concreto, contiene la vitamina B6, esencial para la regulación de los procesos químicos del cuerpo. Además contiene minerales como el fósforo y el calcio. 

Sigue leyendo:Las mejores fuentes alternativas de calcio

Puede ayudarnos a estar mejor anímicamente

Mujer comiendo un cono de helado

Además, por si fuera poco, tomar helado también podría ayudarnos a sentirnos mejor. Esto se debe no sólo por el placer de degustar algo tan delicioso sino también, tal y como nos cuenta Grotto, porque contiene un aminoácido llamado triptófano, conocido por aumentar los niveles de serotonina, conocida también como hormona de la felicidad. 

Esta misma hormona se relaciona con una mejor calidad de sueño y la disminución de estados de ansiedad. En cualquier caso, como ya lo mencionamos, sus beneficios se obtienen siempre y cuando se tome de manera moderada y ocasional. 

Recuerda…

Tomarnos un helado de vez en cuando no nos hará nada malo y por el contrario nos aportará algunos beneficios para nuestra salud. Energía, calcio, vitaminas, y nos mejora el estado de ánimo, además de lo sabroso que es, ¿qué más le podemos pedir? Eso sí, no olvides que el consumo debe ser moderado y que su ingesta no completa el aporte de vitaminas, minerales y nutrientes necesarios diariamente para el buen funcionamiento del cuerpo.

Fotografía cortesía de: Hilary Perkins

  • David Grotto. Lo mejor que puedes comer (Colección Vital): De la A a la Z, la guía nutricional definitiva para llenarte de energía, de salud. Penguin Random House Grupo Editorial México, 2014.
  • Alfredo Entrala Bueno. Vitaminas: aspectos prácticos en medicina. Ediciones Díaz de Santos, 1995.
  • James A. Duke. La nueva farmacia natural: Alimentos curativos para prevenir y tratar más de 75 males comunes. Rodale, 2010.