Tómate un momento y solo respira - Mejor con Salud

Tómate un momento y solo respira

Respira y vive el momento presente. El pasado no se puede cambiar y el futuro aún no existe. Conecta con tu interior y concéntrate en disfrutar del ahora
respira

Sabemos que a veces la vida se pone difícil. Las relaciones se rompen, el dinero no sobra y los problemas se suceden uno tras otro sin descanso.

Pero, cuando estés sumergido en todo esto pregúntate, ¿cuándo ha sido la última vez que fuiste consciente de tu respiración?

Ese instante en el que te centraste en el aquí y el ahora, en el que tu mente pudo despejarse y verlo todo con mucha más claridad.

Lee: Aprender a respirar correctamente

En ocasiones, vivimos tan deprisa que no nos damos la oportunidad de pararnos y observar lo que a nuestro alrededor sucede.

Esto es muy importante, porque a veces las circunstancias parecen mucho peores de lo que en realidad son y, en ocasiones, tenemos la solución a un paso, pero nada cambia porque no la vemos.

Esto se solucionaría deteniéndonos y, tan solo, observando.

Emociones y respiración

mujer-caminando-por-el-campo

Cuando te des un segundo, respira y te darás cuenta de que todas las emociones que te estaban haciendo sentir triste, desolado o enfadado se diluyen.

A veces nos dejamos llevar por lo que sentimos en el momento. Esto nos hace actuar sin pensar, sin percibir realmente lo que en verdad está sucediendo.

Por ejemplo, durante una discusión puede que te alteres y sientas cierta rabia que irá en aumento sin darte cuenta de por qué está pasando esto.

Tus emociones han entrado en juego y, por eso, estás empezando a perder el control. Por eso, respira. Este instante te servirá para evitar decir palabras de las que luego te arrepentirás y dañar a la otra persona.

Descubre: 5 claves fáciles para la gestión emocional del día a día

confusión

También, cuando te encuentres en una situación en la que se te hace un nudo en el estómago, respirar te ayudará a tomar el control y a sentirte más seguro de ti mismo.

Hay una fuerte e intensa conexión entre las emociones y la respiración, así que, cuando sientas que estas te desbordan, respira.

Respira conscientemente

hombre-bajo-árbol

Esta manera de relajarse y de volver a tomar el timón no solo ayuda en momentos en los que nos encontramos al límite, sino que esto puede ser un ejercicio muy útil.

Técnicas como el mindfulness o la meditación ayudan a respirar de forma consciente. ¿Qué quiere esto decir? Que aprendemos a ser conscientes del presente, a observar nuestros pensamientos y a elegirlos sabiamente.

A veces acumulamos en nuestra mente ideas que no nos ayudan a sentirnos bien. Preocupaciones, pensamientos rumiantes y otros muchos que evitan que nos centremos en el ahora.

Ten en cuenta: Ejercicios de respiración para relajarse

Todo esto favorece el que dejemos de disfrutar de lo que tenemos, y nos dejemos llevar por aquellas cosas que no podemos cambiar o aquellas otras que aún no hemos llegado a tener.

Por eso, con la respiración nos conectaremos de nuevo con nosotros mismos, fluiremos y la armonía volverá a empaparnos.

El momento es ahora

Tal vez te resulte difícil pararte a respirar. Muchas personas se muestran intranquilas en este instante, pero esto es porque no saben relajarse y no controlan su propia energía. Sin embargo, respirar es muy beneficioso.

No hay que adquirir posturas raras, tampoco es necesario ponerse meditar.

Tan solo basta con darse un minuto para recuperarse y calmar las emociones que se encuentran revueltas en nuestro interior.

Quizás te des cuenta de que la inquietud que sientes proviene de que te da miedo fijar toda tu atención en el presente, algo a lo que no estamos acostumbrados.

Mindfulness

mindfulness

El mindfulness te permitirá, con tan solo media hora al día, sentirte en equilibrio y ser más consciente de lo que sientes.

De esta manera, te resultará sencillo lidiar con tus emociones cuando te encuentres en medio de un conflicto.

Para empezar, puedes comenzar dedicándole a esta práctica pocos minutos, para después ir incrementándolos.

Esta práctica te ayudará a conectar contigo y a centrarte más en el momento presente. Dejarás de lado preocupaciones y te ayudará a calmarte en aquellos instantes en que más lo necesitas.

Antes de irte no te pierdas: Sea como sea tu momento presente, acéptalo como si lo hubieses elegido

No subestimes la respiración. No creas que vas a perder el tiempo por darte unos minutos para ti. Respira, observa, calma y verás como todo toma un nuevo cariz.