Tónico facial casero para pieles grasas y con granitos

Elena Martínez 10 marzo, 2016
En la mayoría de los casos las pieles grasas se irán regulando con el uso del tónico. Podemos eliminar entonces el limón y reducir la cantidad de agua de mar

En este artículo te explicamos cómo puedes elaborar un tónico facial casero ligero y refrescante que te ayudará a regular el sebo de la piel y a prevenir, tratar y cicatrizar granitos, acné e impurezas en general.

Este tipo de pieles requieren una rutina de higiene facial específica y perseverante para ir equilibrando y limpiando la piel de manera saludable y gradual.

¿Cómo cuidar la piel?

Cómo cuidar la piel

Las pieles grasas y con granitos o acné deben seguir, cada mañana, los siguientes pasos:

  • Lavar la cara y limpiarla con una loción natural.
  • Hidratar la piel con una loción ligera elaborada con productos ligeros y reguladores, como el limón, el aloe vera, la lavanda, el aceite de jojoba, etc.

Por la noche también deberemos ser rigurosos con la limpieza del rostro:

  • Desmaquillarnos con un producto natural. Podemos usar aceite de coco o de jojoba mezclados con agua, y aplicarlo con la ayuda de un algodón.
  • Aplicarnos el tónico facial casero.
  • Hidratarnos con un sérum que puede ser más nutritivo que la loción que usamos durante el día.

Una vez a la semana nos haremos una exfoliación suave y nos aplicaremos una mascarilla purificante y reguladora.

Ver también: Cómo quitar el acné del cuello y la espalda

¿Qué lleva el tónico facial casero?

Qué lleva el tónico facial casero

El problema de los tónicos convencionales para pieles grasas y con granitos es que son demasiado fuertes para la piel. Aunque al principio nos dan buenos resultados, a la larga alteran la producción natural de sebo y podemos pasar a tener la piel mixta o incluso seca.

Este tónico facial casero contiene ingredientes naturales y respetuosos con nuestra piel, y además está libre de alcohol y conservantes sintéticos:

Agua de mar

Excelente base para nuestro tónico, ya que el agua marina elimina el exceso de grasa gracias a la sal, a la vez que nos aporta una gran cantidad de minerales que nutren nuestra piel.

Además, nos ayuda a eliminar las toxinas que producen granitos.

Jugo de limón fresco

El limón es una fruta limpiadora, depurativa y purificante que elimina el exceso de grasa, desinfecta y previene manchas y cicatrices.

Vinagre de manzana

En la antigüedad ya se usaba el vinagre como tratamiento de salud y belleza. Aplicado sobre la piel, diluido con agua, nos ayuda a regular el pH, a tonificar el cutis y a combatir los radicales libres gracias a sus propiedades antioxidantes.

Al ser rico en ácido málico y ácido láctico, el vinagre de manzana previene y elimina las impurezas del rostro.

Aceite esencial de árbol de té

El aceite esencial más conocido para aplicar sobre la piel, gracias a sus increíbles propiedades antibióticas y antimicrobianas.

Aceite esencial de lavanda

La lavanda es conocida por sus propiedades relajantes, por lo cual nos va a ayudar a calmar la piel.

Además, este aceite tiene la virtud de equilibrar la producción de grasa de la piel, con lo cual podemos combatir el exceso sin resecar otras partes de nuestro cutis como las mejillas.

¿Cómo lo elaboramos?

Cómo lo elaboramos

Ingredientes

  • 1 vaso de agua de mar (200 ml). Podemos comprarla en herbolarios y dietéticas o bien cogerla directamente del mar, en una zona limpia, y a primera hora de la mañana.
  • El jugo fresco de medio limón
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana sin pasteurizar (20 ml)
  • 10 gotas de aceite esencial de árbol de té
  • 15 gotas de aceite esencial de lavanda

Te recomendamos leer: 7 interesantes usos que le puedes dar al limón en tu rutina de belleza

Aplicación

  • Deberemos mezclar en un bote de espray las cantidades mencionadas y agitar bien cada vez que vayamos a usarlo, para mezclar bien los aceites con los líquidos.
  • No serán necesarias más de dos o tres pulverizaciones. Nuestro rostro deberá quedar humedecido, pero sin gotear.
  • Dejaremos que se seque antes de aplicarnos cualquier otra loción.
  • Podemos guardar este tónico facial casero durante un mes en la nevera. Aunque no contiene conservantes sintéticos, la sal marina, el limón y el vinagre son conservantes naturales y sin efectos secundarios.

Es normal que nuestra piel se vaya regulando a medida que lo usamos, y que no la tengamos tan grasa sino más bien mixta o normal.

En tal caso podemos seguir preparando este tónico, pero eliminaremos el jugo de limón de la receta y pondremos ½ vaso de agua de mar (100 ml) y ½ vaso de agua natural (100 ml).

Este tónico facial casero no se recomienda a personas con la piel seca, aunque tengan granitos, ya que podría resecársela más.

Te puede gustar