Tonsilolitos, causas síntomas y tratamientos naturales

30 junio, 2018
Los tonsilolitos son cálculos que se forman en las criptas de las amígdalas palatinas, formados por sales cálcicas o en combinación con otras sales minerales, y suelen medir menos de 1 cm.

Los tonsilolitos o cálculos amigdalinos son formaciones similares a “piedras” que se alojan en las amígdalas, las glándulas que se ubican en la zona posterior de la garganta.

Los tonsilolitos pueden llegar a ser visibles e incluso pueden tener un tamaño extremadamente anormal. Estas piedras se forman debido a la acumulación de comida en esta zona de la garganta. Con el paso del tiempo comienzan a proliferar bacterias, células muertas y otros compuestos como consecuencia del proceso de digestión, además de mucus. De esta manera, se forman los tonsilolitos.

Si bien los cálculos amigdalinos no son malignos, constituyen la principal causa de mal aliento o halitosis a tal punto que el paciente puede verse afectado en su vida social. Si los cálculos son grandes pueden causar odinofagia y disfagia.

En este artículo hablaremos sobre los tonsilolitos, causas, síntomas, como tratarlos de manera natural y desde casa. También mencionaremos algunos consejos que nos serán de mucha ayuda.

Tonsilolitos: causas de su aparición

Las piedras en las amígdalas no son muy comunes. Entre las razones principales que causan su aparición encontramos:

  • Pobres hábitos de salud oral e higiene dental: Es importante cepillarse bien y no olvidar limpiar la lengua después de cada comida.
  • Los residuos de la acción de las enzimas en los alimentos retenidos pueden provocar capas de bacterias alrededor de las partículas de alimentos. Estos posteriormente quedan atrapados en las criptas de las amígdalas palatinas.
  • Las bacterias orales.
  • La hiperfunción de las glándulas salivales.
  • La secreción de mucosidades.
  • Leucocitos muertos.
  • Fumar sin filtro.

Lee también: Conoce estas 12 cosas que te ayudarán a evitar el mal aliento

Síntomas

Una persona que padece de piedras en las amígdalas puede que experimente alguno o varios de los siguientes síntomas:

  • Mal aliento o halitosis, es un primer indicador de los tonsilolitos.
  • Dificultad al tragar: Es un síntoma que se experimenta a menudo si el paciente está sufriendo de la formación de piedras en las amígdalas.
  • Grumos sólidos de material blanco que se forman en la parte posterior de la garganta.
  • Sensación de que algo está atorado en la garganta.
  • En algunos casos se experimenta dolor del oído.
  • El dolor de la garganta y molestias, sobre todo en la zona donde las anginas se infectan, es otro síntoma común.
  • Inflamación de las amígdalas causada por una infección debida a las piedras en las amígdalas.

Tratamiento

El tratamiento dependerá del tamaño de los tonsilolitos y del grado de molestias que le causan a la persona que los padece. Si las piedras en las amígdalas son asintomáticas, es posible que no se necesite ningún tratamiento especial.

Prevención

Para aquellas personas que sufren de amigdalitis con frecuencia, recomendamos algunas medidas preventivas, como:

  • Evitar comer alimentos que puedan provocar dolor de garganta. Estos suelen ser alimentos ácidos, fríos, grasos o fritos.
  • Además, se deben tratar las infecciones de la garganta o de la nariz lo antes posible, para evitar que se infecten las anginas.
  • El buen cepillado de la boca y de la superficie de la lengua también puede reducir las posibilidades de una infección por bacterias.

Beber abundante agua natural

Ingerir agua nos ayuda a mantener el cuerpo hidratado y no permite la supervivencia de bacterias en nuestra boca. También previene la acumulación de residuos de comidas en las amígdalas.

¿Qué debes hacer?

  • Ingerir diariamente 8 vasos diarios de agua natural.

Agua salada para tratar los tonsilolitos

Si padecemos de dolor de garganta producto de los tonsilolitos, las gárgaras de agua salada se convierten en una buena opción para desaparecer el dolor. Este remedio casero ayuda a que expulsemos la mucosidad y el resto de alimentos que haya allí alojados, además eliminan los malos olores.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de sal (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Agregaremos la cucharadita de sal en la taza de agua y mezclaremos bien.
  • Haremos gárgaras durante 10 minutos, sin tragar el líquido.
  • Es importante repetir este ejercicio 3 veces al día, después de cada comida.

Ver también: Cómo combatir la halitosis estomacal con 5 remedios de origen natural

Zumo de limón

Ingerir habitualmente zumo de limón nos ayuda en la eliminación de los tonsilolitos. El limón es rico en vitamina C, y su acidez esencial  ayuda a que se disuelvan las piedras que producen malos olores en nuestra boca.

Ingredientes

  • El zumo de 2 limones

¿Qué debes hacer?

  • Hacer gárgaras 3 veces al día, cuando presentemos un cuadro de carraspera o de dolor en las amígdalas.
  • También es recomendable hacer este ejercicio cuando observemos estas piedras de color blanco en las amígdalas para acabar con ellas y sus malos olores.
Te puede gustar