Torniquete: cómo se hace y qué efecto tiene

Raquel Lemos Rodríguez·
31 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biotecnólogo Alejandro Duarte al
22 Noviembre, 2018
Realizar un torniquete es una de las técnicas más arriesgadas de primeros auxilios. Si no se realiza correctamente, la persona podría desangrarse. Te contamos cómo hacerlo de la manera correcta.

Cuando alguien sufre un accidente grave, se pueden presentar hemorragias y, en el caso de que no se tome ninguna medida para detenerla, la persona afectada podría estar en peligro de desangrarse. Por eso, es importante saber cómo hacer un torniquete y detener de manera oportuna el flujo de sangre.

A menos que se haya tomado un curso de primeros auxilios, es poco común que alguien sepa cómo realizarlo de forma adecuada. A continuación, descubrirás cómo llevar a cabo este procedimiento paso a paso y lo que ocurre cuando se realiza.

¿Cómo se hace un torniquete?

Si estás a punto de realizar un torniquete, es muy normal que te sientas angustiado por la gravedad de la situación y de la herida. Sin embargo, mantener la calma es muy importante para hacerlo de manera correcta y garantizar el éxito del procedimiento. Para llevarlo a cabo, debes seguir los pasos que describimos enseguida.

Quizá te interese: ¿Qué hacer ante heridas abiertas o hemorragias externas?

1. Reunir el material

Herramienta torniquete

Hay torniquetes ya hechos, pero no en todas las situaciones se dispone de uno. Por lo tanto, es necesario improvisar con lo que se tiene a la mano. El material que se puede usar para esta práctica es vendas, ropa, pañuelos, gasas o cualquier otro tipo de prenda que sea suave, resistente y flexible, para poder manejarla con facilidad.

También, es importante contar con una varilla, un palo o cualquier objeto que tenga esta forma y sea resistente para aguantar la fuerza que se va a ejercer sobre él. Este, aunque no lo parezca, es una pieza clave que se usará como herramienta de torsión.

2. Ubicar el punto correcto para colocarlo

Una vez se haya reunido el material necesario, es fundamental encontrar la fuente del sangrado. Aunque muchas lesiones graves se pueden reconocer a simple vista, puede haber otras que no son tan evidentes, sobre todo, si hay objetos que obstruyan la vista o haya falta de luz.

Una vez hecho esto, como lo menciona una publicación de Journal of Emergency Medical Services, el torniquete se debe colocar varios centímetros por encima de la herida, sin ubicarlo sobre la articulación y mucho menos en el punto donde se origina el flujo de sangre.

3. Hacer uso del palo o la varilla

Torniquete en el brazo

Como mencionamos anteriormente, este es uno de los accesorios más importantes para hacer el torniquete de forma correcta. Recuerda que puedes utilizar cualquier objeto que resulte lo suficientemente fuerte para sostener la venda, incluidos bolígrafos, lápices o cucharas. Lo importante es que este material no se rompa.

Esta herramienta permite hacer la torsión suficiente en el vendaje para apretarlo lo máximo posible. Sin esta presión, la sangre va a seguir circulando y la persona puede correr el riesgo de desangrarse.

Lee también: Errores que cometemos al intentar dar primeros auxilios

Errores comunes al aplicar un torniquete

Torniquete

Es necesario seguir los pasos anteriormente descritos y realizarlos de la mejor manera posible. Pues, en muchas ocasiones, sucede que los torniquetes son mal aplicados y las consecuencias serían terribles. Así, una mala práctica puede derivar en una hemorragia mucho peor. Los errores más comunes son los siguientes:

  • Esperar mucho tiempo para aplicarlo. Esto haría que la persona pierda mucha sangre y entre en shock.
  • No dejarlo bien apretado. Uno de las factores más importantes para el éxito del torniquete es la tensión de la venda. Si el torniquete está mal hecho, la hemorragia no se detendrá.
  • No aplicar un segundo torniquete. La mayoría de las veces, un torniquete es suficiente. Sin embargo, si la persona tiene extremidades largas, es mejor reforzarlo con otra venda.
  • Dejarlo por mucho tiempo. El torniquete no se debe dejar por más de dos horas para evitar daños mayores en los músculos y los nervios.

Por otro lado, tras la realización de este procedimiento de emergencia hay que llevar a la persona al hospital de inmediato o esperar que los servicios de emergencia acudan al lugar. Una vez ahí, ellos se encargarán de retirar el torniquete o llevar a cabo las medidas oportunas.

También, puede ser una buena idea pedir consejo o consultar cualquier duda cuando se llame a los servicios de emergencia. De esta manera, se puede recibir una guia sobre si el proceso se está haciendo bien o si hace falta alguna indicación importante.

¿Alguna vez te has encontrado en la tesitura de tener que realizar un torniquete? ¿Te has sentido perdido al tener que brindarle primeros auxilios a alguien? Esperamos que estos consejos te puedan servir si algún día los necesitas. No está de más saber qué hacer ante una situación de emergencia.

  • Welling, D. R., Burris, D. G., Hutton, J. E., Minken, S. L., & Rich, N. M. (2006). A Balanced Approach to Tourniquet Use: Lessons Learned and Relearned. Journal of the American College of Surgeons. https://doi.org/10.1016/j.jamcollsurg.2006.02.034
  • Wakai, A., Winter, D. C., Street, J. T., & Redmond, P. H. (2001). Pneumatic tourniquets in extremity surgery. The Journal of the American Academy of Orthopaedic Surgeons. https://doi.org/10.5435/00124635-200109000-00008
  • Fitzgibbons, P. G., Di Giovanni, C., Hares, S., & Akelman, E. (2012). Safe tourniquet use: A review of the evidence. Journal of the American Academy of Orthopaedic Surgeons. https://doi.org/10.5435/JAAOS-20-05-310
  • Lee C, Porter KM, Hodgetts TJ. Tourniquet use in the civilian prehospital settingEmerg Med J. 2007;24(8):584-7. doi:10.1136/emj.2007.046359
  • Journal of Emergency Medical Services. The Facts & Details About Different Types of Tourniquets. (2013). Recuperado el 30 de agosto de 2020. https://www.jems.com/2013/11/20/facts-details-about-different-types-tour/