Torta de ricota

Belén Gisbert · 8 enero, 2019
Aunque te contamos cómo elaborar la ricota para la torta, si quieres ahorrar tiempo puedes comprarla ya hecha, aunque siempre será más sana si la preparamos en casa.

La torta de ricota es un postre tradicional argentino increíblemente fácil, suave, ligero y riquísimo.

Hay muchos países en los que llaman a los postres torta en vez de tarta o pastel como se suele decir en España. Esta receta, la torta de ricota, es una tarta en dos capas de coca, con un esponjoso queso ricota muy sencillo de hacer en medio, por lo que el resultado es una mezcla de sabores increíble.

El queso ricota es tradicional de Italia y puedes adquirirlo en el supermercado ya elaborado, o bien puedes prepararlo casero, ya que es muy sencillo de hacer y el resultado final del postre te quedará mucho mejor.

Por lo tanto, vamos a mostrarte primero cómo hacer la ricota (también llamada requesón en algunos sitios):

Ricota

Ingredientes

  • 3 litros de leche semidesnatada.
  • 3 limones (medianos y que estén ligeramente blandos, ya que, al estar un poco más maduros, tendrán más jugo).
  • Por cada litro de leche, hay que poner un limón, por lo tanto puedes hacer más o menos cantidad siguiendo esta proporción.

Preparación

Requesón o ricota casera.

  • Vierte la leche en una olla y pon a calentar a fuego medio. Remueve con una cuchara de madera.
  • Cuando empiece a burbujear, vierte el zumo de los limones. Debes remover constantemente hasta que se forme un cuajo debajo y un suero arriba. Esto tarda aproximadamente unos 10 minutos al fuego.
  • A continuación, cuela todo sobre un bol. Cuando el colador se llene de cuajo, aplasta con una cuchara para eliminar el exceso de suero.
  • Desecha el suero.
  • El cuajo resultante será la ricota final.

No te pierdas: Cheesecake sin azúcar, una receta muy saludable

Una vez hecha nuestra ricota, en esta ocasión, elaboraremos la torta de ricota: 

Torta de ricota

Ingredientes

  • Ralladura de un limón.
  • 100 g de manteca o mantequilla, ablandada a temperatura ambiente.
  • 2 tazas de harina (220 g).
  • 1 huevo y medio (2 yemas y 1 clara).
  • Media taza de azúcar (100 g).
  • 1 pizca de sal.
  • 1 cucharada de esencia de vainilla (13 g).
  • 2 cucharadas de levadura en polvo (24 g).
  • Mantequilla para engrasar la tartera o molde de tartas.

Ingredientes para el relleno

  • La ricota preparada en la receta de arriba.
  • Ralladura de un limón.
  • Media taza de azúcar (100 g).
  • 1 huevo y medio (2 claras y 1 yema).
  • Azúcar glas para decorar.

Preparación

Empezamos a hacer la masa

  • En un bol grande, añadimos la mantequilla ablandada a temperatura ambiente (no caliente, porque la masa no serviría) junto con el azúcar. Mezclamos bien con la ayuda de un tenedor.
  • Agregamos el huevo y medio al conjunto anterior. Mezclamos bien.
  • Añadiremos la cucharada de esencia de vainilla. Continuamos mezclando.
  • A continuación, la ralladura de un limón mediano, sin dejar de mezclar.
  • Añadimos una pizca pequeña de sal. Continuamos mezclando.
  • Mezcla la harina con la levadura. Añádelas a la mezcla líquida, tamizando, poco a poco, con ayuda de un colador grande y removiendo con el tenedor constantemente.
  • Cuando con el tenedor no se pueda mezclar ya, amasa con las manos hasta formar una bola. Introduce en la nevera el recipiente con la bola de masa mientras elaboras el relleno de la torta de ricota.

Preparamos el relleno

  • Pon la ricota casera en un bol grande.
  • Añade la ralladura del limón, el huevo y medio y la media taza de azúcar. Mezcla todo bien.
  • Mete el relleno en la nevera mientras damos forma a la masa de la torta de ricota.

Manos a la obra: Riquísimos alfajores con dulce de leche

Montaje

Tarta de queso ricota o requesón.

  • Parte o divide con las manos la bola de masa en dos, una un poco más grande que la otra. La grande servirá de base en el molde de tartas, y la más pequeña como cubierta.
  • Coge la masa más grande. Dale forma con las manos, como si fueras a hacer una pizza.
  • Ponla sobre el molde de tartas, previamente engrasado con mantequilla, y aplasta bien. Primero el fondo y luego reparte hasta cubrir los lados. Procura que no quede gruesa en la base, ya que podría quedar cruda.
  • Una vez bien repartida la masa de base, añade encima la mezcla de la ricota. Esparce bien con la ayuda de una cuchara o espátula.
  • Coge ahora la masa pequeña. Enharina bastante el banco o mesa de trabajo. Con la ayuda de un rodillo, amasa y aplana  en forma redonda hasta llegar al tamaño de la tartera o molde de tarta.
  • Ahora llega un paso delicado: es importante que enharines bien la mesa, ya que ahora deberás enrollar la masa alrededor del rodillo, para que puedas cogerla y colocarla ligeramente sobre la tartera a modo de capa superior.
  • Si se te rompe por los lados, que es lo que suele ocurrir, no te preocupes. Esta parte, una vez horneada la torta de ricota, quedará en la parte inferior, ya que giraremos la torta como una tortilla.
  • Con la ayuda del rodillo, aplasta los lados de la tartera y elimina el exceso de masa de los lados.
  • Ahora, con la ayuda de tus dedos, pellizca la parte superior para que se unan las dos masas, la de la base y la que estás haciendo.
  • Por último, hornea la torta de ricota durante 25 minutos aproximadamente a 180 ºC, hasta que se dore.

Decoración

  • Deja enfriar una hora.
  • Pon un plato encima de la torta de ricota y dale la vuelta, como si de una tortilla se tratase.
  • Espolvorea azúcar glas por encima.

Finalmente, tu torta de ricota ya está lista.