¿Cómo hacer torta de zanahoria sin azúcar?

La torta de zanahoria es un postre muy hogareño que admite diversos ingredientes y especias. Su sencillez resulta muy conveniente incluso a la hora de decorar, puesto que queda muy bien con diversas coberturas.

La torta de zanahoria o carrot cake es uno de los postres caseros más preciados del recetario hogareño. En países como Venezuela, se disfruta a menudo; por lo que no resulta extraño encontrarlo en cualquier momento del año tanto en hogares como pastelerías y cualquier establecimiento de comida. Su característica principal viene a ser el color ligeramente anaranjado de la masa y, por supuesto, la cobertura que se le añada.

Aunque una torta de zanahoria puede servirse sin ningún tipo de decoración, lo cierto es que admite una gran variedad de capas finales. La más recurrente en la tradición venezolana es la cobertura de queso crema, puesto que le aporta al postre una mayor suavidad en su textura y, por supuesto, mayor humedad.

Torta de zanahoria sin azúcar

Sí se puede preparar una torta de zanahoria sin azúcar. ¿Cómo? Pues, en lugar de añadir este ingrediente, lo sustituimos por un poco de miel de abejas, cuyas propiedades naturales están muy lejos de robar el buen sabor al postre. El jarabe de agave y de arce también son alternativas viables para sustituir el azúcar blanco.

Ingredientes para la masa

  • 2 cucharadas de miel (50 g)
  • 4 huevos medianos
  • ½ cucharadita de sal (2,5 g)
  • 1 cucharadita de canela en polvo (5 g)
  • 1 ½ taza de zanahorias ralladas (200 g)
  • ½ cucharada de levadura (4,5 g)
  • 2 tazas de harina de trigo todo uso (240 g)
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)
  • Aceite de maíz o girasol (la cantidad necesaria)
  • Opcional: pistachos pelados, uvas pasas, frutos secos

No te lo pierdas: Miel para bajar de peso

Ingredientes para la cobertura

  • 2 cucharadas de miel (50 g)
  • 1 naranja (la ralladura y el zumo)
  • Nueces peladas (para decorar)
  • 1 ½ taza de queso crema (unos 340 g)

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 200 ºC.
  2. Lavamos, pelamos y rallamos las zanahorias.
  3. Cascamos los huevos y batimos hasta integrar por completo las yemas y las claras.
  4. Añadimos una pizca de sal a los huevos y reservamos.
  5. En un bol, colocamos la harina, el bicarbonato, media cucharadita de sal y la levadura. En el centro, dejamos un espacio para verter dos tazas de miel. A continuación, batimos todo para mezclar bien todos los ingredientes. Dejamos reposar la masa durante unos 10 minutos, aproximadamente.
  6. Engrasamos y enharinamos un recipiente refractario. Vertemos allí la mezcla.
  7. Llevamos al horno durante unos 60 minutos. Una vez concluido el tiempo indicado, pinchamos la torta con un palillo: si sale completamente seco, estará lista.
  8. Extraemos del horno y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente.
  9. Aparte, batimos el queso crema y, poco a poco, le añadimos la media taza de miel, la ralladura y el zumo de naranja. Una vez lista tendrá un aroma muy agradable.
  10. Cuando la torta de zanahoria esté tibia, procedemos a añadir la cobertura. Finalmente, decoramos con un puñado de nueces y servimos.

Otros tipos de masa

La torta de zanahoria se puede preparar de diversas maneras (y todas ellas sin azúcar). Por lo general, se suelen encontrar cuatro tipos de masa cuya diferencia más notoria es el color a la hora de hornear. Hay que tener en cuenta que las que tienen colores más oscuros suelen tener mayor cantidad de especias.

A continuación te comentamos qué contienen cada una de los cuatro tipo de masas:

  1. Oscura: nueces (peladas y trituradas), uvas pasas, ralladura de limón verde, canela (en cantidades generosas), nuez moscada, clavos de olor, jengibre, pimienta.
  2. Superoscura: azúcar mascabado, miel, aceite de girasol (en abundancia).
  3. Clara: harina, sal, bicarbonato.
  4. Morena: canela, nuez moscada, ralladura de naranja, nueces.

Cabe destacar que los cuatro tipos de masa pueden variar hasta mezclarse por completo todos los ingredientes mencionados. Todo dependerá de la tradición que sigamos en nuestro hogar y del aspecto que deseemos obtener para nuestra torta. Otra gran ventaja es que estas cuatro masas admiten la ralladura tanto de limón como de naranja, por lo que siempre podremos incluir este toque para darle un sabor y un aroma más intenso.

¿Lo sabías? Los beneficios y usos de la cáscara de limón

Por otra parte, según el tono de masa que deseemos conseguir, utilizaremos cierta cantidad de canela. Así pues, se entiende que mientras más cantidad de especia agreguemos, más aromática y coloreada será la torta de zanahoria. A su vez, mientras más frutos secos y especias añadamos, más intenso será el sabor.

Un aspecto importante que debemos tener en cuenta es que. si hemos decidido añadir generosamente especias y frutos secos, lo más recomendable es añadir una cobertura muy ligera y de sabor suave, ya que así no habrá una competencia de sabores y se podrá apreciar todo el conjunto. En el caso contrario, se recomienda añadir una cobertura de queso crema, como la que mencionamos en la receta.