Torta tres leches

Indira Ramírez Terán · 2 julio, 2015
Si quieres que tu torta de tres leches tenga un sabor más exótico puedes añadirle leche de coco a la hora de preparar el relleno

Seguramente ya has probado la exquisita torta tres leches y pensado “es un postre difícil de hacer”. Sin embargo, contrario a esa creencia, la tres leches es un postre de combinar sabores y texturas. Se trata de un gran bizcocho que se humedece con una crema de leches y decora con un suspiro ligero y dulce.

El secreto de este postre está en estas tres cosas: bizcocho de vainilla esponjoso, crema de tres leches donde no se escatime en ingredientes y un suspiro firme.

La torta tres leches es un postre latinoamericano, muy dulce y húmedo, que se ha popularizado y es común su venta en restaurantes, cafés y panaderías. Su origen es casero, por tanto, con frecuencia se regala como tarta de cumpleaños.

Un buen dulce tres leches se conocen porque es húmedo y la crema aporta sabor, así que cero “rendir” o “hacer más líquida” la crema de leches con agua. Adicionar agua a la mezcla daña por completo la tarta tres leches y quien la consuma se dará cuenta al primer bocado que es un postre de poca calidad.

A continuación, la receta tradicional del tres leches latinoamericano, pero recuerda que la creatividad siempre manda en la cocina y una tres leches con un toque de ron, gotas de chocolate en sus capas o dulce de leche (arequipe) es sinónimo de gloria.

Ingredientes para hacer la torta tres leches

pastel coco

Bizcocho:

  • Seis huevos
  • Dos tazas de azúcar
  • Tres tazas de harina para repostería
  • 1 cucharada de vainilla

Crema:

  • Una lata de leche condensada
  • Una lata de crema de leche
  • Una lata de leche evaporada
  • ¼ de taza de ron

Suspiro:

  • Cuatro claras de huevo
  • Azúcar, preferiblemente pulverizada
  • Canela

Preparación de la torta tres leches

  • Lo primero que vamos a hacer es encender el horno a 180º centígrados.
  • Tomamos un bol o envase grande y añadimos las yemas de huevo. Con una batidora eléctrica, mezclamos muy bien con las tres tazas de azúcar hasta que ésta se disuelva. Es importante mezclar bien ambos ingredientes.
  • En otro bol, añadimos las claras de huevos que han quedado y batimos a punto de nieve.
  • Unimos ambas mezclas con ayuda de una paleta.
  • Tamizamos las tres tazas de harina e incorporamos lentamente con movimientos envolventes a la mezcla, evitando batir demasiado. Se trata de unir la harina con la mezcla.
  • Por último añadimos la vainilla.
  • Tomamos una bandeja para hornear tartas que tenga 30 centímetros de diámetro, la preparamos con aceite en spray y agregamos la mezcla.
  • Llevamos al horno por 45 minutos o hasta que al introducir un palillo  salga seco.
Consumo-de-leche-de-vaca-peligros

  • Retiramos del fuego y dejamos reposar. La tarta no debe estar caliente al momento de bañarla con la crema tres leches.
  • Para la crema, mezclamos todos los ingredientes muy bien y conservamos.
  • Retiramos la torta de la tortera y la colocamos en una bandeja. Cortamos en dos piezas, de forma horizontal, de esta manera será más fácil que el bizcocho absorba la crema.
  • Bañamos ambos trozos de torta con la crema de forma generosa, en este punto es importante que todo el bizcocho se impregne con el líquido.
  • Unimos de nuevo ambos trozos de torta y si consideramos necesario, hacemos pequeños agujeros con un tenedor sobre la corteza de la torta y bañamos nuevamente con la crema que ha quedado.
  • Procedemos a decorar con el suspiro, batiendo las claras a punto de nieve y luego incorporándole poco a poco el azúcar pulverizado hasta que tenga una buena consistencia. También podemos añadirle a las yemas a punto de nieve un almíbar de azúcar y así cocinar un poco el merengue. De ambas formas saldrá un suspiro suave y firme que podremos trabajar con la manga pastelera.
  • Hacemos picos sobre la torta y decoramos con canela en polvo.

La torta tres leches es un postre bastante dulce, por tanto, si quieres evitar el alto consumo de azúcar, puedes reducir la cantidad de este ingrediente en el bizcocho, así no quedará tan empalagosa y podrás comer más de un bocado.

Hay otras tres leches que varían en el relleno. Existe quienes le añaden también leche pasteurizada a la crema, para conseguir que sea más líquida. También le puedes agregar leche de coco, así el postre alcanza ese sabor tropical tan característico.

Imagen destacada cortesía de jensteele.