Tortilla de garbanzos y setas: una receta light para tu desayuno

9 julio, 2018
La tortilla de garbanzos es un plato muy nutritivo que está muy de moda, especialmente entre deportistas. No obstante, todos podemos disfrutar él; es muy fácil de preparar y el resultado es simplemente delicioso.

La tortilla de garbanzos y setas es una de las comidas más populares del momento dentro del mundo de los hábitos de vida saludables. Y es que actualmente las personas prestan más atención a las alternativas que ofrecen los alimentos, a diferencia de hace unos años, cuando resultaba un tanto extraño hablar acerca de una tortilla de garbanzos.

Las opciones que te presentamos a continuación son aptas para personas intolerantes al gluten, vegetarianos y veganos, ya que no incluyen ingredientes que puedan afectar su nutrición. Cabe señalar que el yogur que se indica en una de las dos recetas es de origen animal, aunque bien puede sustituirse por uno de soja.

Tortilla de garbanzos y setas

Ingredientes

  • 1 cebolleta (80 g)
  • 1 bandeja de setas (100 g)
  • ½ pimiento rojo o verde (30 g)
  • ⅓ taza de harina de garbanzos (50 g)
  • Aceite vegetal (la cantidad necesaria)
  • Condimentos: salsa de soja, sal, pimienta, pimentón, hierbas.

Preparación

  1. En un tazón, colocamos la harina de garbanzos junto con los condimentos (en especial, las hierbas y el pimentón). Mezclamos todo con ayuda de una cuchara y añadimos un poco de agua. De esta manera, se comenzará a formar una especie de pasta.
  2. Removemos la mezcla con movimientos lentos y envolventes hasta lograr que la pasta tenga la consistencia suficiente. Reservamos.
  3. Cortamos el pimiento y la cebolleta en trozos pequeños mientras ponemos a precalentar una sartén con un chorrito de aceite a fuego medio.
  4. Aparte, lavamos bien las setas y las cortamos como más nos guste. A continuación las llevamos a sofreír en una sartén junto con la cebolleta y el pimiento. Una vez estén dorados, añadimos un poco de salsa de soja, removemos e incorporamos la pasta de harina de garbanzos.
  5. Dejamos que la tortilla se dore por ambas caras y dejamos un par de minutos a fuego bajo para que se termine de cocer bien por dentro. Servimos en caliente.

Lee también: 9 usos de la harina de garbanzo, sana, nutritiva y sin gluten

Esta deliciosa tortilla de garbanzos y setas se puede servir acompañada de una rica ensalada de rúcula, espinacas, tomates cherry, trozos de manzana roja, nueces y queso de cabra. Y listo, ¡la comida quedará estupenda! Ahora bien, también se puede disfrutar con otros tipos de ensaladas de hojas verdes.

Tortilla de garbanzos exótica

Ingredientes

  • ½ cucharadita de sal (2,5 g)
  • 2 tomates de ensalada (80 g)
  • 1 cebolla morada pequeña (30 g)
  • 2 cucharadas de yogur natural (30 g)
  • ⅔ taza de harina de garbanzos (100 g)
  • Opcional: jalapeño fresco o encurtido, perejil fresco
  • 1 cucharada de semillas de chía (15 g)
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio (2, 5 g)
  • Condimentos: sal (preferiblemente negra o ‘kala namak’), ajo en polvo, cúrcuma, comino en polvo

Preparación

  1. En un bol, mezclamos todos los ingredientes secos mientras vertemos, poco a poco, el yogur y un poco de agua.
  2. Removemos con movimientos envolventes y añadimos agua hasta conseguir una mezcla lo suficientemente espesa y flexible. La idea es que no sea ni demasiado densa ni demasiado líquida. Es muy importante no dejar grumos.
  3. Dejamos reposar la mezcla por un par de minutos y, mientras tanto, lavamos y cortamos los tomates (en rodajas), la cebolla morada y el jalapeño.
  4. Calentamos una sartén a fuego medio con un chorrito de aceite de oliva y, una vez esté bien caliente, procedemos a dorar la cebolla. Posteriormente, añadimos los tomates y el jalapeño, y dejamos que se cocine un poco durante un minuto, sin dejar de remover para que no se quemen los ingredientes.
  5. Llevamos la mezcla de garbanzos a la sartén, poco a poco, para que la masa se reparta por toda la sartén y envuelva los ingredientes que ya teníamos en ella. Dejamos que se cocine por un lado y luego la volteamos. Repetimos este proceso hasta asegurarnos de que la tortilla está bien cocida. Este proceso llevará entre 5 y 7 minutos, aproximadamente.
  6. Servir en caliente y ¡listo!

Ver también: Garbanzos, fuente de energía natural

Acompañantes y aderezos

Esta tortilla de garbanzos también se puede preparar como si fuesen huevos revueltos y queda muy, muy gustosa, por lo que vale la pena probarla de esta forma. En cuanto a los posibles acompañantes, tenemos varias opciones: rodajas de aguacate o manzana de roja (u otra pieza de fruta de nuestra preferencia), una pechuga de pollo a la plancha, brochetas de verduras o carne, o simplemente una lata de atún.

Ahora bien, en cuanto a los aderezos y salsas, los que más convienen a estas dos recetas son los que están hechos a base de yogur. No obstante, también se pueden degustar con una rica vinagreta de mostaza y miel; hierbabuena, limón, aceite de oliva y ajo, entre otros.

Aunque pensamos que estas tortillas de garbanzos son una opción perfecta para el desayuno, puesto que aporta mucha energía y saciedad, también se puede disfrutar tras una sesión de ejercicios o, incluso, como cena. En caso de que decidas incluirla en tu desayuno, no te olvides de acompañarla con un batido rico en vitaminas para complementar el valor nutricional de la primera comida del día.

Te puede gustar