Tortillas de maíz de sabores, descubre cómo hacerlas

Las tortillas de maíz de sabores admiten tantas variaciones como nuestra imaginación quiera darles, ya que podemos añadir los ingredientes que queramos para lograr diferentes combinaciones

Las tortillas de maíz son un snack perfecto para cualquier almuerzo o merienda. Con ellas podemos preparar gran cantidad de platos sencillos para comer entre horas.

No obstante, algunas personas las consideran algo simples e insípidas. Por ello, os mostramos cómo preparar unas tortillas de maíz de sabores, que aportarán distintos matices según nos apetezca.

Con estas elaboraciones podremos preparar deliciosas tortillas de maíz con las que tomar distintos tipos de wraps, o bien fajitas, si tenemos más inclinación hacia la cocina mexicana. Bastará con rellenar estas tortillas de maíz de sabores con algunos de nuestros ingredientes favoritos para dar lugar a una maravillosa comida.

¿Cómo preparar las tortillas de maíz?

Ingredientes

  • 1 taza de harina de maíz, blanca o integral (144 g)
  • ¾ taza de agua tibia (180 ml)
  • ¼ cucharadita de sal (1 g)

Con estos tres sencillos ingredientes podremos preparar las tortillas. Después, emplearemos distintos ingredientes añadidos según el tipo de sabor que queramos aportar.

¿Qué debemos hacer?

  • En primer lugar, comenzaremos a preparar las tortillas de maíz mezclando la harina de maíz con el agua tibia en un bol.
  • Amasaremos con las manos la mezcla hasta que los ingredientes se integren adecuadamente y obtengamos una masa tan suave como húmeda.
  • Una vez que hayamos alcanzado este punto, iremos separando la masa en varias partes y con cada una formaremos una bola con las manos.
  • Colocaremos cada una de estas bolas en una sartén bien caliente. A continuación, con ayuda de una tabla de madera o similar, las aplanaremos, con cuidado de no quemarnos con la sartén.
  • Otra opción para su preparación es colocar las bolas una por una en una plancha, que nos ayudará a aplanarlas más fácilmente.
  • Controlaremos el cocinado de la masa durante unos pocos minutos hasta que la superficie de las tortillas se haya dorado por ambos lados.
  • Cuando hayamos alcanzado este punto y las tortillas estén correctamente doradas, las retiramos y las reservamos, colocándolas sobre un paño de cocina limpio.
tortitas de trigo sarraceno

Aportar color y sabor a las tortillas de maíz

Con los pasos anteriores podremos preparar las tortillas de maíz en su formato estándar, sin sabores añadidos. A la hora de aportar diferentes toques a la elaboración, podemos añadir ciertos ingredientes a la masa, antes de cocinarlas en la sartén o en la plancha.

  • Si deseas un color rojizo y un sabor a verdura, podemos añadir 2 cucharadas de pimentón dulce (30 g) o ½ taza de puré de pimientos rojos (50 g).
  • Para un color amarillo, podemos añadir 2 de cucharadas de cúrcuma (30 g) e integrar bien esta especia con la masa.
  • Si deseamos un color verde, debemos añadir 5 o 6 ramitas de cilantro e integrarlas bien en la mezcla, para trocearlas y que no den lugar a grumos durante la cocción.

Otra opción para conseguir este color verde y un sabor interesante es añadir ¼ taza de kale o col rizada (20 g), que también debemos triturar bien para evitar grumos.

  • Para conseguir unas tortillas de maíz de sabores con un color naranja, podemos añadir ¼ taza de zanahoria triturada o rallada (28 g) en tiras muy finas.
  • Por último, para conseguir un color violeta en las tortillas de maíz, podemos añadir a la mezcla unas cucharadas de remolacha cocida al vapor, y después convertida en puré.
La remolacha es fuente de betaína y por ella tiene su nombre este nutriente

Como ves, hay una gran cantidad de variantes distintas. En definitiva, todas ellas se basan en añadir alguna especia o alguna verdura a la masa, e integrarla bien en la mezcla para evitar que se formen grumos durante la elaboración de las tortillas de maíz.

Uso de las tortillas de maíz de sabores

Con estas tortillas podremos conseguir interesantes variantes en platos habituales. Además de los sabores añadidos, podemos decorar los platos con algunos toques que combinen colores atractivos. De esta forma, podemos colocar unas ramita de perejil con las tortillas violetas o con las rojas, o unas ralladuras de limón sobre las tortillas verdes.

Todas las posibilidades son cuestión de imaginación, y nos permitirán disfrutar de todo tipo de matices en unos típicos wraps, combinando los sabores del interior con el de las tortillas de maíz. Por otro lado, sus colores llamativos nos permitirán sorprender a cualquier amigo o familiar al que invitemos a comer.