Tortitas de patata y queso

Dado que la patata es muy versátil podemos combinarla con otras verduras, como las espinacas, para así camuflar sabores y que los más pequeños coman de todo

Crujientes, deliciosas, para comer de entrante o como plato principal acompañadas de una ensalada. ¡Perfectas para llevar a la oficina! Esas son solo algunas de las cualidades de las tortitas de patata y queso que además se preparan en muy poco tiempo y llevan muy pocos ingredientes. Entérate cómo se hacen en este artículo.

Receta 1 de tortitas de patata y queso

A tus niños les encantará esta receta muy asequible que se prepara en solo 30 minutos, lo mismo que tarda en llegar el delivery pero con una comida hecha por ti y muy rica.

¿Qué se necesita?

  • 2 patatas
  • 1 taza de leche
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 huevo
  • 100 gramos de queso manchego rallado
  • 1 poco de aceite

¿Cómo se prepara?

torre patatas

  • 1-Pela las patatas y córtalas en cubos no muy grandes.
  • 2-Dispón en un cazo con agua, un poco de sal y cocina hasta que estén bien tiernas.
  • 3-Con el pasapurés tritúralas bien antes sin apagar el fuego.
  • 4-Añade la leche de a poco y ve mezclando.
  • 5-Coloca la mantequilla y salpimenta a gusto.
  • 6-Pon el queso rallado e integra bien.
  • 7-Apaga el fuego y deja que se enfríe un poco a temperatura ambiente.
  • 8-Forma bolitas con una cuchara y tus manos y luego aplástalas para que te queden como unas tortitas.
  • 9-En un plato, bate un huevo y pasa cada tortita de patata y queso por él.
  • 10-Fríe en una sartén con poco aceite (puedes usar rocío vegetal también).
  • 11-Coloca en un papel absorbente para quitar el exceso de aceite y a la mesa, ya están listas para disfrutar.

Receta 2 de tortitas de patata y queso

Una variación a la receta anterior (básica). En este caso, añadiremos cebolla para conseguir un platillo típico de Alemania. Su nombre es Kartoffelpuffer, pero no es necesario que te lo aprendas de memoria, con llevar las tortitas a la mesa será suficiente.

Ingredientes (para 4 personas):

  • ½ kg de patatas
  • 1 huevo
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada de Maicena
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • Queso rallado al gusto

Optativos:

  • Puré de manzana
  • Salmón ahumado

Paso a paso:

  • 1-Pela las patatas y rállalas crudas para poder extraer lo máximo posible el líquido.
  • 2-Corta bien fino la cebolla (también la puedes rallar).
  • 3-Forma una pasta con las patatas, la cebolla, el huevo, la maicena y el queso.
  • 4-Calienta el aceite en un sartén y echa la mezcla anterior a cucharadas para que se doren por ambos lados.
  • 5-Saca del aceite y coloca sobre papel absorbente.
  • 6-Sirve caliente. Puedes acompañar con puré de manzanas o bien un poco de salmón ahumado, para seguir con la tradición alemana.

Receta 3 de tortitas de patata y queso

Aquí tenemos otra variación de la receta original, en este caso, se le incorpora la espinaca… ¡para ser fuerte como Popeye! Es una excelente idea para que todos en casa coman más vegetales, una receta más que divertida y fácil de hacer. Tus hijos pueden ayudarte a prepararla.

Necesitas:

  • 3 patatas grandes (unos 750 gramos)
  • 1 bolsa de espinacas (300 gramos)
  • 100 gramos de queso parmesano rallado
  • 2 huevos
  • Cantidad necesaria de harina
  • 1 poco de nata
  • Sal, pimienta y nuez moscada recién molida
  • 2 dientes de ajo
  • Cantidad necesaria de aceite de oliva

Pasos a seguir:

Que-propiedades-tiene-el-jugo-de-patata-cruda

 

  • 1-Lava las patatas y cocínalas enteras en agua con un poco de sal.
  • 2-Cuando las pinches con un tenedor y estén tiernas, retira del fuego, cuela y deja que se enfríen un poco.
  • 3-Pela y pasa por el pasapurés (también las puedes aplastar con el tenedor).
  • 4-Añade una yema, un poco de nata (puede ser leche), dos cucharadas de harina, sal, pimienta y nuez moscada. Deja que se enfríe bien.
  • 5-Mientras tanto, coloca aceite de oliva en una sartén y fríe los ajos fileteados.
  • 6-Pon las espinacas troceadas y rehoga 4 minutos.
  • 7-Echa las espinacas en el puré de patatas y añade el queso rallado y los huevos, mezclando bien.
  • 8-Cuando todo esté a temperatura ambiente, arma bolitas con tus manos y una cuchara.
  • 9-Pon harina en un plato y pasa las bolitas por allí, con mucho cuidado para que no se desarmen.
  • 10-Fríe en un poco de aceite para que se doren por ambos lados.
  • 11-Dispón en una bandeja con papel absorbente de cocina para quitar el excedente de aceite.
  • 12-Sirve calientes acompañadas con una ensalada fresca como por ejemplo de tomate con albahaca.