¿Toser para frenar un repentino ataque al corazón?

Aunque en ningún caso se puede considerar como una técnica de primeros auxilios y no existen pruebas concluyentes, toser puede ayudarnos a controlar el ataque al corazón mientras esperamos una adecuada atención médica

Hay determinadas señales que nos pueden alertar de un ataque al corazón.

  • El corazón comienza a latir de una forma irregular, sin compás.
  • Nos sentimos muy débiles, al borde de desmayarnos.

Los primeros pasos ante el ataque al corazón

Los primeros pasos ante el ataque al corazón

Ante todo, nos tenemos que concentrar en dominar el pánico inicial. Comenzaremos a toser lo más fuerte que podamos, de forma repetida.

Tenemos que sentir cómo nuestro pecho nota los efectos en cada ocasión que tosamos.

  • Antes de realizar cada tos, inspiraremos con fuerza. Es importante toser a fondo, alargando el quejido derivado de la tos, todo lo que podamos.
  • Esta acción la repetiremos cada dos segundos, sin parar, hasta que podamos recibir asistencia sanitaria.

Lee también: 7 tips para tener un corazón sano

La eficacia de toser

¿Por qué es eficaz toser ante un ataque al corazón? Las inspiraciones profundas van a suministrar oxígeno a los pulmones.

Además, los movimientos que realizamos al toser comprimen el corazón, lo que hace que la sangre siga circulando.

Sería algo así como un masaje cardíaco.

El ataque al corazón y el paro cardíaco

Existe la tendencia a confundir ambos conceptos. La realidad es que no es lo mismo una cosa que otra.

No obstante, sí es cierto que ambas situaciones pueden tener causas muy parecidas (normalmente problemas de circulación sanguínea y de suministro de sangre al corazón).

Paro cardíaco

Paro cardíaco

El paro cardiaco tiene lugar cuando el flujo de circulación de la sangre en nuestro organismo disminuye. Lo que ocurre en este caso es que las contracciones del corazón irán siendo cada vez más débiles e irregulares.

  • De esta forma, las diferentes partes de nuestro organismo comenzarán a recibir un suministro de oxígeno insuficiente.
  • A causa de esta disminución en la cantidad de oxígeno, la persona perderá la consciencia.

Ataque al corazón

Un ataque al corazón, conocido como infarto, tiene lugar cuando el flujo sanguíneo se corta en un punto concreto del corazón, normalmente por una obstrucción de las arterias.

La consecuencia de esto es que las células de la zona concreta se mueren.

  • Si no se proporciona el tratamiento oportuno, con el tiempo estas modificaciones en el suministro de sangre y oxígeno al corazón causarán un grave daño al músculo cardíaco y los tejidos.

Los síntomas asociados a un ataque al corazón que debemos reconocer para actuar rápidamente incluyen:

  • Falta de aliento
  • Dolores en el pecho
  • Fatiga
  • Mareos
  • Náuseas
  • Sudoración excesiva

Modo de actuar ante un ataque al corazón

  • Lo primero que debemos hacer cuando sentimos malestar físico y dolores cardíacos que podrían ser sospechosos debe ser llamar a urgencias.

 No importa lo que estemos haciendo. En el supuesto de que vayamos conduciendo, pararemos el vehículo rápidamente y llamaremos a los servicios sanitarios de emergencias.

  • Es importante evitar en todo lo posible conducir uno mismo.

En cualquier momento se puede perder el conocimiento mientras se conduce, y ello traería fatales consecuencias (no solo para quien está sufriendo el ataque al corazón, también para los peatones que haya en la calle, otros vehículos, etc.)

  • Si es la primera vez que se tiene un infarto, tomar una aspirina es una buena ayuda para mejorar el flujo de sangre y relajar las arterias.
  • Si ya se está recibiendo un tratamiento médico, seguramente habrá algún tipo de medicamentos betabloqueadores que pueden ayudar a parar y controlar el ataque al corazón.
  • Determinadas actitudes iniciales, como permanecer quietos para que el músculo cardíaco agotado no trabaje demasiado y golpear fuerte la zona del pecho también ayudan mucho.

Visita este artículo: Cómo desobstruir las arterias comiendo mejor

Algunos consejos para evitar el ataque al corazón

Cuida el corazón

  • El ejercicio físico es fundamental. En el gimnasio, o bien con una caminata al día por la mañana o por la tarde.
  • Los ecocardiogramas determinan la regularidad de nuestro ritmo cardíaco. Es recomendable hacérselo cada seis meses.
  • El ajo crudo contiene una sustancia denominada alicina, muy positiva para la salud del corazón.
  • Dormir bien. Es importante tener un buen hábito de sueño y lograr un descanso adecuado.
  • Las vitaminas del complejo B pueden ampliar los vasos sanguíneos, y conseguir que la circulación de la sangre sea fluida.
  • Una vida sexual plena ayuda a mantener el corazón sano.
  • La presión arterial debe ser controlada regularmente. Hay que mantenerla estable para prevenir un ataque de corazón repentino.
  • El tabaco es muy perjudicial para nuestra salud, y también en el caso de un potencial ataque al corazón.
Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar