Toxoplasmosis: ¿Sabes cómo prevenirla?

Aunque es posible que ya hayamos pasado la enfermedad y no podamos transmitírsela al feto, es importante que consultemos con el especialista y que tomemos precauciones

La toxoplasmosis es una enfermedad producida por un protozoo que se encuentra en los animales. Te sorprenderá pensar que la mayoría de las personas la hemos padecido ¡Y ni nos hemos enterado! Es una enfermedad muy común que muchas veces es asintomática o puede causar una infección leve.

Sin embargo, es mortal para los fetos o puede dejar secuelas gravísimas en ellos si una madre gestante contrae esta enfermedad. También es peligrosa para los ancianos o aquellos que no tienen altos niveles inmunes.

Sin embargo, si la madre ya ha tenido la enfermedad, el feto no puede contagiarse. Y si la madre la contrae en las últimas semanas de gestación, las consecuencias no serán tan graves. Sin embargo: ¿Cómo saber si ya la hemos tenido? 

La toxoplasmosis puede contraerse principalmente por:

-El contacto con heces de gatos u otros felinos

-Consumir o tocar carne cruda

Vegetales o frutas mal lavadas

-Contacto con la tierra.

Agua contaminada

¿Qué se puede hacer para evitar esta enfermedad?

Las mujeres embarazadas deben ser especialmente cuidadosas con los alimentos que consumen. En este sentido, deben asegurarse de consumir carne perfectamente cocida, y de lavar con sumo cuidado los vegetales antes de comerlos, al igual que las frutas.

También hay que ser cuidadoso con los utensilios de cocina y cuidar que no estén contaminados por carne cruda.

Con respecto al agua, en lo posible consumir agua filtrada para asegurarse ningún tipo de contaminación. Por otro lado, si usted consume lácteos: sí o sí deben estar pasteurizados.

Por supuesto, cuidado con tocar tierra o cualquier elemento que pueda estar contaminado con ella. El embarazo no es el mejor momento para andar haciendo de jardinero, ya que muchas veces en la tierra o en las plantas se encuentran bacterias o parásitos que son nocivos para el bebé, como la toxoplasmosis en este caso.

Con respecto a los gatos: un gato que no esté infectado y que vive en el interior de la casa y no sale al jardín, no va a infectarse. Si su gato suele salir a corretear y caza palomas o ratones, corre riesgo de infectarse. Para tener esta enfermedad a partir de las heces del gato, es necesario tocarlas bruscamente, lo cual es difícil. Ahora: ¿Para que exponerse? ¿Cómo saber si su gato está o no infectado? Lo mejor, es prevenir: si usted convive con un gato y está embarazada: evite el contacto con el felino lo más posible.

Si tiene cualquier duda con respecto a esta enfermedad, como siempre, consúltelo a su médico, pero recuerde: no se altere ni se asuste, con tomar ciertos recaudos de prevención e informarse ya es suficiente. 

Fotografía cortesía de Doug88888