Trasplante de corazón ¿en qué consiste?

Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
6 abril, 2019
El trasplante de corazón es una operación que suele realizarse cuando el tratamiento que el paciente estaba llevando a cabo no ha dado los resultados esperados. Es una cirugía completa pero el porcentaje de supervivencia es alto si el procedimiento se desarrolla adecuadamente.

Un trasplante de corazón consiste en una operación en la que el corazón sano de un donante sirve como reemplazamiento para el corazón enfermo de un receptor.

Esta cirugía suele realizarse cuando el tratamiento que el paciente estaba llevando a cabo no ha dado los resultados esperados. Así, la enfermedad continúa y se agrava, produciendo insuficiencia cardíaca.

El trasplante de corazón es una operación complicada. Sin embargo, el porcentaje de supervivencia es alto si el procedimiento se desarrolla adecuadamente.

El trasplante, de manera genérica, debe llevarse a cabo dentro del plazo de cuatro horas desde que se realiza la extracción. Es por esto que los corazones son ofrecidos en primer lugar a los centros de trasplante cercanos a donde se encuentra el donante.

Motivos por los que se puede necesitar un trasplante de corazón

Hombre con la mano en el corazón y electrocardiograma
El trasplante de corazón es la última alternativa a valorar tras observar un fracaso en la eficacia de la medicación.

Como se ha mencionado anteriormente, un trasplante de corazón solo se realiza en caso de que otros medicamentos e incluso cirugías no hayan dado resultado. Cuando se trata de adultos, la insuficiencia cardíaca se puede producir por diversas enfermedades. Las más importantes son las siguientes:

  • Problemas en las arterias coronarias o las válvulas cardíacas.
  • Cardiomiopatía. Lo que quiere decir un debilitamiento del músculo cardíaco.
  • Problemas cardíacos congénitos.
  • Arritmias ventriculares.
  • Amiloidosis.
  • Problemas tras un trasplante de corazón anterior.

Cuando se trata de niños, los problemas más habituales son defectos congénitos cardíacos o cardiomiopatías. En estos casos, la mayoría de ellos se manifiestan al nacer o en los primeros años de la infancia.

Procedimiento de la operación

Consiste en una cirugía a corazón abierto. El proceso del trasplante de corazón tarda varias horas. Además, en caso de que haya habido otras cirugías de corazón anteriores, la operación será más complicada y tardará más.

Durante el procedimiento, a parte del uso de anestesia general, es imprescindible una máquina de circulación extracorporal. Esta mantiene la sangre del paciente circulando por el cuerpo rica en oxígeno.

Operación quirúrgica
Este tipo de operaciones son de larga duración y requieren un equipo altamente especializado como una máquina de circulación extracorporal.

El profesional, a través de una incisión en el tórax, abrirá la caja torácica para poder operar el corazón. Tras extraer el corazón enfermo e introducir el del donante, el cirujano conecta los vasos sanguíneos correspondientes. Después, el flujo sanguíneo se restablece.

Existe la opción, en determinados casos, en los que puede realizare un trasplante multiorgánico. Esto es, realizar el trasplante de otro órgano, como el pulmón, el hígado o el riñón, al mismo tiempo que el trasplante de corazón.

Descubre: Pericardiocentesis ¿Qué es y en qué consiste?

Post-operatorio del trasplante corazón

Tras la operación de trasplante de corazón, es muy importante realizar revisiones constantes y controlar la evolución del paciente. Esto es muy importante, especialmente por la posibilidad de rechazo que se puede producir al corazón donado.

Los principales síntomas de rechazo que se producen son los siguientes:

  • Dificultad para respirar.
  • Fiebre y fatiga.
  • Aumento de peso.
  • Orina insuficiente.

Para determinar con seguridad el posible rechazo del corazón donado, se realizan biopsias del corazón. El número de biopsias disminuirá según vaya pasando el tiempo. Esta consiste en la introducción de un dispositivo dentro de una vena en dirección al corazón para extraer una muestra de tejido que será examinada.

A parte del rechazo, existen una serie de riesgos adicionales que pueden poner en peligro al paciente. Estos son:

  • Problemas con las arterias coronarias. Las arterias del corazón pueden volverse gruesas y endurecer. Esto puede provocar una vasculopatía del aloinjerto cardíaco.
  • Efectos secundarios de los medicamentos. En especial por los inmunosupresores.
  • Cáncer. Los inmunosupresores también pueden aumentar el riesgo de cáncer.
  • Infecciones. Debido a que, por los inmunosupresores, el riesgo de padecer una infección aumenta.

Lee: ¿Qué es el ecocardiograma?

Dispositivos de asistencia ventricular

Operación de corazón
En los casos en los que no pueda llevarse a cabo el trasplante existen alternativas que simulan el bombeo del corazón.

Cabe mencionar que existen una serie de opciones adicionales al trasplante de corazón. Estas están enfocadas a personas que, por diversos motivos, no pueden someterse a la operación.

Para muchos pacientes, una muy buena solución es un dispositivo de asistencia ventricular (VAD) como tratamiento a largo plazo. Esto es una bomba mecánica que debe implantarse en el tórax. Su función es ayudar al corazón a bombear desde los ventrículos al resto del cuerpo.

En ocasiones, estos dispositivos de asistencia ventricular son utilizados temporalmente como tratamiento para personas que se encuentran en espera para un trasplante de corazón.

Si un dispositivo de asistencia ventricular no resulta suficiente para el paciente, pero este se encuentra en espera para la operación, los profesionales pueden considerar la utilización de un corazón artificial total. Este dispositivo funciona reemplazando los ventrículos del corazón y puede ser realmente útil.