Trastorno esquizoide de la personalidad

Los pacientes que sufren trastorno esquizoide de la personalidad se caracterizan por ser personas de carácter solitario que evitan constantemente establecer relaciones personales con los demás.

El trastorno esquizoide de la personalidad es un trastorno de la personalidad que se caracteriza por un patrón de larga duración de desconexión en el ámbito social. Estos pacientes tienen una gran dificultad a la hora de expresar sus emociones y suelen ser personas frías y distantes.

Esta alteración de la personalidad tiende a la indiferencia, introversión y distanciamiento de las relaciones sociales. Suelen tener mucha dificultad para responder a acontecimientos vitales importantes. También parece que viven como si estuvieran exentos de emociones.

Además, una persona con este trastorno puede parecer que carece de un deseo de intimidad y evitará una estrecha relación con los demás. Pueden pasar horas a solas y, por ello, se podría catalogar como la típica persona solitaria. Como la gran mayoría de los trastornos de la personalidad, suele empezar a desarrollarse al principio de la edad adulta.

En este artículo se explicarán los siguientes aspectos sobre el trastorno esquizoide de la personalidad:

  • Causas.
  • Síntomas.
  • Tratamiento.

¿Por qué se desarrolla este trastorno?

Se debe decir que aún se sabe poco acerca de las causas que hacen que se desarrolle esta enfermedad. Sin embargo, si que es verdad que tanto los factores genéticos como los ambientales juegan un papel muy importante en este trastorno.

Por un lado, la ausencia de cariño y afecto por parte de los progenitores hacia los pacientes durante la infancia es una de las causas que muchos profesionales de la salud mental piensan que podría contribuir al desarrollo de la patología.

Sin embargo, la alta morbilidad de este trastorno en familias que cuentan con algún miembro que padece algún trastorno mental, como la esquizofrenia, sugiere que el factor genético es una de las causas principales de aparición de esta alteración.

A pesar de tener cierta relación con la esquizofrenia, genéticamente hablando, el trastorno esquizoide de la personalidad no es tan incapacitante como la esquizofrenia. No provoca desconexión de la realidad (como alucinaciones o delirios).

Por otra parte, la mayoría de los profesionales se decantan por un modelo biopsicosocial de la causalidad. Esto quiere decir que las causas vienen, probablemente, de la presencia de varios factores de riesgo como:

  • Genéticos.
  • Sociales.
  • Psicológicos.

Quizá te interese: Cada vez más cerca de comprender las causas de la esquizofrenia

Síntomas

El trastorno esquizoide de personalidad se caracteriza por un patrón dominante de desapego en las relaciones sociales y poca variedad de expresión de las emociones. Se manifiesta por 4 o más de los siguientes síntomas:

  • Anhedonia (incapacidad para sentir placer).
  • No quiere ni disfruta ninguna relación personal, ni siquiera de su familia.
  • Suele elegir realizar actividades solitarias.
  • Muestra poco interés en tener experiencias sexuales.
  • Carece de amigos íntimos y personas de confianza.
  • Cuando recibe un halago se muestra indiferente.
  • Se muestra emocionalmente frío, con desapego o afectividad plana.

Por lo tanto, como podemos observar, la sintomatología del trastorno esquizoide de la personalidad suele estar caracterizada por el aislamiento social. Muchas personas suelen organizar sus vidas para evitar el contacto con otras.

Es un trastorno que no se suele diagnosticar en la infancia o en el adolescencia. Esto se debe a que un niño o adolescente están continuamente en desarrollo, sufriendo cambios tanto en la personalidad como en la maduración.

Sin embargo, en caso de que se diagnostique en una persona de esta edad los síntomas anteriormente vistos deben haber estado presentes durante al menos 1 año.

También puedes visitar: Trastornos alimenticios más frecuentes

Tratamiento

El principal problema a la hora de establecer un tratamiento adecuado para estos pacientes es que la mayoría no lo buscan por su cuenta. Por esta razón, se sabe muy poco acerca de cuáles son los mejores tratamientos para esta alteración.

Tenemos tres opciones de tratamiento: psicoterapia, tratamiento farmacológico y aprendizaje de habilidades sociales.

En cuanto a la psicoterapia, supone un reto para el psicoterapeuta debido a la dificultad para entablar relaciones por parte del paciente. Esta situación se suele solucionar cuando la persona especializada muestra cierta distancia con la persona afectada.

Esta medida suele combinarse con el tratamiento farmacológico, administración fármacos antipsicóticos como la risperidona. Por otro lado, en los casos que se presentan con otros trastornos como el depresivo, se suelen administrar medicamento para combatir los síntomas del mismo, como los antidepresivos.

Por último, el aprendizaje de habilidades sociales se enfoca a la mejora de habilidades de afrontamiento, así como la mejora de la interacción social, la comunicación y la autoestima.

  • American Psychiatric Association. Schizoid personality disorder. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. 5th ed. Arlington, VA: American Psychiatric Publishing. 2013:652-655.
  • Blais MA, Smallwood P, Groves JE, Rivas-Vazquez RA, Hopwood CJ. Personality and personality disorders. In: Stern TA, Fava M, Wilens TE, Rosenbaum JF, eds. Massachusetts General Hospital Comprehensive Clinical Psychiatry. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 39.
  • Magarios Lpez, M., & Garca-Paraju, P. (2007). Trastornos de personalidad. Medicine - Programa de Formaci?N M?Dica Continuada Acreditado. https://doi.org/10.1016/S0211-3449(07)74669-6
  • Penado, M., & González Trijueque, D. (2015). El trastorno esquizoide de la personalidad en la jurisprudencia penal del Tribunal Supremo español. Anuario de Psicología Jurídica. https://doi.org/10.1016/j.apj.2015.02.005
  • Davidzon de Silberstein, M. (1983). Trastorno esquizoide de la personalidad. = Schizoid personality disorders. Revista de Psicoanálisis.