Trastorno histriónico de la personalidad

Julia Sedano 10 julio, 2018
Los trastornos de la personalidad suponen el 50% de las consultas psiquiátricas ambulatorias. El trastorno histriónico de la personalidad es uno de los más frecuentes.

El trastorno histriónico de la personalidad tiene una prevalencia aproximada del 2-3% en la población. Es más frecuente en mujeres. Antiguamente se le llamaba personalidad histérica (de histeros, útero). Actualmente el nombre proviene de histrion (actor de teatro, máscara).

En la clasificación de trastornos de la personalidad podemos encontrarlo en el grupo B. Este grupo engloba personas excesivamente extrovertidas, inestables, emocionales e impulsivas. Hay quien también las califica de dramáticas o teatrales.

Breve aclaración acerca de los trastornos de la personalidad

Los trastornos de la personalidad son alteraciones o limitaciones en la manera de ser que disminuyen la capacidad de adaptación del individuo. Lo hacen más propenso a padecer otros trastornos psiquiátricos (como ansiedad, depresión, también toxicomanías…).

Sin embargo, una personalidad normal siempre tiene rasgos o limitaciones sin que por ello se trate de un trastorno de la personalidad. Se hablará de esto solamente cuando las limitaciones sean profundas, rígidas, incontrolables y afecten negativamente a la vida del individuo.

Mujer triste.

Algunas veces los trastornos de personalidad son poco evidentes. De este modo, cuando suceden eventos estresantes (positivos o negativos) estas fragilidades dan la cara.

Visita también: Cómo convivir con el trastorno límite de personalidad

El trastorno histriónico de personalidad dentro del grupo B

Como ya se ha dicho, el grupo B de trastornos de la personalidad se caracterizan por:

  • Extroversión
  • Inestabilidad emocional
  • Impulsividad

La extroversión se relaciona con una predominancia del sistema nervioso simpático (SNS) sobre el parasimpático (SNP). Generalmente también consiguen buenos resultados en pruebas de seguimiento ocular y auditivo lento.

Esto quiere decir que tienen buena capacidad de atención y concentración. De este modo, consiguen sintonizar bien con el mundo externo.

La impulsividad, por otra parte, se define como una disminución del umbral de respuesta a estímulos. Esto quiere decir que por muy poco intenso que sea el estímulo, reaccionarán sin poder evitarlo. Clínicamente, la impulsividad se manifiesta como irritabilidad, desinhibición conductual y agresividad.

La inestabilidad afectiva, por último, se define como una respuesta afectiva intensa y desproporcionada ante todo tipo de estímulos (positivos o negativos). Son muy sensibles, todo les afecta mucho. De hecho, gastan mucha energía en controlar su respuesta emocional.

Esto les requiere un desgaste psicoorgánico y vital muy grande. Es por esto que en los individuos con labilidad emocional existe más prevalencia de depresión. También es frecuente que muestren agresividad.

Quizá te interese: https://mejorconsalud.com/5-trucos-mejorar-la-concentracion/

Trastorno histriónico de la personalidad

Analizaremos el trastorno histriónico de la personalidad en función de varios aspectos. Primero, nos centraremos en la vida interior del individuo. Después pasaremos a su relación con los demás. Y por último explicaremos algunas comorbilidades.

Vida interior

Conecta bien con el entorno, es social y le gusta la vida social, es gregario. Sigue las modas y tendencias imperantes sin cuestionarlas. Se vuelca hacia el mundo exterior en detrimento del interior. Así, su vida interior es pobre. Es superficial, irreflexivo, solo se siente vacío y se aburre.

Depende excesivamente del entorno, de ser el centro de atención y de alabanzas. Es sugestionable, impresionable, caprichoso. Se agota de todo por mala tolerancia al estrés, se aburre de todo y de todos. Constantemente necesita emociones nuevas. También personas nuevas que le entretengan, que le den atención y cariño.

Quizá te interese: Trastornos alimenticios más frecuentes

Actitud hacia los demás

Finge ser más amigo de todo el mundo de lo que realmente es; adula a los demás. Utiliza la seducción y la manipulación tanto en la conducta como en el aspecto. Utiliza un lenguaje teatral, exagerado y poco preciso. Con esto busca ser el centro de atención. Tendrá mayor o menor éxito según sean su inteligencia, atractivo y demás atributos.

Es así la mayor parte del tiempo, no se trata de seducir a alguien en concreto. Quiere aplausos continuos e inmediatos. Si no los tiene, hiperreacciona. Experimenta arrebatos de ira y mal genio, tiene tendencia a montar números. Le sentarán especialmente mal la vejez y la pérdida de estatus.

Actitud de los demás hacia la persona histriónica

De entrada son simpáticos y caen bien. Pero después las personas se acaban cansando se sus exigencias excesivas. También de que sean poco fiables, egoístas, arbitrarios, controlantes y sin tolerancia a frustraciones. La persona histriónica experimenta verdaderas dificultades a la hora de establecer relaciones íntimas serias y respetuosas.

Comorbilidades

Son propensos a desarrollar cuadros de ansiedad y depresión. También tienen tendencia al alcoholismo. Es frecuente que experimenten somatizaciones e insomnio, así como trastornos de la esfera sexual.

Puede ser que todas estas características se presenten de una manera extrema. En este caso, el trastorno histriónico de personalidad se convierte en trastorno límite de personalidad.

Bibliografía

Te puede gustar