Trastorno paranoide de la personalidad

María Vijande 3 julio, 2018
El trastorno paranoide de la personalidad es una alteración de la personalidad que afecta más a hombres que a mujeres y se caracteriza por la tendencia de interpretar los actos de los demás como amenazantes.

El trastorno paranoide de la personalidad es una alteración de la personalidad que se caracteriza por la tendencia generalizada a interpretar las acciones de los demás como voluntariamente amenazantes y humillantes.

Las personas que padecen este trastorno suelen ser aparentemente fríos, racionales, distantes y tienden a vivir la realidad como si les estuviese persiguiendo. Además, suelen ser críticos con las debilidades de los demás. El trastorno paranoide de la personalidad puede evolucionar hacia una psicosis paranoide o una esquizofrenia.

Cualquier persona puede sufrir algún episodio como los que sufren los pacientes con trastorno paranoide de la personalidad sin estar necesariamente enfermos. Es decir, el hecho de que alguien sufra puntualmente un episodio paranoide no supone ningún inconveniente para la vida diaria, ni implica el diagnóstico de una patología. A continuación, se explican los siguientes aspectos acerca del trastorno paranoide de la personalidad:

  • Características.
  • Causas.
  • Síntomas.
  • Tratamiento.

Características de los pacientes con el trastorno

Las personas afectadas piensan firmemente que la gente que les rodea quiere engañarles o hacerles daño incluso sin evidencia alguna de ello. Si es cierto que todo el mundo ha tenido cierto grado de paranoia en algún momento de su vida, pero en situaciones puntuales.

Las personas con trastorno paranoide de la personalidad llevan esta situación al extremo incluyendo tanto el ámbito profesional, como el social o el familiar. Suelen ser personas hípervigilantes ya que están continuamente buscando las amenazas posibles, actúan de manera reservada y se autoprotegen, por lo que suele ser bastante difícil llevarse bien con estas personas.

Por otro lado, debido a que estos pacientes con trastorno paranoide de la personalidad no confían en los demás, tienen una excesiva necesidad de ser autosuficientes y con un fuerte sentido de la autonomía. Además, sienten la necesidad de tener bajo control todo lo que les rodea. Suelen ser rígidos, críticos con los demás y son incapaces de colaborar ni de aceptar ningún tipo de crítica.

Todas estas características que definen a este tipo de pacientes son de larga duración y suelen aparecer a la edad adulta temprana o en la adolescencia.

Visite también: Comportamientos que están destruyendo tus relaciones personales

Causas del trastorno paranoide de la personalidad

El trastorno paranoide de la personalidad es más frecuente en hombres que en mujeres y tienen una incidencia de entre el 2,3 y un 4,4% de la población.

En realidad, todavía no se sabe que es lo que causa el trastorno paranoide de la personalidad. Parece ser más común en las familias con trastornos psicóticos como pueden ser la esquizofrenia o el trastorno delirante. Con esto se sugiere que una de las causas puede ser el componente genético.

Sin embargo, hay muchas teorías sobre las posibles causas de esta alteración. La mayoría coinciden en un modelo biopsicosocial de la causalidad. Esta teoría se basa en que las causas de aparición del trastorno se deben a la combinación de varios factores:

  • Biológicos.
  • Genéticos.
  • Sociales. Cómo una persona interactúa en su desarrollo temprano con su familia, amigos u otros niños.
  • Psicológicos.

Síntomas del trastorno paranoide de la personalidad

Las personas con trastorno paranoide de la personalidad se caracterizan, como ya hemos visto, por una desconfianza generalizada. En este contexto los pacientes pueden sufrir, entre otros, los siguiente síntomas o manifestaciones:

  • Sospecha que los demás le van a hacer daño, se van a aprovechar de él o ella sin que exista base real que justifique ese temor
  • Excesiva falta de desconfianza hacia los demás.
  • Cierta tendencia por rumiar mentalmente, es decir, repiten recuerdos de palabras o gestos de otros que le fueron desagradables.
  • Sospecha infundada de infidelidad de su pareja, lo que conlleva a un estado de tensión constante y que en la mayoría de los casos lleva a la separación o el divorcio.
  • Aislamiento social.
  • Problemas de salud avanzados.

Quizá te interese: Benzodiacepinas: ¿qué son y cuáles son sus efectos secundarios?

¿Cómo se trata?

El principal problema la hora de establecer un tratamiento a estos pacientes, es que ni siquiera van a consulta o piden ayuda porque no son conscientes de ello. Suelen ser los familiares o alguna otra persona cercana los que quieren que les traten.

Mujer en el psicólogo

Para que el tratamiento sea eficaz, sobre todo el psicológico, el paciente tiene que colaborar y tiene que ser consciente de las consecuencias de su trastorno. Una vez que esto se consigue, se pueden aplicar diferentes técnicas de tratamiento.

Por un lado, al igual que muchos otros trastornos, la psicoterapia constituye un pilar fundamental en el tratamiento. En estos casos, el terapeuta ha de tener cuidado y encontrar el equilibrio entre ser objetivo con la terapia y respetar los pensamientos del paciente.

A pesar de que los medicamentos están generalmente contraindicados para este trastorno, la administración de algún fármaco ansiolítico como alguno del grupo de las benzodiacepinas puede ser apropiado si el paciente sufre ansiedad o agitación.

En cuanto a los antipsicóticos, estos están indicados si un paciente tiene pensamientos psicóticos y puede resultar dañino para el mismo o para otros.

Hay que tener en cuenta que el pronóstico a largo plazo para este trastorno no suele ser bueno y las personas que lo sufren suelen padecer síntomas a lo largo de sus vidas. Además, las terapias grupales no se recomiendan en el trastorno paranoide de la personalidad.

Bibliografía

María Vijande

Estudiante de Farmacia y curiosa a tiempo completo. Lectora, música y deportista a tiempo parcial. Y ya, que definir es limitar!

Ver perfil
Te puede gustar