Trastornos por consumo de cannabis

Los trastornos por consumo de cannabis son muy variados a pesar de que la mayoría de gente aun piense que el consumo de esta droga no es tan grave como se dice.

Los trastornos por consumo de cannabis son mucho más frecuentes en nuestra sociedad de lo que seguramente pensamos. Al contrario de lo que muchas personas piensan, consumir esta droga puede convertirse en un problema que puede conducir a un cuadro de adicción importante.

El trastorno por uso de cannabis es una condición en la cual alguien no puede dejar de consumirlo. La dependencia a esta droga puede ser diagnosticada como leve, moderada o severa dependiendo del número de síntomas presentes.

Los trastornos por consumo de cannabis pueden ser menos graves y tardar más en desarrollarse que otros. Sin embargo, también puede tener graves efectos tanto sociales como psicológicos para la persona que es adicta.

¿Sabemos qué es exactamente el cannabis?

El cannabis, cuyo nombre científico es Cannabis sativa, es una planta con la que con su resina, hojas y flores se elaboran las sustancias psicoactivas más conocidas, como hachís y marihuana, y más utilizadas entre las drogas ilegales.

El consumo de esta droga ha acompañado a la humanidad desde tiempo inmemoriales. Se ha utilizado con fines religiosos, medicinales y lúdicos. Al ser una droga psicoactiva, cambia la función cerebral y puede alterar el estado de ánimo, la percepción y la conciencia.

Sus efectos psicoactivos son debidos a uno de sus principales principios activos, el tetrahidrocannabinol o THC. La concentración de este principio activo varía según la forma en la que se encuentre el cannabis. El hachís tiene una concentración mayor de THC que la marihuana, por lo que la toxicidad es mayor.

Cuando se consume fumando se absorbe fácilmente por los pulmones y llega rápido al cerebro. En pocos minutos empiezan a manifestarse sus efectos, que pueden durar entre 2 y 3 horas. Entre los más frecuentes podemos observar:

  • Relajación.
  • Desinhibición.
  • Sensación de lentitud en el paso del tiempo.
  • Somnolencia.
  • Alteraciones sensoriales.
  • Dificultad a la hora de expresarse, concentrarse o memorizar.

Visita también: Cómo saber si tu hija está consumiendo drogas

Trastornos por consumo de cannabis

El consumo excesivo de esta droga, al igual que el de las demás, puede conducir a una intoxicación aguda. Esta cursa con síntomas variables y dependientes de la dosis, de la concentración de THC y la experiencia previa del sujeto entre otras.

Además, el consumo está relacionado con el desarrollo de trastornos mentales graves, psicóticos, depresivos o de ansiedad. Es por ello por lo que se considera una situación grave. A continuación se explican varios trastornos por consumo de cannabis frecuentes como:

  • Trastornos de ansiedad.
  • Esquizofrenia y psicosis inducida.
  • Trastornos del estado de ánimo.

Entre estos trastornos destacan:

  • Delirium por intoxicación. Son síntomas típicos la confusión, alteraciones de la memoria, suspicacia o alteraciones sensoperceptivas. Suele ser transitorio pero recurrente. Puede aparecer en personas que consumen por primera vez.
  • Síndrome amotivacional. Su uso crónico se ha asociado a un estado de apatía y pérdida de motivación. Esta sintomatología suele desaparecer tras la abstinencia prolongada del cannabis.

Trastornos por consumo de cannabis: trastorno de ansiedad

Se estima que un 22% de los pacientes consumidores y dependientes del cannabis padecen síntomas de trastornos de ansiedad. Síntomas ansiosos temporales parecidos al trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de pánico o fobias suelen aparecer cuando se da un cuadro de intoxicación y abstinencia en el paciente. Al cabo de unos días suelen desaparecer, pero hay que tener en cuenta que pueden persistir durante meses.

Por otra parte, los pacientes que ya habían presentado crisis de pánico y consumen cannabis son más propensos a desarrollar síntomas de ansiedad y a volver a padecer estas crisis. Otro dato interesante es que de todos los trastornos de ansiedad que se conocen hoy en día, solamente el social se considera un factor de riesgo para desarrollar dependencia de cannabis.

Quizá te interese: Prevención del suicidio: la importancia de actuar en conjunto

Trastornos por consumo de cannabis: esquizofrenia y psicosis inducida

Los episodio psicóticos que puede causar el consumo de cannabis son de corta duración. Sin embargo, pueden persistir incluso si se interrumpe el consumo. Los síntomas psicóticos típicos que pueden aparecer en pacientes consumidores de cannabis son:

  • Desrealización.
  • Sensación de pérdida de control.
  • Paranoias.
  • Despersonalización.

Además, se considera que el consumo de cannabis es un factor de riesgo en personas que tienen predisposición a padecer esquizofrenia, influyendo sobre la esquizofrenia ya diagnosticada. El consumo de esta droga puede aumentar en un 2-3 veces el riesgo de aparición de psicosis a lo largo de la vida. Este riesgo aumenta si el consumo empieza en la edad de la adolescencia y a mayor cantidad y frecuencia.

Trastornos por consumo de cannabis: trastornos del estado de ánimo

A pesar de que en algunos estudios se han descrito anhedonia (incapacidad de sentir placer), ideación suicida e intentos de suicidio entre los consumidores de cannabis, no se ha observado una relación entre los síntomas depresivos y el uso excesivo de la droga.

Sin embargo, cuando se empieza a consumir a edades tempranas y de manera regular, sí que se ha establecido una relación con la aparición de depresión. Las personas que ya padecen trastornos del estado de ánimo y son consumidoras de cannabis, pueden sufrir complicaciones en el cuadro clínico depresivo.

María Vijande

Estudiante de Farmacia y curiosa a tiempo completo. Lectora, música y deportista a tiempo parcial. Y ya, que definir es limitar!

Ver perfil
Te puede gustar