Trastornos del ritmo circadiano

31 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Leonardo Biolatto
Los trastornos del ritmo circadiano son alteraciones en el ciclo diario de sueño y vigilia de las personas. Estos cambios del reloj biológico entorpecen el normal desarrollo de las actividades cotidianas. Aquí te contamos cómo se manifiestan y qué hacer para contrarrestarlos. 

Cuando el reloj biológico falla y no se sincronizan los períodos de vigilia y sueño con las situaciones externas de luz y oscuridad, se producen los trastornos del ritmo circadiano. La palabra ´circadiano´ está formada por dos partes: circa y dies. La combinación de ambas en latín significa ´alrededor del día´.

El ritmo circadiano está marcado por cambios que se suceden en el cuerpo a lo largo de las veinticuatro horas de la jornada. Estos cambios suelen ser regulares. En la mayoría de las personas, el horario para despertar es básicamente el mismo todas las mañanas, y el horario para dormir también lo es por la noche.

Si bien hay factores genéticos internos que regulan el ritmo circadiano, podría decirse que la luz como factor externo es el principal regulador del reloj biológico. El área del cerebro que se conoce como marcapasos circadiano es la encargada de interpretar la luz que recibe para ordenar al cuerpo en su conjunto que despierte o que tenga sueño.

La luz externa ingresa por el ojo y estimula la retina, que es la capa de células receptoras de impulsos en el fondo del globo ocular. Los impulsos allí generados se transmiten al marcapasos circadiano del cerebro que aumentará o disminuirá la producción de la sustancia denominada melatonina, la cual promueve el sueño.

Causas de los trastornos del ritmo circadiano

Entre las diferentes causas que pueden originar trastornos del ritmo circadiano podemos diferenciar de tipo internas y externas.

Causas internas

  • Lesiones en el cerebro: la enfermedad de Alzheimer, por ejemplo, o traumatismo de cráneo que comprometen el encéfalo. También secuelas de un accidente cerebrovascular o una infección en el sistema nervioso central superior, como las encefalitis.
  • Trastornos psiquiátricos: los estudios científicos han demostrado la asociación entre varias enfermedades psiquiátricas y las alteraciones del ritmo biológico.
  • Insensibilidad al ciclo de día y noche: es una condición particular en que el cerebro es incapaz de determinar los cambios de ciclo de la luz externa, por lo cual no genera el ritmo habitual de sueño y vigilia.

Te puede interesar: Trastorno por insomnio

Causas externas

  • Viajes largos que atraviesan diferentes franjas horarias: largos viajes en avión sobre todo en dirección de oeste a este.
  • Trabajo en turnos rotativos: cuando se alternan horarios diurnos con horarios nocturnos de forma continuada.
  • Falta de regularidad de horarios: en personas que por su estilo de vida no tienen un hábito rutinario de horarios para despertarse y para acostarse.
  • Postración prolongada: la estadía de larga duración en la cama, por patologías incapacitantes por ejemplo, altera el reloj biológico. Sucede frecuentemente en personas hospitalizadas.
  • Medicamentos: algunos fármacos recetados por otros trastornos tienen como efectos adversos la somnolencia o la sobreestimulación.
Persona con horario de trabajo nocturno y trastornos del ritmo circadiano
Los turnos nocturnos de trabajo afectan el ritmo circadiano. Asimismo, también lo afecta tener un horario irregular para despertar y acostarse.

Los cinco trastornos del ritmo circadiano

La ciencia ha catalogado, dentro de los trastornos del ritmo circadiano, a cinco entidades. Vamos a describirlas en el siguiente espacio:

Síndrome de desfase horario o jet lag

Este es el trastorno causado por un viaje en avión que atraviesa diferentes zonas horarias. Al realizar el cambio en tan poco tiempo, el cuerpo pierde las referencias de los momentos para descanso y para actividad.

Trastorno asociado al trabajo por turnos

Los trabajadores que están programados para cumplir tareas en turnos diurnos y nocturnos sufren de esa alteración. Según estudios, entre el cinco y el diez por ciento de los trabajadores con turnos rotativos sufren de alteración del reloj biológico. Siempre será menos perjudicial que el turno sea fijo por la noche siempre, a que se trate de rotaciones entre el día y la noche.

Trastorno de la fase del sueño retrasada

En general es una afectación de personas jóvenes, ya que lo genera el desplazamiento de los horarios de acostarse y de levantarse. Cuando regularmente una persona se acuesta tarde y se levanta tarde, se ve dificultada de dormirse temprano la jornada que necesita hacerlo.

Trastorno de la fase del sueño avanzada

Al contrario del anterior, lo padecen quienes se acuestan temprano y se despiertan temprano. Por supuesto, es más frecuente en ancianos que en personas jóvenes. Una vez establecido el patrón, es difícil que quien lo padece pueda permanecer despierto por más horas durante la noche.

Para seguir leyendo: Cómo tratar la somnolencia diurna de forma natural

Síndrome de sueño y vigilia diferente de 24 horas o síndrome de la no sincronización

Esto se ha descrito en personas ciegas, afectadas por la no sensibilidad ocular a la luz externa. En ellos, los períodos de sueño y de vigilia mantienen su longitud, pero pueden durar más de veinticuatro horas.

Hombre sufriendo jet lag
El jet lag es una de las formas de los trastornos del ritmo circadiano.

Cómo se tratan estos trastornos

La primera opción para tratar los trastornos del ritmo circadiano es la modificación de hábitos, buscando la coincidencia con la luz del día. El uso de la luz intensa natural o artificial también es una estrategia.

Quienes viajan con riesgo de padecer jet lag deberían exponerse a la luz solar del lugar de destino lo más pronto posible, para cambiar las indicaciones del reloj biológico. Los trabajadores nocturnos deberían disponer de luz artificial intensa en su lugar de trabajo para simular la luz del día.

En cuanto a fármacos para estos trastornos el más conocido es la melatonina. Artificialmente esta sustancia intenta reemplazar la melatonina corporal. Es común su uso entre viajeros frecuentes que sufren jet lag. Se asume que el uso a corto plazo no posee efectos adversos. De todas formas, siempre es preferible tomar las medidas no farmacológicas.

  • Solari, B. Francesca. "Trastornos del sueño en la adolescencia." Revista Médica Clínica Las Condes 26.1 (2015): 60-65.
  • Carrillo-Mora, Paul, et al. "Trastornos del sueño:¿ qué son y cuáles son sus consecuencias?." Revista de la Facultad de Medicina (México) 61.1 (2018): 6-20.
  • Karatsoreos IN. Links between Circadian Rhythms and Psychiatric Disease. Front Behav Neurosci. 2014;8:162. Published 2014 May 6. doi:10.3389/fnbeh.2014.00162
  • Jiménez-Genchi, Alejandro, et al. "Actualidades en las aplicaciones clínicas de la melatonina en trastornos del sueño." Revista Mexicana de Neurociencia 14.1 (2013): 39-43.
  • Gállego Pérez-Larraya, Jaime, et al. "Clasificación de los trastornos del sueño." Anales del Sistema Sanitario de Navarra. Vol. 30. Gobierno de Navarra. Departamento de Salud, 2007.