Trastornos del sueño infantil: exámenes y tratamientos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica Sara Viruega el 19 junio, 2019
Edith Sánchez · 19 junio, 2019
A veces, los trastornos del sueño infantil tienen su origen en patrones de conducta inadecuados; otras veces, se deben a razones orgánicas. En todos los casos, se debe consultar al especialista para determinar el rumbo a seguir.

El sueño es fundamental para la salud física y mental, tanto de niños como de adultos. Sin embargo, en los pequeños, este aspecto es aún más importante. Desafortunadamente, se estima que actualmente hasta un 30% de niños presenta trastornos del sueño infantil.

Los estudios indican que un 50% de los pequeños tienen algún problema para dormir. Muchas veces, dichos problemas no se diagnostican como trastornos del sueño infantil porque los padres lo atribuyen a la indisciplina o a un exceso de mimos.

Sin embargo, es cierto que, si el niño no duerme bien, se ve afectado su comportamiento y su capacidad de aprendizaje, disminuye su concentración y su retentiva. También puede verse afectada su conducta motora, volverlo más irritable y dañar su autoestima.

Por eso, es importante diagnosticar y tratar a tiempo los trastornos del sueño infantil. Conozcamos más sobre ellos en este artículo.

¿Qué son los trastornos del sueño infantil?

Bronca en el colegio

Los trastornos del sueño infantil comprenden todas aquellas conductas problemáticas asociadas al hecho de dormir en el niño. Incluyen, entre otros:

  • La dificultad para conciliar el sueño.
  • Permanecer dormido.
  • Tener demasiado sueño.
  • Dormir en momentos inapropiados.
  • Hacer algo anormal durante el sueño.

En sentido estricto, se habla de trastornos del sueño infantil cuando se presentan estas dos circunstancias:

  • Las dificultades con el sueño afectan de forma significativa el desempeño cotidiano del niño.
  • Las dificultades con el sueño generan problemas en las relaciones familiares, escolares y sociales en general.

Es normal que un niño altere su patrón regular de sueño cuando se presenta un evento que se sale de lo habitual. Por ejemplo, una pérdida, un conflicto familiar, etc. Sin embargo, en poco tiempo, vuelve a la normalidad. Si esto se mantiene, podemos hablar de un trastorno del sueño infantil.

Tipos

Los principales trastornos del sueño infantil se clasifican de la siguiente manera:

  • Disomnias. Incluyen:
    • Narcolepsia.
    • Síndrome de apneas obstructivas del sueño (SAOS).
    • Síndrome de movimientos periódicos de las piernas.
    • Trastorno ambiental del sueño.
    • Retraso de fase de inicio del sueño.
    • Trastorno del establecimiento de límites.
    • Trastorno de las asociaciones al inicio del sueño.
  • Parasomnias. Incluyen:
    • Despertares confusionales.
    • Sonambulismo.
    • Terrores nocturnos.
    • Movimientos rítmicos del sueño.
    • Somniloquia.
    • Pesadillas.
    • Otras parasomnias:
      • Bruxismo.
      • Enuresis.
      • Mioclonías del sueño.
      • Ronquido primario.
      • Apneas del lactante.
      • Muerte súbita del lactante.

Quizá te interese: Síndrome de apnea obstructiva del sueño en niños

Exámenes diagnósticos

Trastornos del sueño infantil

Los padres pueden sospechar la presencia de trastornos del sueño infantil cuando el pequeño tiene problemas para conciliar el sueño, roncan o respiran con dificultad cuando están dormidos, se muestran inquietos mientras duermen, se orinan en la cama o muestran mucha somnolencia.

Los datos que los padres proporcionan son fundamentales para realizar el diagnóstico, que inicialmente se basa en esa información. A partir de la historia clínica es probable que se ordenen algunos exámenes como los siguientes:

  • Polisomnografía. Es el más completo de los exámenes para diagnosticar los trastornos del sueño infantil. Monitorea la actividad cerebral, cardiaca, respiratoria y muscular mientras el niño duerme.
  • Poligrafía. Es un método que permite hacer un seguimiento domiciliario al sueño del niño.
  • Monitoreo cardiorrespiratorio continuo. Se aplica a los lactantes que han presentado apnea o episodios de pausa respiratoria. Monitorea la frecuencia cardiaca y la respiración.

Es habitual que también se ordene un hemograma en los casos de excesiva somnolencia e irritabilidad en el niño. Este permite descartar o confirmar la presencia de anemia, parásitos y problemas en la tiroides.

Lee también: Hábitos para hacerle frente a la apnea del sueño

Tratamientos

El tratamiento para este tipo de problemas depende de la causa que los origine. Siempre es conveniente consultar al pediatra para que él señale el rumbo a seguir. Sin embargo, en todos los casos, es aconsejable, primero que todo, garantizar una correcta higiene del sueño para el niño.

Para tener una guía al respecto, se debe tomar en cuenta que el tiempo de sueño necesario varía según la edad. Veamos:

  • Entre los 0 y los 3 meses, lo habitual es que el niño duerma 16 horas.
  • Entre los 3 y los 12 meses: 15 horas.
  • De 12 meses a 2 años: 14 horas.
  • De 2 a 5 años: 13 horas.
  • Entre 5 y 9 años: 10 horas.
  • De 9 a 14 años: 9 horas.
  • De 14 a 18 años: 8 horas.

Desde el punto de vista conductual, uno de los tratamientos más utilizados para corregir los trastornos del sueño infantil es el método Ferber. Se trata de una estrategia que tiene alta eficacia y se aplica a los lactantes. Consiste básicamente en crear una serie de rutinas para ayudar al bebé a que concilie el sueño.

Si los padres sospechan que el problema tiene un origen físico, deben remitirse exclusivamente al especialista.

  • Lomelí, H. A., Pérez-Olmos, I., Talero-Gutiérrez, C., Moreno, C. B., González-Reyes, R., Palacios, L., ... & Muñoz-Delgado, J. (2008). Escalas y cuestionarios para evaluar el sueño: una revisión. Actas Españolas de Psiquiatría, 36(1).
  • Gállego Pérez-Larraya, J., Toledo, J.B., Urrestarazu, E., & Iriarte, J.. (2007). Clasificación de los trastornos del sueño. Anales del Sistema Sanitario de Navarra30(Supl. 1), 19-36.
  • Ministerio de sanidad política social e igualdad. (2011). Guía de Práctica Clínica sobre Trastornos del Sueño en la Infancia y Adolescencia en Atención Primaria. MSPSI-Madrid. https://doi.org/10.1097/01.mlg.0000243196.75418.6f