Trastornos por consumo de fenciclidina

30 julio, 2018
Los trastornos por consumo de fenciclida aún son frecuentes entre la población globlal. A continuación se explican las características principales de esta droga.

Los trastornos por consumo de fenciclidina (PCP) todavía se siguen observando en los servicios de urgencias. El problema está en que el diagnóstico de intoxicaciones por fenciclidina se pasa por alto con frecuencia y, los médicos deberían conocer, con más detalle,  la toxicidad potencial de la PCP así como sus manifestaciones clínicas.

Actualmente, la fenciclidina se consume en forma recreativa, siendo los EEUU el país que encabeza su consumo. Se presenta en forma de polvo o líquido pero es típicamente rociada sobre hojas o cogollos de resina. Esta resina puede ser de marihuana, menta, orégano, perejil u hojas de jengibre para ser fumada. También puede ser consumida con éxtasis.

Un poco de historia

Otra droga adictiva es la heroína

La fenciclidina es una neurotoxina más tóxica que otras drogas disociativas ya que tiene una toxicidad más compleja. Los daños afectan directamente a diferentes partes del cerebro y también a varios sistemas de receptores. Por lo tanto, tiene efectos alucinógenos y neurotóxicos.

Es una droga que se conoce comúnmente como el Polvo de ángel, Hierba mala o Píldora de la paz. Pertenece a la familia de los anestésicos disociativos donde también se incluyen la ketamina y altas dosis de dextrometorfano.

La fenciclidina fue aprobada después de la Primera Guerra Mundial como un anestésico quirúrgico. Debido a sus efectos adversos, su uso fue discontinuo hasta los años 50. Fue en esta época cuando se volvió a comercializar por el laboratorio Parke-Davis, pero nuevamente su uso fue discontinuado por sus efectos adversos. Después se destinó al uso veterinario como anestésico, pero también fue sacada del mercado.

Descubre: ¿Cómo saber si tu hijo está consumiendo drogas?

Mecanismo de toxicidad

Los trastornos por consumo de fenciclidina se producen por la capacidad que tiene esta sustancia para actuar como un antagonista de los receptores de NMDA.

Estos receptores son del tipo ionotrópico y se encuentran en las dentritas de las neuronas. Reciben señales por los neurotransmisores. Cuando esta droga se une a estos receptores, se produce una despolarización prolongada de la neurona.

Una despolarización es una disminución del valor del potencial de membrana de una neurona

El efecto sobre los receptores de glutamato es potente y duradero, lo que origina los trastornos por consumo de fenciclidina en consumidores crónicos. Estos trastornos se asemejan a los síntomas negativos y positivos de la esquizofrenia. Por ello, se puede considerar la droga como modelo para explicar la fisiopatología de un trastorno esquizofrénico.

Trastornos por consumo de fenciclidina

La sobredosis de fenciclidina origina una serie de síntomas que pueden durar hasta 24 horas. Los más habituales son la agitación psicomotara y el nistagmo (movimiento incontrolable e involuntario de los ojos).

Este último síntoma es esencial para distinguir una intoxicación de fenciclidina y una sobredosis de estimulantes y alucinógenos, ya que estos últimos no presentan este efecto.  Otras manifestaciones menos comunes son:

  • Rigidez muscular y rabdomiolisis con fallo renal.
  • Depresión respiratoria y miocárdica.
  • Hipertermia y agitación.
  • Hipertensión y taquicardia.

Además de los síntomas anteriores, existen una serie de trastornos por consumo de fenciclidina que son relativamente frecuentes. Entre estos trastornos podemos destacar la dependencia a esta droga, delirium y otros trastornos de carácter psicótico como:

  • Trastorno psicótico: aparecen ideas delirantes y alucinaciones.
  • Trastornos del estado de ánimo.
  • Trastorno de ansiedad.
  • Trastorno relacionado con fenciclidina no especificado.

La detección selectiva de tóxicos en orina mediante inmunoensayos y cromatografía facilita el diagnóstico de intoxicación por PCP basado en las manifestaciones clínicas que se han descrito.

Quizá te interese: Haciendo frente a las arritmias con la quinidina

Tratamiento de los trastornos por consumo de fenciclidina

El tratamiento de la intoxicación por PCP es sintomático y depende de la fase en la que se encuentre el paciente. La intoxicación leve se puede tratar con observación en un medio ambiente tranquilo y con la administración de alguna benzodiazepina, como el diazepam, con el fin de disminuir la agitación y los trastornos psicóticos.

También se puede administrar difenhidramina si se desencadenan reacciones distónicas. Es importante evitar las ataduras físicas ya que estas aumentan el riesgo de aparición de rabdomiolisis. Otra medida de tratamiento es la utilización de carbón activo, que es una sustancias que atrapa a la droga evitando su absorción y ayudando a la misma a ser eliminada.

Por otro lado, para tratar la hipertensión y la taquicardia se suele utilizar el propanolol, para las arritmias se recurre a los antiarrítmicos y para combatir la hipertermia se coloca un medio frío externo.

María Vijande

Estudiante de Farmacia y curiosa a tiempo completo. Lectora, música y deportista a tiempo parcial. Y ya, que definir es limitar!

Ver perfil
Te puede gustar