Trata de forma natural el pie de atleta usando estos 6 remedios - Mejor con Salud

Trata de forma natural el pie de atleta usando estos 6 remedios

Puesto que el pie de atleta es una infección por hongos, debemos recurrir a remedios cuyas propiedades nos ayuden a combatir sus síntomas de manera eficaz

El pie de atleta es una condición que afecta la piel de los pies y, aunque al principio es difícil de percibir, con el tiempo va causando incómodos síntomas como el dolor y la comezón.

Ocurre cuando ciertos tipos de hongos o levaduras logran proliferarse, generando infecciones en áreas como los talones, los dedos y la zona plantar.

Su presencia hace que se formen molestas grietas o escampas, además de ardor, ampollas y otros incómodos síntomas que incrementan con la presión de los pies al realizar movimientos.

Lo más preocupante es que tiende a ser contagioso, sobre todo cuando se comparten artículos de uso personal como los zapatos, los jabones o los calcetines.

Debido a esto, es primordial tomar medidas al respecto, y recurrir a un tratamiento que ayude a erradicarlo de forma efectiva.

Si bien en el mercado hay varias cremas y soluciones químicas, también se pueden aplicar algunos remedios de origen natural que brindan resultados similares.

A continuación queremos compartir los 6 más destacados para que no dudes en probarlos.

1. Aceite esencial de lavanda

lavanda

El aceite esencial de lavanda tiene poderosos activos antifúngicos que, tras absorberse en la piel, ayudan a combatir las levaduras que ocasionan el pie de atleta.

De paso, sus antibacterianos naturales reducen la presencia de las bacterias, evitando grietas y malos olores.

¿Cómo utilizarlo?

  • Pon un poco de aceite esencial de lavanda en las palmas de tus manos y frótalo sobre los pies hasta que se absorba bien.
  • Repite su uso cada noche antes de ir a dormir.

Te recomendamos leer: Lo que la forma de los pies dice sobre ti

2. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana cuenta con una alta concentración de ácidos orgánicos cuya absorción disminuye la presencia de hongos y bacterias.

Su aplicación sobre la piel ayuda a regular el pH y crea una barrera protectora contra las infecciones y el exceso de sequedad.

¿Cómo utilizarlo?

  • Agrega una parte de vinagre de manzana por tres partes de agua tibia y sumerge los pies en el líquido durante 20 minutos.
  • Repite el tratamiento todos los días, hasta notar una mejoría.

3. Cebolla

Cebollas cortadas

Los compuestos sulfurosos que concentra la cebolla ejercen un potente efecto antifúngico. Al ser absorbidos en la piel, reduce la presencia de los hongos que causan el pie de atleta.

Esta cualidad, sumada a su acción antioxidante e hidratante, acelera la recuperación de la piel, controlando la comezón y la sequedad.

¿Cómo utilizarla?

  • Trocea y licua una cebolla hasta obtener un jugo espeso.
  • Toma el producto y frótalo sobre los pies limpios.
  • Deja que actúe 30 minutos y enjuaga.
  • Repite su uso todos los días, preferiblemente antes de ir a descansar.

4. Ajo

La pulpa de ajo tiene compuestos similares a la cebolla y, gracias a sus nutrientes esenciales, es una gran solución contra las afecciones de la piel.

Tiene propiedades antibióticas y antifúngicas que ayudan a combatir de forma eficaz las levaduras.

¿Cómo utilizarlo?

  • Tritura un diente de ajo en un mortero y aplícate la pasta sobre los talones, las plantas de los pies y las uñas.
  • Deja que sus compuestos se absorban durante 15 o 20 minutos y enjuaga.
  • Úsalo, por lo menos, 3 veces a la semana.

5. Aceite esencial de orégano

Aceite de orégano

El aceite esencial de orégano es un producto natural con propiedades antifúngicas que, gracias a su poder hidratante, resulta ideal para aliviar los hongos en la piel de los pies.

Sus antioxidantes aceleran el proceso de reparación celular y, gracias a esto, ayuda a aliviar las grietas e infecciones ocasionadas por el pie de atleta.

¿Cómo utilizarlo?

  • Frota una pequeña cantidad de aceite esencial de orégano sobre los pies, o bien, agrégalo en agua tibia para realizar un baño.
  • Úsalo cada noche hasta aliviar el problema.

Lee también: 10 interesantes beneficios para la salud que te brinda el orégano

6. Aceite de caléndula

El aceite de caléndula es uno de los remedios para la piel con más beneficios para el tratamiento de las infecciones por hongos y bacterias.

Esta planta cuenta con sustancias antifúngicas, antibacterianas y antiinflamatorias que promueven el alivio rápido de este tipo de problemas.

Además, gracias a su poder para neutralizar el pH, es un buen complemento para aliviar el exceso de sequedad y el agrietamiento.

¿Cómo utilizarlo?

  • Pon un poco de aceite de caléndula en las palmas de tus manos, frótalas entre sí, y aplícalo sobre los pies con suaves masajes.
  • Deja que se absorba bien y úsalo hasta dos veces al día.

El pie de atleta es una condición infecciosa que puede empeorar con el paso de los días.

Por eso, si ninguno de estos tratamientos te funciona, consulta al médico.