Tratamiento de aceite de oliva para fortalecer las uñas naturalmente - Mejor con Salud

Tratamiento de aceite de oliva para fortalecer las uñas naturalmente

Además de unos cuidados básicos, gracias a sus propiedades hidratantes y fortalecedoras, el uso frecuente del aceite de oliva puede ayudarnos a tener unas uñas más fuertes y saludables

La mayoría de las mujeres está en la búsqueda constante de fortalecer sus uñas para lucir una manicura más hermosa y dejar una buena impresión con el cuidado de sus manos. Sabemos que las uñas hacen parte importante de nuestra belleza y presentación personal, por lo que lo ideal es tenerlas bien cuidadas y limpias.

Sin embargo, las múltiples tareas en el trabajo y en casa pueden hacer que nuestras uñas se debiliten y empiecen a lucir quebradizas. Este problema es bastante común, pues el uso de productos químicos de limpieza, la falta de higiene y muchos otros factores a los que nos exponemos pueden afectar directamente la salud de las uñas.

Para todas aquellas mujeres que están buscando alternativas para cuidar sus uñas y lucir una manicura perfecta, a continuación queremos compartirles las claves y un buen tratamiento natural para que fortalezcan sus uñas y consigan la apariencia deseada. Este excelente tratamiento utiliza las bondades del aceite de oliva, por lo que no es difícil de preparar y es bastante económico.

Consejos para fortalecer las uñas

Uñas-y-aceite-de-oliva

  • Incrementar el consumo de proteínas: la alimentación desempeña un papel muy importante en el cuidado y salud de nuestras uñas. Lo ideal es incrementar el consumo de alimentos ricos en proteínas como, por ejemplo, las carnes magras, el pollo, el pescado o las legumbres. También es bueno que consumas más calcio y vitaminas A, B y C, presentes en frutas y vegetales.
  • Evitar el contacto con productos químicos: los productos químicos como detergentes y jabones pueden debilitar las uñas debido a sus componentes tóxicos. Lo ideal para cuidar la salud de las uñas es utilizar guantes cada vez que limpiemos o manipulemos alguno de estos productos.
  • Mantener las uñas cortas: las uñas largas pueden verse muy bonitas pero se quiebran muy fácil. Lo ideal es mantenerlas cortas o de un tamaño no exagerado.
  • Limitar el uso de quitaesmaltes: los quitaesmaltes tiene componentes tóxicos que pueden resecar y debilitar las uñas y hacer que estas se quiebren fácilmente. Lo ideal es utilizarlo solo una vez por semana y en pequeñas cantidades.
  • Evitar el uso de endurecedores y uñas artificiales: los endurecedores de uñas parecen una buena opción para fortalecerlas, pero lo cierto es que tienen componentes químicos que pueden levantar su placa. En cuanto al uso de uñas artificiales, lucen bien pero al retirarlas también pueden arrancar la superficie y propiciar la aparición de hongos.
  • Hacerse una manicura una vez por semana: no necesariamente te debes pintar las uñas para hacerte una buena manicura. Simplemente realiza los pasos de limpieza y corte de la manicura y mantén tus uñas sanas.
  • Limar las uñas en forma recta: lo ideal es limar las uñas en lugar de cortarlas con un cortaúñas. Se recomienda limarlas en forma recta para evitar que se encarnen.
  • Reparar las uñas rápidamente: cuando la uña se parte o se quiebra lo ideal es limarla de inmediato para atenuar el daño antes de que sea peor. Si el quiebre es grande y quieres salvarla, puedes aplicar un poco de pegamento para uñas y ponerle por encima un pequeño trozo de papel de bolsa de té. Cuando ya pegues el papel, lima la superficie con una gamuza fina. Por último, se le aplica un poco de esmalte transparente por encima y listo.

Tratamiento de aceite de oliva para fortalecer las uñas

Aceite de oliva-remedios

El aceite de oliva es un producto con propiedades hidratantes y fortalecedoras que nos pueden ayudar a tener unas uñas más saludables y fuertes. La aplicación de este producto en las uñas las nutre profundamente, les da más vigor y evita problemas de uñas frágiles.

Ingredientes

  • Un poco de aceite de oliva.
  • Zumo de naranja fresco.
  • Ajo.

¿Qué debes hacer?

  • Triturar el ajo y mezclarlo con el jugo de naranja fresco en un tazón. Posteriormente debes remojar tus uñas en esta mezcla durante unos 10 minutos.
  • Luego, en otro tazón, debes agregar una buena cantidad de aceite de oliva y sumergir las uñas otros 15 minutos.
  • Realízate este tratamiento dos veces por semana y sé constante para obtener buenos resultados.
  • También puedes remojar tus uñas en aceite de oliva con más frecuencia para obtener mejores resultados. Otra opción es aplicarte un poco de aceite de oliva en las uñas todas las noches antes de irte a dormir.