El tratamiento antibiótico para la candidiasis vaginal

11 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
La candidiasis vaginal suele ser una infección recurrente que se presenta bajo determinadas situaciones, como tras el debilitamiento de la flora bacteriana como consecuencia de la administración prolongada de antibióticos.

La candidiasis vaginal es una infección causada por la levadura Candida. El tratamiento consiste en un conjunto de medidas que abarcan desde la práctica de buenos hábitos de higiene hasta la administración de medicamentos.

¿Cómo saber si tengo candidiasis?

Algunos de los síntomas que puede causar la infección son:

  • Sensación de quemazón.
  • Enrojecimiento e inflamación de las paredes y área externa de la vagina (vulvovaginitis).
  • El flujo vaginal se vuelve blanco o amarillento y espeso (como requesón).
  • Escozor en la vagina muy intenso, especialmente al orinar.

Si notas alguno de estos síntomas te recomendamos que te pongas en contacto con tu médico de confianza. Él valorará el caso y te indicará el tratamiento más adecuado. 

Causas y síntomas de las infecciones vaginales

Veamos más a continuación.

Factores de riesgo

La candidiasis es una infección oportunista que puede presentarse como consecuencia de una mala higiene, uso de antibióticos y otras cuestiones.

Dicho en otras palabras: cuando las defensas se alteran, los hongos proliferan y pueden producir infecciones. Este tipo de infección se denomina «infección oportunista». Algunas de estas situaciones son:

  • Tras tomar antibióticos: en nuestro organismo habitan múltiples especies de microorganismos que no son dañinos, se denomina flora bacteriana. Los antibióticos también atacan a estos microbios lo que provoca que algunas especies proliferen produciendo infecciones.
  • Situaciones de inmunosupresión: si el sistema inmunitario está dañado, los microorganismos que normalmente no producen daño a nuestro cuerpo pueden superar la capacidad de defensa de nuestro cuerpo. Pueden ser enfermedades que afecten a las defensas o medicamentos que las debiliten, como los corticoides.
  • Enfermedades metabólicas:se altera la barrera de la piel y mucosa, son la primera línea de defensa y además donde habita este hongo.
  • Cambios hormonales o malnutrición: las carencias nutricionales y los desajustes hormonales también alteran la piel y las mucosas, favoreciendo este tipo de infecciones. Por esta razón, la candidiasis vaginal está asociada al periodo premenstrual y al embarazo.

Tratamiento de la candidiasis vaginal

El paciente deberá seguir siempre todas las indicaciones de su médico. A su vez, deberá evitar la automedicación así como los remedios naturales y, en caso de tener dudas, lo más recomendable será resolverlas con el profesional.

El uso perjudicial de los antibióticos

Las infecciones por hongos se tratan con fármacos antifúngicos o antimicóticos, que destruyen a los hongos que producen la infección. La duración del tratamiento y la elección de un medicamento u otro dependen de la clínica que presente la paciente.

Esta decisióndependerá del médico que lleve el caso, el cual decidirá el tratamiento más oportuno basándose en los síntomas que presente el paciente.

Descubre: Remedios caseros para tratar la candidiasis oral: una revisión

Tipos de fármacos

Como primera elecciónse utilizan fármacos para la piel de aplicación intravaginal. Suelen utilizarse antimicóticos en forma de óvulos o pomadas vaginales.

Los óvulos son unos preparados blandos con forma ovalada. Se introducen en la vagina por la noche para que el medicamento se disuelva y sea absorbido por la mucosa. Pueden pautarse de distintas formas:

  • Dosis diarias durante una semana, también puede utilizarse clotrimazol u otros antimicóticos como el itraconazol.

En el caso de las pomadas antifúngicas deben aplicarse dos veces al día de forma abundante, extendiendo la pomada por los genitales externos. Las pomadas pueden utilizarse solas o acompañando el tratamiento con óvulos; especialmente si la infección también afecta a la vulva.

Si al cabo de unos días las molestias persisten puede estar indicado un tratamiento con antimicóticos vía oral.

También se recomienda esta opción si a lo largo de un año hay cuatro o más episodios de candidiasis vaginal (que pasaría a denominarse «candidiasis recurrente»).

La elección de un medicamento u otro depende del juicio médico y de las características del paciente. El tratamiento  oral es más fuerte pero también tiene más efectos secundarios.

Uno de los utilizados es el fluconazol; aunque generalmente todos los fármacos con presentación para la piel también están disponibles en forma oral.

El Manual MSD indica que «para el prurito puede aplicarse una crema de corticoesteroides (como hidrocortisona) en la vulva, pero no dentro de la vagina».

También es necesario tratar a la pareja

En todos los casosse recomienda tratar a la pareja sexual. En los hombres las candidiasis genitales suelen pasar desapercibidas. Aun así, si la pareja sexual tiene la infección puede volver a contagiarla una vez resuelta la infección inicial, complicando la resolución del cuadro.

Toda esta información no sustituye a una consulta médica. Antes de realizar algún tratamiento acude a que un médico te valore.

  1. Pappas PG, Kauffman CA, Andes DR, Clancy CJ, Marr KA, Ostrosky-Zeichner L, et al. Clinical Practice Guideline for the Management of Candidiasis: 2016 Update by the Infectious Diseases Society of America. Clinical Infectious Diseases. 2015.
  2. Sangamithra V, Verma R, Sengottuvelu S, Sumathi R. Candida infections of the genitourinary tract. Res J Pharm Technol. 2013;
  3. Pfaller MA, Diekema DJ. Epidemiology of invasive candidiasis: A persistent public health problem. Clinical Microbiology Reviews. 2007.
  4. Bridoux F, Leung N, Hutchison CA, Touchard G, Sethi S, Fermand J, et al. Clinical Infectious Diseases. J Am Soc Nephrol. 2013;