El tratamiento antibiótico para la candidiasis vaginal

La candidiasis vaginal suele ser una infección recurrente que se presenta bajo determinadas situaciones, como tras el debilitamiento de la flora bacteriana como consecuencia de la administración prolongada de antibióticos.

La candidiasis vaginal es una infección producida por hongos del género Candida, sobre todo por Candida Albicans. Las infecciones producidas por hongos se denominan micosis. La candidiasis es una de las causas de vaginitis más frecuentes, casi todas las mujeres sufren candidiasis vaginal alguna vez en la vida.

Los hongos del género Candida están presentes en nuestro organismo de forma natural. Se encuentran en mucosa como la vagina, la cavidad oral y el tubo digestivo. En condiciones normales no producen infecciones.

Cuando las defensas se alteran los hongos proliferan y pueden producir infecciones. Este tipo de infección se denomina infección oportunista. Algunas de estas situaciones son:

  • Tras tomar antibióticos: en nuestro organismo habitan múltiples especies de microorganismos que no son dañinos, se denomina flora bacteriana. Los antibióticos también atacan a estos microbios lo que provoca que algunas especies proliferen produciendo infecciones.
  • Situaciones de inmunosupresión: si el sistema inmunitario está dañado, los microorganismos que normalmente no producen daño a nuestro organismo pueden superar la capacidad de defensa de nuestro cuerpo. Pueden ser enfermedades que afecten a las defensas o medicamentos que las debiliten, como los corticoides.
  • Enfermedades metabólicas: se altera la barrera cutánea y mucosa, son la primera línea de defensa y además donde habita este hongo.
  • Cambios hormonales o malnutrición: las carencias nutricionales y los desajustes hormonales también alteran la piel y las mucosas, favoreciendo este tipo de infecciones. Por esta razón, la candidiasis vaginal está asociada al periodo premenstrual y al embarazo.

¿Cómo sé si tengo candidiasis vaginal?

Causas y síntomas de las infecciones vaginales

Las infecciones por hongos del género Cándida o candidiasis no afectan sólo a la vagina, también hay candidiasis oral o esofágica entre otras. El lugar de la infección depende de la causa que produce el cuadro, así como las defensas generales del individuo.

Si tienes una candidiasis vaginal, los síntomas que notarás serán los siguientes:

  • Escozor en la vagina muy intenso, especialmente al orinar.
  • Suele afectar también a la vulva, se denomina vulvovaginitis. Se observa una vulva enrojecida e inflamada.
  • El flujo vaginal se vuelve blanco y espeso. 

Ver también: 5 remedios caseros que te ayudan a controlar el exceso de flujo vaginal

Tratamiento de la candidiasis vaginal

El uso perjudicial de los antibióticos

Las infecciones por hongos se tratan con fármacos antifúngicos o antimicóticos, que destruyen a los hongos que producen la infección. La duración del tratamiento y la elección de un medicamento u otro dependen de la clínica que presente la paciente.

Esta decisión dependerá del médico que lleve el caso, el cual decidirá el tratamiento más oportuno basándose en los síntomas que presente el paciente.

Como primera elección se utilizan fármacos tópicos de aplicación intravaginal. Suelen utilizarse antimicóticos en forma de óvulos o pomadas vaginales.

Te recomendamos leer: ¿Tienes hongos vaginales? 5 remedios caseros para tratarlos

Los óvulos son unos preparados blandos con forma ovalada. Se introducen en la vagina por la noche para que el medicamento se disuelva y sea absorbido por la mucosa. Pueden pautarse de distintas formas:

  • Una única dosis, suele utilizarse el cotrimazol.
  • Dosis diarias durante una semana, también puede utilizarse cotrimazol u otros antimicóticos como el itraconazol.

En el caso de las pomadas antifúngicas deben aplicarse dos veces al día de forma abundante, extendiendo la pomada por los genitales externos. Las pomadas pueden utilizarse solas o acompañando el tratamiento con óvulos, especialmente si la infección también afecta a la vulva (vulvovaginitis).

Si al cabo de unos días las molestias persisten puede estar indicado un tratamiento con antimicóticos vía oral. También se recomienda esta opción si a lo largo de un año hay cuatro o más episodios de candidiasis vaginal. Es lo que se denomina candidiasis recurrente.

La elección de un medicamento u otro depende del juicio médico y de las características del paciente. El tratamiento  oral es más fuerte pero también tiene más efectos secundarios. Uno de los utilizados es el fluconazol, aunque generalmente todos los fármacos con presentación tópica también están disponibles en forma oral.

En todos los casos se recomienda tratar a la pareja sexual. En los hombres las candidiasis genitales suelen pasar desapercibidas, es decir, son asintomáticas. Aun así, si la pareja sexual tiene la infección puede volver a contagiarla una vez resuelta la infección inicial, complicando la resolución del cuadro.

Alicia

Estudiante de Medicina. La cultura es aquello que queda cuando todo lo demás se va, así que vamos a cultivarla.

Ver perfil
Te puede gustar