Tratamiento complementario del dengue: remedios naturales

Gissel Chévez · 28 marzo, 2019
Vamos a conocer algunos remedios naturales que pueden ser útiles como complemento de los tratamientos que se aplican en esta enfermedad de origen vírico, que provoca la deshidratación del organismo.

Se estima que se producen alrededor de 390 millones de casos de dengue al año, de los cuales 96 se manifiestan clínicamente, independientemente de la gravedad. Además del tratamiento farmacológico, se puede realizar un tratamiento complementario del dengue.

Un tratamiento complementario del dengue

El curso natural de la enfermedad, y su respectiva sintomatología, ha favorecido la utilización de remedios naturales como tratamiento complementario del dengue. Los remedios naturales sugeridos a continuación ofrecen beneficios y son inocuos.

Estas plantas tienen como cualidad común que fortalecen el sistema inmunitario, gracias a sus propiedades antipiréticas. Esto ayuda a reponer los minerales perdidos por la deshidratación. Asimismo, al aprovecharlas en infusiones y bebidas varias, se consigue rehidratar al organismo.

Pero, aunque estos remedios puedan aliviar algunos síntomas, es muy importante tener en cuenta que nunca se deben excluir los fármacos recetados por el médico. Estas plantas son un complemento.

Visita este artículo: ¿Cómo podemos prevenir el dengue?

1. Hoja de Carica papaya

Hoja de Carica papaya, uno de los tratamientos complementarios del dengue

Su consumo produce un aumento en el recuento de plaquetas. Es así porque contiene flavonoides y fenoles con alto poder antioxidante. La forma de tomarla sería la siguiente:

  • 50 g de extracto de hoja de papaya, 1 vez al día, en ayunas, por tres días.
  • 150 ml de té de hoja de papaya, 1 vez al día durante 5 días.

2. Euphorbia hirta (coliflorcito o hierba de la golondrina)

Esta planta produce un aumento moderado del recuento de plaquetas, así como un incremento significativo de los glóbulos blancos (lo cual mejora la leucopenia).

Sirve para aliviar los síntomas de la picadura del mosquito al colocar hojas (asadas) sobre la piel. Se recomienda beber entre 3 y 4 tazas al día.

3. Azadirachta indica (nim o lila india)

Como tratamiento complementario del dengue, es un potente antioxidante y antiinflamatorio. Puede utilizarse como repelente natural para mosquitos. Se recomienda beber la infusión 2 veces al día o  comer cinco hojas (secas) en ayunas.

4. Andrographis paniculata (androgra o kiryat)

Pastillas de Andrographis paniculata para el dengue

Esta planta tiene propiedades antiinflamatorias. El extracto de la hoja es tóxico contra el vector Aedes aegypti, y a ciertas concentraciones puede utilizarse como larvicida (esto todavía se encuentra en estudio). Puede encontrarse en polvo, tabletas o cápsulas.

5. Tulsi o albahaca santa

La capa de transpiración que produce al bajar la fiebre es salina, lo cual sirve como repelente de mosquitos. Se recomienda beber media taza de esta infusión cada 2 horas para hidratar el organismo.

6. Hierba de cebada

Dado que contiene clorofila, esta hierba estimula la producción de las células sanguíneas y, por ende, de las plaquetas. También es rica en vitaminas (C, complejo B), minerales (magnesio, zinc, potasio y sodio) y antioxidantes.

Solo se necesita hervir la hierba en un litro de agua y beber la infusión durante todo el día. Pero puede ocasionar náuseas o vómitos, por lo que se recomienda recurrir a su presentación comercial en polvo. Basta con utilizar 5 g (una cucharadita) para añadirla a cualquier bebida o postre.

7. Fenogreco o alholva

Bote con fenogreco o alholva

Ayuda a combatir el malestar general, por lo que puede aprovecharse también en caso de gripe. Esta planta tiene propiedades sedantes que promueven un sueño reparador y el reposo del paciente. Se recomienda comer algunas hojas de alholva, previamente lavadas, antes de cada comida.

8. Hoja de albahaca

Tiene propiedades antibacterianas, antioxidantes y antibióticas. Esta planta es de gran utilidad para tratar todo tipo de infecciones.

Solo deben hervirse las hojas de albahaca en 1 litro de agua junto con el cardamomo. Luego se cuela y se bebe la infusión cada 2 o 3 horas. Cabe destacar que el aceite de albahaca tiene propiedades insecticidas naturales y puede utilizarse como repelente.

¿Quieres conocer más? Lee: 7 repelentes naturales para moscas

9. Hydrastis candensis (hidrastis o sello de oro)

Tiene minerales (magnesio, hierro y calcio) y vitaminas (A, C, D, E y complejo B). Contiene berberina, un alcaloide que tiene propiedades antibacterianas, antifúngicas y antiprotozoarias.

Se recomienda hervir un vaso de agua (250 ml) con 4 g de la raíz del sello de oro. Se deja reposar 6 minutos. Lo ideal es beber, como mínimo, 2 tazas al día.

Recomendaciones

Médico con un tratamiento complementario contra el dengue

Antes de utilizar cualquier tratamiento complementario del dengue, te recomendamos que consultes con tu médico las posibles interacciones que pueda tener con los medicamentos que tomas de forma habitual y cómo debes proceder al respecto.

Es necesario tener precaución en el caso de mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. También en niños menores de 2 años, pacientes con VIH o SIDA y pacientes con patologías renales (HTA), hepáticas, vesiculares, cardíacas, gastrointestinales (úlceras, ERGE), hematológicas y oftalmológicas.

  • WHO, W. H. O. (2009). Dengue: guidelines for diagnosis, treatment, prevention, and control. Special Programme for Research and Training in Tropical Diseases. https://doi.org/WHO/HTM/NTD/DEN/2009.1
  • Cucunawangsih, & Lugito, N. P. H. (2017). Trends of dengue disease epidemiology. Virology: Research and Treatment. https://doi.org/10.1177/1178122X17695836
  • Wilder-Smith, A. (2013). Dengue infections. In Challenges in Infectious Diseases. https://doi.org/10.1007/978-1-4614-4496-1_10
  • Wiwanitkit, V. (2010). Dengue fever: Diagnosis and treatment. Expert Review of Anti-Infective Therapy. https://doi.org/10.1586/eri.10.53