Tratamiento con aceite de coco para prevenir las infecciones dentales

Elena Martínez Blasco · 23 enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 29 enero, 2019
¿Sabías que el aceite de coco es una producto que se usa tanto para hacer enjuagues como para cepillar los dientes y cuidar de la salud bucal?

El aceite de coco es un producto natural que tiene diversos usos. Han habido personas que incluso lo han llegado a catalogar como un «superalimento» puesto que contiene antioxidantes y varios nutrientes que benefician la salud, en diversos ámbitos.

En el ámbito de la salud oral, este producto se ha utilizado desde hace un tiempo como tratamiento coadyuvante, puesto que se considera que tiene potencial para cuidar los dientes y encías y prevenir y tratar algunos problemas, tales como: caries, infecciones dentales y gingivitis.

La efectividad del aceite de coco, según estudios

aceite de coco para las infecciones dentales

En líneas generales, se dice que el aceite de coco combate las infecciones dentales que causan las bacterias gracias a su contenido en ácido láurico.

Adicionalmente, blanquea el esmalte, sin dañarlo, y previene el sarro. Por otra parte, desinflama las encías y previene la inflamación y el sangrado.

Ahora bien, veamos qué dicen los estudios más recientes acerca de ello:

En otro estudio publicado en el año 2017, los enjuagues con aceite de coco son un método eficaz para el mantenimiento de la higiene oral, puesto que reduce significativamente la presencia de Streptococcus mutans en la saliva.

Según un estudio publicado en el año 2018, se llegó a la conclusión de que el aceite de coco puede ayudar a reducir la placa y la gingivitis, por lo que puede usarse como un antibacteriano y antifúngico eficaz.

Tratamiento para las infecciones dentales

Según creencias, para realizar este tratamiento casero y natural es recomendable elegir aceite de coco virgen extra. Este aceite se solidifica cuando está a una temperatura inferior a los 23 ºC, pero que se derrite de nuevo cuando lo llevamos a la boca.

El tratamiento consiste en dos pasos. Deberemos realizarlos cada día para poder obtener resultados:

  • Por la mañana: enjuagues.
  • Por la noche: cepillado a modo de dentífrico.

1. Enjuagues diarios

Los enjuagues diarios con aceite vegetal son una técnica antigua para mejorar la salud de la boca y de todo el sistema digestivo. Aunque se pueden realizar también con aceite de sésamo, en este caso proponemos el aceite de coco virgen extra por su efecto antibacteriano.

Al realizar enjuagues durante un buen rato conseguimos hacer una limpieza muy profunda de la boca. Por otro lado, podemos también equilibrar todo el tracto digestivo.

De este modo, eliminamos con mayor facilidad las bacterias y toxinas sin alterar el delicado pH bucal. Además podemos eliminar el sarro, mejorar el aliento y aliviar la inflamación de las encías.

¿Cómo los hacemos?

enjuagues para las infecciones dentales
Los enjuagues con aceites de coco o de sésamo, «oil pulling», son uno de los pilares de la medicina ayurvédica.
  • Al levantarnos, antes de consumir ningún alimento, nos introducimos en la boca 1 cucharada de aceite de coco virgen extra (15 ml). Es fundamental que el aceite sea de la máxima calidad.
  • Empezamos a realizar los enjuagues procurando que el aceite llegue a todas las partes. No son gárgaras, por lo que el aceite no tiene que ir hacia la garganta.
  • Mantenemos los enjuagues durante unos 20 minutos. Durante este tiempo notaremos cómo la textura densa del aceite se vuelve más ligera y acuosa, lo cual es una buena señal.
  • Pasados estos minutos, escupimos el aceite (mejor en el cubo de la basura). A continuación nos cepillaremos bien los dientes con nuestro dentífrico habitual.
  • Recomendamos esperar al menos 15 minutos antes de desayunar. Si es posible, empezar siempre con un vaso de agua para ayudar a eliminar toxinas del organismo.
  • Realizar este tratamiento cada mañana.

Lee: ¿Cómo hacer un dentífrico natural?

2. Dentífrico natural

Para mantener una boca sana y resistente a las infecciones dentales recomendamos elegir dentífricos lo más naturales posibles. De este modo, podremos evitar componentes como los sulfatos y otros aditivos que pueden afectar a nuestra salud y alterar el pH de la saliva.

Existen alternativas naturales muy efectivas que contienen aceites vegetales y esenciales, xilitol, arcilla, carbón vegetal activado, etc.

Utiliza-un-dentrifico-lo-mas-natural-posible
El aceite de coco se ha revelado como un ingrediente útil y eficaz en el cuidado de la dentadura, además sabe muy bien.

Siempre debemos cepillarnos los dientes después de cada una de las tres comidas principales. En este caso, para reforzar este tratamiento natural, deberíamos sustituir la pasta de dientes por aceite de coco en uno de los tres cepillados diarios.

Así, este aceite se convertirá en un dentífrico natural complementario para reforzar las defensas de la boca. Además, podremos notar resultados con rapidez.