Tratamiento con tomate para la piel grasa y con acné

Valeria Sabater · 8 noviembre, 2019
Los tratamientos con tomate pueden ser un buen coadyuvante para combatir el acné y la producción excesiva de grasa. ¿Cómo utilizarlo? ¿Qué debes tener en cuenta? En este espacio lo detallamos.

El tratamiento con tomate para la piel grasa y con acné es una solución alternativa que pretende ayudarnos a mantener una piel suave y libre de impurezas. Aunque todo problema cutáneo debe ser abordado por un dermatólogo, este tipo de ayudas naturales pueden ser útiles como complemento del tratamiento.

Tanto la piel grasa como el acné pueden aparecer por descontroles hormonales, ciertos medicamentos, estrés y muchos otros factores. Por ello, como lo destaca una publicación en Canadian Medical Association Journal, elegir una terapia efectiva puede ser confusa. 

Así, en la actualidad disponemos de muchos productos tópicos y terapia sistémica que pueden favorecer un mejor aspecto de la piel. Sin embargo, estos deben ser recetados por el profesional, teniendo en cuenta la causa del acné y el tipo de piel. Entonces, ¿sirve emplear un tratamiento de tomate?

Tratamiento con tomate para la piel: ¿Cuáles son sus beneficios?

La aplicación de tomate como tratamiento para la piel proviene principalmente de la cultura popular. Si bien se han hecho algunos estudios para saber los efectos del tomate sobre la piel, las evidencias son limitadas. De hecho, no hay investigaciones que demuestren que es efectivo para problemas como el acné.

Sin embargo, debido a su alto contenido de agua y antioxidantes, parece ser una buena opción para regular la producción excesiva de grasa y evitar la obstrucción de los poros. De este modo, disminuimos el aspecto de espinillas, puntos negros y granos.

Asimismo, su contenido de licopeno podría ser beneficioso para mitigar los efectos del estrés oxidativo y los rayos UV. Por tanto, el uso constante de un tratamiento de tomate también podría ayudar a reducir el riesgo de envejecimiento prematuro. ¿Te anima a probarlo?

Te recomendamos leer: cómo reducir las manchas de tu piel

Tratamiento de tomate para limpiar los poros

tratamiento con tomate

Si hay algo que nos molesta a las mujeres son esos poros tan dilatados en la zona de la nariz, frente y mejillas que siempre intentamos disimular con una buena capa de maquillaje.

La suciedad ambiental, una piel grasa e incluso el uso de ciertos cosméticos, hacen estos poros más notorios porque se saturan. Un modo rápido y eficaz de acabar con esos poros sucios es hacernos una limpieza facial con tomate.

Ingredientes 

  • 1 cucharada de pulpa de tomate (16 g)
  • 4 gotas de zumo de limón
  • 1 disco de algodón

Cómo aplicarlo

  • Haremos la mezcla en un pequeño recipiente. Después, solo tendrás que empapar el disco de algodón y aplicarlo en tu rostro mediante movimientos circulares.
  • Deja que actúe a lo largo de 15 minutos y después, enjuaga con agua fresca. Recuerda llevar a cabo este sencillo ritual de belleza cada mañana.

Descubre cómo el tomate puede ayudarte a bajar de peso

Tratamiento de tomate contra el acné

Si decides emplear el tomate como aliado para combatir el acné, puedes probar este sencillo truco. Sin embargo, ten en cuenta que no verás resultados instantáneos y probablemente debas hacer varias aplicaciones a la semana para notar el cambio.

Ingredientes

  • Un tomate abierto por la mitad

Cómo aplicarlo

  • Para poder cicatrizar ese acné inflamado, basta con aplicar medio tomate por el rostro y realizar un pequeño masaje circular para que quede bien impregnado.
  • Deja que actúe unos 15 minutos, enjuaga con agua fría y después usa una buena crema hidratante.

Cómo mejorar la piel grasa con tomate

Mantén la piel humectada

Algo que nos interesa recordar es que el tomate es un astringente natural, capaz de reducir el exceso de grasa en la piel. Te explicamos cómo llevar a cabo este tratamiento.

Lee también 5 remedios naturales para combatir el acné

Ingredientes

  • 1 cucharada de pulpa de tomate (16 g)
  • 10 rodajas de pepino (50 g)

Preparación

  • Lo que vamos a hacer en primer lugar es retirar la piel externa del tomate. Seguidamente, pelamos también el pepino y llevamos esas diez rodajas a la batidora junto con el tomate.
  • Puedes licuarlo para que te sea más fácil y rápido, no obstante, también puedes picar los dos ingredientes con ayuda de un tenedor.
  • A continuación, dejamos esta combinación en un pequeño bol y con ayuda de un algodón vamos humedeciendo nuestro rostro con pequeños toquecitos, para que se impregne bien.
  • Deja que actúe a lo largo de 20 minutos y, después, enjuaga con agua fría. El secreto de este tratamiento con tomate es ser constantes y llevarlo a cabo cada día. Verás qué bien se ve tu piel a partir de ahora.

Finalmente

Recuerda siempre que estos tratamientos naturales no funcionan igual en todas las personas. Si al aplicarte este tratamiento con tomate notas que te escuece mucho y no puedes soportarlo, retíralo con abundante agua fresca antes de que te produzca algún tipo de reacción alérgica. Y recuerda que quien puede darte unas buenas indicaciones sobre la causa del acné es tu dermatólogo, en caso de dudas te ayudará.

  • Kraft J, Freiman A. Management of acne. CMAJ. 2011;183(7):E430–E435. doi:10.1503/cmaj.090374
  • Emma, E. (2007). Acné y Estrés. Dermatol Perú. https://doi.org/10.1002/pri.1589
  • Groten K, Marini A, Grether-Beck S, et al. Tomato Phytonutrients Balance UV Response: Results from a Double-Blind, Randomized, Placebo-Controlled Study. Skin Pharmacol Physiol. 2019;32(2):101–108. doi:10.1159/000497104
  • Cooperstone JL, Tober KL, Riedl KM, et al. Tomatoes protect against development of UV-induced keratinocyte carcinoma via metabolomic alterations. Sci Rep. 2017;7(1):5106. Published 2017 Jul 11. doi:10.1038/s41598-017-05568-7