Tratamiento de la candidiasis

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganelli el 13 diciembre, 2018
La candidiasis es una infección causada por el hongo “cándida”. Puede volverse recurrente o crónica si no es tratada de la forma adecuada

El tratamiento de la candidiasis es básicamente preventivo y farmacológico. Por lo general, surte efectos en poco tiempo. Sin embargo, también es usual que la enfermedad vuelva a presentarse, especialmente en los casos en que no se corrigen otros factores asociados.

¿Qué es la candidiasis?

La candidiasis es una infección causada por el hongo “cándida”. Afecta a las membranas mucosas del cuerpo, como boca, genitales, etc.

Para el tratamiento de la candidiasis, deben tenerse en cuenta cuatro aspectos:

  • En primer lugar, un diagnóstico certero
  • Además, corregir enfermedades y factores asociados
  • También es fundamental definir el tipo de infección
  • Finalmente, un tratamiento farmacológico adecuado.

Por otra parte, los síntomas varían dependiendo del tipo de infección. Incluye irritación y picor en la mayoría de los casos. Si es en la boca o la langua, suelen aparecer unas placas blanquecinas, enrojecimientos y edemas en la zona.

El diagnóstico: elemento crucial en el tratamiento de la candidiasis

El primer paso para el tratamiento de la candidiasis se basa en un diagnóstico certero. Muchas personas recurren a medicamentos de venta libre antes de asegurarse de que tienen esta infección. Hasta dos tercios de las personas con infecciones similares cometen este error.

Científico con un cultivo para el diagnóstico de candidiasis

El problema es que el uso de fármacos inadecuados puede conducir a que la infección se vuelva resistente y difícil de tratar. Por eso, aunque produzcan alivio de los síntomas, la enfermedad reaparecerá.

Por eso, es muy importante que acudas al médico. Si hay sospecha de candidiasis mucocutánea o en la piel, se realizará un frotis para analizarlo bajo el microscopio.

Por otra parte, las candidiasis de riñón o de intestino se diagnostican a partir de exámenes de orina o heces. Si hay sospecha de candidiasis sistémica, será necesario realizar una biopsia. Cuando hay indicios de septicemia, de presencia del hongo en la sangre, se efectuará un cultivo a partir de muestras de sangre.

El manejo de factores asociados

Un segundo paso en el tratamiento de la candidiasis consiste en establecer un control sobre los factores que pueden estar asociados a la enfermedad. Se sabe que las personas con diabetes o SIDA son más vulnerables. Sin embargo, también lo son quienes han consumido altas dosis de antibióticos o esteroides, mujeres embarazadas y, en general, personas con sistema inmunológico debilitado.
yogurt-bioactivo

Las principales medidas a tomar son las siguientes:

  • Cambio de dieta. Los hongos se nutren de azúcar, alimentos fermentados, vinagre y otros hongos. Debe evitarse el consumo de alimentos procesados como arroz blanco, harinas refinadas y con contenido en azúcar, alcohol y vinagre
  • Ingerir Acidophilus. Ésta es una bacteria considerada alimento probiótico. Se instala en los intestinos y la vagina y protege contra microorganismos nocivos. Se encuentra en polvo, líquido, cápsulas o alimentos como yogurt o kéfir
  • Por supuesto, es fundamental mantener una higiene rigurosa. No es recomendable utilizar enjuagues bucales que contengan gluconato de clorhexidina si el problema se localiza en la cavidad bucal. Es preferible un tratamiento con dióxido de cloro.

Medidas farmacológicas

El tratamiento de la candidiasis también incluye medidas farmacológicas. Estas se prescribirán según la extensión de la infección y el estado del paciente.

Posteriormente, se decidirá si requiere un tratamiento tópico o sistémico. En el primer caso, se emplearán cremas y ungüentos. En el segundo, se recurrirá a medicamentos orales.

Tratamiento de la candidiasis

Las infecciones cutáneas suelen tratarse con preparados tópicos como geles o pomadas.

Los principios activos más utilizados son:

  • Clotrimazol
  • Ketoconazol
  • Miconazol
  • Fluconazol
  • Itraconazol
  • Nistatina

Para el tratamiento de la candidiasis orofaríngea normalmente se emplean enjuagues con nistatina líquida. En la mayoría de los casos es suficiente para que desaparezcan las lesiones.

Si la infección es profunda (por ejemplo, esofágica), lo recomendable es un tratamiento con comprimidos o pastillas durante al menos una semana. Este tipo de medicamentos también son utilizados en el tratamiento de candidiasis genital superficial.

Los casos más graves exigen ingreso hospitalario y administración de medicamentos intravenosos.

  • Akansha Jain, Shubham Jain, Swati Rawat"Emerging fungal infections among children: A review on its clinical manifestations, diagnosis, and prevention", J Pharm Bioallied Sci. 2010 Oct-Dec; 2(4): 314–320.
  • James, William D.; Berger, Timothy G.; et al. (2006). Andrews' Diseases of the Skin: clinical Dermatology. Saunders Elsevier. 
  • Pappas PG (2006). «Invasive candidiasis». Infect. Dis. Clin. North Am. 20 (3): 485-506.