Tratamiento de la cistitis

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 13 diciembre, 2018
El tratamiento de la cistitis se basa en la administración de antibióticos principalmente.

En primer lugar, en el tratamiento de la cistitis se deben tener en cuenta los factores de riesgo, así como el caso y la sintomatología.

En vista de que cada paciente es distinto, el médico debe evaluar con detenimiento el nivel de gravedad antes de proceder a recetar cualquier tipo de medicamento. Ha de tenerse en cuenta además las posibles interacciones con otros fármacos y complicaciones.

Evidentemente, el objetivo del tratamiento es la eliminación de los microorganismos. También aliviar al paciente en la brevedad posible. Por ello, cuando la causa de la afección es bacteriana, el tratamiento de la cistitis consiste en la administración de antibióticos.

En el caso de que la infección esté causada por virus, se recurrirá a la administración de antivíricos, como el aciclovir.

Mujer con cistitis.

Tal vez te interese: Cistitis y relaciones sexuales

Tratamiento de la cistitis causada por infección bacteriana

Aparte de diferenciar entre una infección bacteriana y una vírica, el tratamiento de la cistitis también será diferente. El mismo depende de ciertas variables, entre las que destacan las siguientes.

  • Primera infecciónGeneralmente una vez tratado al paciente con antibióticos, los síntomas mejoraran de manera significativa aproximadamente al día de haberse tratado. Sin embargo, se recomienda seguir con el tratamiento desde 3 días a una semana, dependiendo de la gravedad de la infección. Es importante que sea cual sea la duración del tratamiento, que el paciente lo lleve a cabo en su totalidad para asegurarse que la infección desaparezca por completo.
  • Cistitis de repetición. En el caso de que el paciente padezca de una infección recurrente de las vías urinarias, se le podría recomendar  un tratamiento con antibióticos más largos o también que acuda a un médico especializado en los trastornos del tracto urinario, un urólogo o nefrólogo. Para algunas mujeres, podría ser útil tomar una dosis única de un antibiótico después de haber mantenido relaciones sexuales.
  • Infección adquirida en el hospital. Las bacterias que se encuentran en los hospitales son más resistentes a los tipos comunes de antibióticos utilizados para tratar infecciones de la vejiga adquiridas fuera del hospital. Por esta razón este tipo de infecciones podrían necesitar diferentes tipos de antibióticos y diferentes enfoques de tratamiento.
  • Sexo y edad. Las mujeres post-menopáusicas podrían ser particularmente susceptibles a contraer cistitis. En estas circusntancias es recomendable la aplicación de una crema vaginal con estrógenos.

Ver también: Combate la cistitis de forma natural con 5 infusiones naturales

¿Qué antibióticos se utilizan?

A la hora de elegir un tipo de fármaco u otro, el médico tiene la posibilidad de realizar una prueba de sensibilidad o antibiograma. El objetivo es obtener datos que le permitan determinar cuál es el antibiótico mas efectivo contra el tipo de microorganismo que está produciendo la infección.

En caso de infección bacteriana los antibacterianos que más se utilizan son: trimetropina, amoxicilina y ampicilina. Por otra parte, en los últimos años, se ha aprobado el uso de las quinolonas. Estos son antimicrobianos, como fármacos para el tratamiento de las infecciones del tracto urinario. Las más comunes son la ofloxacina, la ciprofloxacina y la trovafloxina.

Tratamiendo de la cistitis intersticial

Tratamiendo de la cistitis intersticial

La inflamación causada en la cistitis intersticial es incierta. Por ello, no existe un solo tratamiento adecuado que funcione mejor para cada una de las causas.

Existe la posibilidad de administrar medicamentos por vía oral o introducidos directamente en la vejiga. También estiramientos de la vejiga con agua, gas o cirugía que manipularan la vejiga para mejorar los síntomas.

Por último, cabe la estimulación del nervio para aliviar el dolor pélvico y en algunos casos reducir la frecuencia urinaria mediante impulsos eléctricos suave.

Ver también: Batido morado para prevenir la cistitis naturalmente

Tratamiento de otras formas de cistitis no infecciosas

El tratamiento de la cistitis que surge como consecuencia de una complicación de la quimioterapia o radioterapia. Tiene como objetivo controlar el dolor mediante el uso de medicamentos. Sobre todo, la hidratación del paciente

El objetivo es eliminar, a través de la orina, los irritantes de la vejiga. Las medidas más recomendadas, en este tipo de tratamiento para aliviar el dolor son las siguientes.

  • Utilizar compresas calientes. Esto puede tanto aliviar como minimizar la sensación de presión o dolor de la vejiga.
  • Darse una ducha de agua caliente durante  15-20 minutos para aliviar el dolor o el malestar.
  • Beber mucho líquido, preferiblemente agua.

Es recomendable evitar beber café, alcohol, refrescos con cafeína y alimentos picantes hasta que desaparezca la infección. Estos productos pueden irritar la vejiga y aumentar la necesidad de orinar. Con lo cual, no habría mejoría.

Otras medidas preventivas

  • PiraPrez, M., Ben Chehida, M., & Fillet, M. (2017). Emphysematous cystitis. Revue Medicale de Liege. https://doi.org/10.1016/S1879-5226(10)60041-3
  • Bondavalli, C., Dall’Oglio, B., Schiavon, L., Luciano, M., Guatelli, S., Parma, P., … De Luise, E. (2004). Interstitial cystitis. In Archivio Italiano di Urologia e Andrologia. https://doi.org/10.3109/15360288.2010.548850
  • Barski, D., & Otto, T. (2014). Cystitis. In Urology at a Glance. https://doi.org/10.1007/978-3-642-54859-8_45