Tratamiento de la insuficiencia renal crónica

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 19 diciembre, 2018
Marcos Pedrosa · 26 diciembre, 2017
La insuficiencia renal crónica se trata con fármacos, con dieta y, a largo plazo, con diálisis y transplante de riñón en caso de complicarse el estado del paciente. Conoce qué es la insuficiencia renal y cómo se trata.

El cuerpo humano tiene dos riñones, cada uno del tamaño del puño de la mano. La función principal de los riñones es filtrar la sangre. De este modo se elimina los desechos que circulan por el cuerpo y el exceso de agua, lo que se vuelve orina. La insuficiencia renal se produce cuando los riñones no son capaces de filtrar correctamente los residuos del organismo. El resultdo puede ser un deterioro rápido de la funcionalidad renal (insuficiencia renal aguda), o un deterioro gradual en el tiempo (meses o años), conocido como insuficiencia renal crónica. 

Al haber insuficiencia renal, no solo falla el filtrado de la sangre sino que también se afecta el equilibrio de agua y sales en el cuerpo. Este daño puede ocasionar que los desechos se acumulen en su cuerpo y causen otros problemas de salud.

La diabetes y la hipertensión arterial son las causas más comunes de enfermedad renal crónica.

También lee 10 síntomas de la insuficiencia renal

Tratamiento de la insuficiencia renal crónica

El tratamiento de la insuficiencia renal crónica consiste en la restricción de líquidos, sodio y potasio en la dieta. Además, la terapia suele requerir el uso de medicamentos para corregir sus complicaciones  y, cuando es necesario, diálisis. De todos modos, suelen evitarse (o prescribirse en dosis bajas) los fármacos que se excretan por los riñones para no someter al órgano a un esfuerzo innecesario.

El tratamiento de la insuficiencia renal crónica debe abordar todas aquellas situaciones que puedan agravar la enfermedad de base. Ejemplo de ello son las infecciones, las cuales deben resolverse con el uso de antibióticos lo más rápidamente posible.

Diuréticos y antihipertensivos

Diuréticos y antihipertensivos

El control de la hipertensión se puede llevar a cabo con la administración de antihipertensivos. Es decir, medicamentos que bajan la presión arterial.

El tratamiento de la insuficiencia renal crónica también comprende el uso de diuréticos que, además, pueden aliviar los síntomas de la insuficiencia cardíaca.

Visita este artículo: 7 alimentos diuréticos que te conviene añadir en tu dieta

Fármacos para bajar las grasas

Las concentraciones de colesterol se controlan reduciendo el consumo de grasas en la dieta. También puede recurrirse a medicamentos como son las estatinas, que se usan para bajar el colesterol.

También lee 4 maneras de reducir el colesterol sin estatinas

Medidas higiénico dietéticas

Medidas higiénico-dietéticas

Una de las medidas dietéticas que pueden tomarse es reducir el contenido de proteínas, sal, potasio y fósforo. Por lo tanto, deben evitarse los alimentos lácteos, hígado, legumbres, nueces, dátiles, higos y algunas otras frutas.

Una concentración alta de potasio en sangre aumenta además el riesgo de ritmo cardíaco anómalo y paro cardíaco. Por lo tanto, también el potasio debe disminuir en la dieta.

Diálisis

Un paso muy importante en el tratamiento de la insuficiencia renal crónica se dio con la aparición de la diálisis. Esto ha convertido lo que anteriormente era una enfermedad mortal en una patología tratable.

También lee ¿Cómo funciona la diálisis?

Generalmente, a largo plazo, si los tratamientos dejan de ser efectivos la opción es el trasplante de riñón que en la actualidad se realiza con mucho éxito en todo el mundo.

Un trasplante de riñón es un procedimiento quirúrgico que consiste en colocar un riñón sano de un donante vivo o fallecido en una persona cuyos riñones ya no funcionan correctamente.