Tratamiento de la pancreatitis

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 7 febrero, 2019
María José · 7 febrero, 2019
El tratamiento quirúrgico se reserva a los casos más graves de pancreatitis. Los casos más leves se tratan con medidas de soporte

La inflamación del páncreas puede ser de evolución aguda o crónica. Dicha inflamación puede venir acompañada de la destrucción de sus células. Por todo ello, en este artículo te ampliamos la información sobre el tratamiento de la pancreatitis.

Debes saber que existe un alto riesgo de afectación multiorgánica. Por esta razón, el paciente que presente este cuadro debe someterse a tratamiento inmediatamente para que pueda reducir el riesgo de presentar otras complicaciones.

¿Cómo se determina la severidad?

En primer lugar, cabe destacar que conocer la gravedad es fundamental para saber el pronóstico y el tratamiento. Actualmente, la proteína C reactiva es el mejor marcador bioquímico. Además de ella, se emplean escalas de valoración clínica.

Lee también: 7 alimentos para desinflamar el páncreas y el hígado

Las escalas de mayor importancia son los criterios de Ranson y Glasgow. Es más: son efectivas en aproximadamente un 70 – 80% de los casos. Por otra parte, existen otras escalas basadas en la edad o en las patologías crónicas concomitantes.

La escala de valoración APACHE II permite predecir la gravedad de un cuadro de pancreatitis aguda. Se basa en la evaluación de criterios fisiológicos. Finalmente, el grado de severidad se determina sumando la puntuación obtenida.

Mujer tocándose el abdomen con cara de dolor como consecuencia de la pancreatitis que sufre

Tratamiento de la pancreatitis

Medidas de soporte

En el tratamiento de la pancreatitis, se debe recurrir a una serie de medidas de soporte. Estas se pautan a todos los pacientes con independencia de la severidad del cuadro. Las más empleadas son las siguientes:

  1. Hidratación.
  2. Oxigenación.
  3. Analgesia.

La hidratación se realiza a base de solución salina o glicosilada. Debe ser intensa durante las primeras 48 horas, sobre todo en los cuadros agudos. Además, en ese período debe suspenderse la ingesta de alimentos y sustituirse por una sonda.

La oxigenación, por su parte, evita la necrosis pancreática. Por último, la analgesia se realiza con meperidina. Además, es necesario valorar la sedación si el dolor es muy intenso. Es fundamental mantener vigiladas las funciones vitales y el estado general del paciente durante la aplicación de estas medidas de soporte.

Uso de antibióticos

La terapia antibiótica es controvertida si no hay certeza absoluta de infección. Sin embargo, cuando existe sospecha de infección de las áreas necrotizadas se recomienda instaurar carbapenem o cefalosporina por vía intravenosa.

Te recomendamos leer: 6 antibióticos naturales que probablemente desconocías

Llave rodeada de antibióticos

Tratamiento quirúrgico

Este tipo de tratamiento de la pancreatitis se reserva para casos severos. De hecho, antes de realizar la cirugía, es necesario realizar un TAC para determinar el grado de extensión de la necrosis. También permite buscar posibles complicaciones como:

  • La formación de abscesos
  • Infección del área necrótica
  • La aparición de hemoperitoneo

La resección de la zona necrótica se realiza solamente cuando se presenta infección. La necrosis puede producirse de manera temprana o bien unos días después del inicio del cuadro. Por ello, es preferible realizar la técnica de manera tardía para evitar complicaciones.

Resección quirúrgica del páncreas

En el tratamiento de la pancreatitis, esta medida se destina únicamente a los casos más graves, con 7 o más criterios de Ranson. Consiste en la resección parcial del páncreas y de la zona necrótica. Cabe destacar que este tipo de cirugía se debe realizar en centros especializados.

Cirujanos en el quirófano practicando una necrosectomía como tratamiento de la pancreatitis

Tratamiento de la pancreatitis: directo a la causa

En muchas ocasiones, la pancreatitis es un cuadro secundario de otra patología o condición. En estos casos lo importante es incidir en la causa primaria. Algunas de esas causas son:

  • Cálculos biliares: se recomienda realizar una colangiopancreatografía retrógrada endoscópica con esfinterectomía para desobstruir las vías.
  • Colesterol alto: la prioridad será instaurar tratamiento para la reducción del colesterol.
  • Alcoholismose debe proceder a eliminar el alcohol de manera absoluta y definitiva.

Ahora ya sabes más acerca del tratamiento de la pancreatitis. Recuerda que es muy importante acudir al médico ante la mínima sospecha o molestia. El páncreas es un órgano de suma importancia y debemos prestarle la atención que merece.

  • Greenberg, J.A., Hsu, J., Bawazeer, M., Marshall, J., Friedrich, J.O., Nathens, A., Coburn, N., May, G.R., Pearsal, E. &  McLeod, R.S. Clinical practice guideline: Management of acute pancreatitis. Canadian Journal of Surgery, 2016; 59(2): 128 – 140.
  • Ledesma-Heyer, J.P. & Arias, J. Pancreatitis aguda. Med Int Mex 2009; 25(4): 285 – 294.
  • MedlinePlus. [Internet]. Pancreatitis aguda. 2017. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000287.htm
  • Puentes, A., & Prieto, J. Pancreatitis Aguda. Articulo de Revisión. IntraMed Journal, 2014; 3(2).