Tratamiento de la rubéola

De gran relevancia en embarazadas, la vacuna de la rubéola forma parte de la conocida como triple vírica.

La rubéola es una infección vírica muy contagiosa cuyos principales síntomas son el dolor de las articulaciones y las erupciones cutáneas. Su único hospedador natural de la rubéola es el ser humano, transmitiéndose el virus a través de las secreciones respiratorias.

La rubeola suele presentarse de forma distinta en niños y adultos. Por lo general, suele afectar a niños y personas jóvenes. Por otra parte, cabe destacar que en la mitad de los casos, la rubeola se presenta de forma asintomática. Los focos de diseminación de la enfermedad son los espacios en donde existe una alta densidad de la población. En el caso de los niños, el más común suelen ser las guarderías y las escuelas o colegios.

Datos de interés acerca de la rubeola

rubella-virus-particles-russell-kightley

La rubéola es una enfermedad infecciosa causada por un virus perteneciente al grupo de los togavirus. Se trata de un virus respiratorio que forma parte de los cinco exantemas clásicos de la infancia:

  • Eritema infeccioso.
  • Sarampión.
  • Rubéola.
  • Viruela.
  • Roséola.

La rubéola infecta las vías respiratorias y después se extiende hacia los ganglios linfáticosTras la infección, se presenta en el paciente un exantema moderado que característico de esta enfermedad. El exantema consiste en una serie de manchas rosáceas extendidas a lo largo de la epidermis. La erupción suele ser más intensa en la zona del tronco.

Los síntomas de la rubéola se inician entre los 14 y 21 días después de la infección. En la etapa inicial, el cuadro parece gripal, en vista de que los síntomas son similares, sin embargo, una vez que avanza queda establecida claramente la diferencia. Para el paciente, lo más molesto (además de las erupciones) suele ser la inflamación de los ganglios, puesto que resulta dolorosa. Además de esto, se puede presentar incluso conjuntivitis.

La persona infectada, una vez que haya iniciado la aparición del exantema, puede transmitir el virus a través de estornudos, tos o contacto directo con objetos o superficies contaminadas. Esto se debe a que, a través de las gotitas respiratorias y saliva, el virus se instala en diversas superficies hasta que aparece un nuevo organismo humano al cual instalarse.

Es importante destacar que el hecho de que una persona haya tenido algún contacto con la enfermedad, no implica que vuelva a contraerla. 

De interés: Sistema linfático: 4 datos interesantes que te gustará conocer

Tratamiento de la rubéola

Boy and vaccine syringe

No se dispone de ningún tratamiento de la rubéola, por lo que, el abordaje más eficaz es la vacunación. Gracias a la vacunación sistemática de la población, esta enfermedad ya es poco frecuente en los países desarrollados. Pese a esto, se calcula que en el mundo nacen al año unos 100.000 niños afectados de rubéola congénita.

La vacunación se realiza con una cepa atenuada del virus. La primera dosis se aplica entre los 12 meses y los 15 meses de edad. Posteriormente, la segunda se administra en torno a los 5 años, proporcionando la inmunidad necesaria para toda la vida

La vacuna de la rubéola forma parte de la llamada triple vírica y que engloba la inmunización contra el sarampión, la rubéola y la parotiditis (paperas). Las reacciones adversas a la vacuna por lo general son leves. Quizá puedan aparecer dolores y enrojecimiento en el lugar de la inyección, fiebre leve, exantema y dolores musculares.

La triple vírica se incluye a menudo en los programas de atención sanitaria sistemática de los lactantes. ¿Por qué? porque la rubéola se trata de una infección de particular gravedad para las embarazadas por lo que el principal objetivo de la vacunación es la prevención de la infección congénita.

La rubéola no suele tener un pronóstico favorable para las mujeres embarazadas, ya que ocasiona una serie de complicaciones e, incluso, puede provocar la muerte del feto, en el peor de los casos.

Marcos Pedrosa

Farmacéutico. Leer, escribir e imaginar son mis tres pilares. Buscando constantemente aquello que me llene, promoviendo la salud y tratando siempre de mejorar.

Ver perfil
Categorías: Enfermedades Etiquetas:
Te puede gustar