Tratamiento de las principales enfermedades de las uñas

Aunque generalmente los trastornos en las uñas no revisten mayor problema y suelen ser de fácil tratamiento, debemos estar atentos por si fuera un indicativo de algo más grave.

Utilizamos las manos para todo. Por este motivo, es indispensable cuidarlas y no olvidarnos de las uñas. Sin embargo, en ocasiones, podemos sufrir algunas enfermedades de las uñas que es importante que sepamos identificar para tomar las medidas oportunas.

¿Alguna vez has notado las uñas frágiles? Como bien señala Histopatología de la uña las uñas, a veces, pueden inflamarse a causa de alguna infección y esto repercute negativamente en nuestro bienestar.

Hoy descubriremos algunas de las principales enfermedades de las uñas y, también, cómo podemos tratarlas o hacerles frente para erradicarlas.

Enfermedades de las uñas

En muchas ocasiones, las uñas pueden reflejar algún déficit en nuestra dieta. Seguro que, alguna vez, hemos conocido a alguien que tiene un déficit de calcio y sus uñas presentan manchas blancas. A esto se le suele conocer como leuconiquia.

Ante la presencia de estas manchas en las uñas, sería conveniente hacernos una analítica para descartar que sufrimos anemia. No obstante, en algunos casos, las enfermedades de las uñas están relacionadas con algún hongo o infección. A continuación, veremos 3 de ellas.

1. Onicomicosis

Onicomicosis

La onicomicosis es una de las primeras enfermedades de las uñas de las que vamos a hablar y es muy dolorosa y molesta. Está causada por hongos.

Para identificarla, tenemos que observar si se nos levanta un extremo de la uña o si, debajo de ella, hay una sombra gris. En ocasiones, también pueden aparecer manchas blancas.

Lee: 5 trucos para fortalecer uñas débiles

Lo habitual es que se produzca un engrosamiento del repliegue cutáneo que bordea la uña, mientras que las uñas cambian su textura. Pueden volverse más gruesas o frágiles, y parecen estriadas.

Tratamiento de la onicomicosis

Antes de tomar ninguna decisión, es importante acudir a nuestro médico para que identifique cuál es el hongo que está causando esta enfermedad de las uñas. Tal vez sea un dermatofito, una levadura o un moho.

Dependiendo de cuál sea el hongo que esté causando este problema en las uñas el médico puede recetarnos antifúngicos por vía oral o una especie de decapado químico mediante apósitos impregnados en sustancias que reblandecen las uñas para eliminar ese elemento.

Además de las opciones que nos pueda dar nuestro médico, podemos potenciar los resultados utilizando los siguientes remedios naturales:

  • Árbol de té: mezclamos una cucharada de aceite de oliva con 3 gotas del árbol de té. Aplicamos en la uña durante 20 días.
  • Limón: extraemos su jugo y sumergimos la parte afectada durante unos minutos. También lo haremos durante 20 días.
  • Vinagre de manzana: en un vaso de este remedio sumergimos la uña. Después, dejaremos secar al aire libre. Haremos esto durante 10 días.

2. Uña encarnada

Uña encarnada

Sufrir una uña encarnada es otra de las enfermedades de las uñas más comunes. Esto suele pasar en los pies, pero también en las uñas de las manos.

Los bordes de los laterales de la uña se hunden en la piel provocando mucho dolor y, en la mayoría de las ocasiones, una infección. A veces, esto surge debido a un golpe, una caída, por practicar determinados deportes o cortar demasiado la uña.

Antes de intentar manipular nosotros la uña, si está muy mal, debemos acudir al médico para que nos indique cómo podemos proceder.

Descubre: Cómo cortar correctamente las uñas de las manos y de los pies

Soluciones para las uñas encarnadas

  • Intervención médica: algunas uñas encarnadas requieren de una pequeña intervención para evitar que la infección empeore.
  • Cortar la uña: es mejor hacerlo de forma recta, nunca ovalada para evitar que se incruste en la piel.
  • Antibióticos: puede recetárnoslos el médico, pero podemos utilizar antibióticos naturales para bajar la inflamación y curar la infección.
  • Cebolla: sumergir las uñas en jugo de cebolla durante 20 minutos ayudará a reducir el dolor.
  • Baños de agua salada: llenar un cubo con agua y 5 cucharadas de sal marina, y dejar las uñas reposando unos 20 minutos, aliviará el malestar.

3. Descamación de las uñas

Unas

La última de las enfermedades de las uñas es la descamación. Las uñas se desprenden en finas capas como si fueran escamas. En ocasiones, esto puede indicar problemas de tiroides o falta de hidratación.

También, tenemos que tener en cuenta con qué productos limpiamos porque pueden provocar esta enfermedad.

Tratamiento para la descamación

Al igual que en las situaciones anteriores, debemos acudir al médico. Así descartaremos si tenemos déficit de alguna vitamina. Sin embargo, podemos tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Consumir muchos líquidos, frutas frescas y verduras.
  • No usar esmaltes de baja calidad.
  • Utilizar esmaltes específicos para evitar la aparición de escamas.
  • No debemos cortar las escamas ni arrancarlas.

En algunos casos, podemos sumergir las uñas en un recipiente con vinagre de manzana, al menos 2 veces a la semana, para prevenir que esto nos suceda. También, podemos utilizar el aceite de oliva para hidratar las uñas. Esto sellará las escamas.

¿Alguna vez has sufrido alguna de estas enfermedades de las uñas? Te recomendamos consultarlo con el dermatólogo en el caso de que el problema sea frecuente.

  • B, J. R. S. (1996). ONICOCRIPTOSIS: (UÑA ENCARNADA). Dermatología Venezolana34(2). Retrieved from http://revista.svderma.org/index.php/ojs/article/view/568/553
  • Larruskain Garmendia, J., Idígoras Viedma, P., & Mendiola Arza, J. (2008). Onicomicosis: diagnóstico y tratamiento. Información Terapéutica Del Sistema Nacional de Salud32(3), 83–92. Retrieved from http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2787059&info=resumen&idioma=ENG
  • Pérez Suárez, B. (2011). El lenguaje de las uñas. Más Dermatología, (15), 4–12. https://doi.org/10.5538/1887-5181.2011.15.4