Tratamiento del cáncer de colon

Ana Quintana 4 noviembre, 2017
Los tratamientos para el cáncer de colon varían según la etapa del tumor. Es decir, qué tan cerca se encuentra de la pared intestinal y otros tejidos.

El tratamiento del cáncer de colon consiste en una combinación de técnicas y fármacos, cuya finalidad es eliminar las células malignas en el organismo del paciente. Ahora bien, ¿en qué consiste el cáncer de colon? El cáncer de colon (también llamado colorrectal) consiste en la aparición de tumores malignos en el colon y el recto. Estos son parte del intestino grueso del sistema digestivo o tracto gastrointestinal.

¿Cómo se produce?

Cómo se produce

El cáncer colorrectal comienza cuando hay un crecimiento llamado pólipo en el revestimiento interno del colon o del recto. Un pólipo es una protuberancia visible. Pocos son los pólipos que pueden convertirse en cáncer al pasar los años y los principales tipos de pólipos son:

  • Adenomatosos. Estos, en algunas ocasiones, se convierten en cáncer. Por ello se les llama adenomas con afecciones precancerosas.
  • Pólipos inflamatorios y pólipos hiperplásicos (por lo regular estos pólipos no son precancerosos).

La mayoría de cánceres de colon y recto se desarrollan a partir de un pólipo adenomatoso o adenoma. Sin embargo, es muy común que presente un tamaño mayor al de un centímetro, presenta más de dos pólipos y displasia después tras su extirpación. 

La displasia se presenta cuando las células tienen un aspecto anormal pero sin llegar a tener la apariencia de células cancerosas. Con el paso del tiempo, se invade el espesor de la pared del colon y el recto. Las pared del colon y el recto cuenta con distintas capas. El cáncer surge en la capa más profunda, es decir, la mucosa. Al crecer se esparce hacia el exterior invadiendo el resto de las capas.

Además, el cáncer puede irse hacia los vasos sanguíneos o los vasos linfáticos por medio de canales diminutos. De esta manera, es posible que las células cancerosas se muevan hacia los ganglios linfáticos cercanos.

Ver también: 5 remedios con aloe vera que te ayudan a limpiar el colon

Síntomas

Estos son los principales síntomas de cáncer colorrectal, sin embargo, pueden variar según el lugar en el que se encuentre el pólipo:

  • Sangre en las heces, puede ser sangre roja o negra. Por lo regular se presenta cuando hay tumores de recto, sigma y colon descendente.
  • Es posible que aparezca una anemia que provoque cansancio, palpitaciones, falta de aire y mareos.
  • Cambio en el ritmo de las deposiciones: problemas de diarrea o estreñimiento.
  • Heces más angostas: cuando el tumor interrumpe el paso de las heces en el intestino.
  • Sensación de evacuación incompleta: es común cuando hay cáncer en el recto o el colon izquierdo.
  • Dolor abdominal: es un dolor que se presenta frecuentemente. Sucede porque el tumor cierra el calibre del tubo intestinal. En algunas ocasiones viene acompañado de vómito y estreñimiento.
  • Cansancio extremo y pérdida de peso sin razón aparente.

Diagnóstico

Diagnóstico Colon

Cuando el especialista tiene la sospecha de que hay una anomalía en el colon, en primer lugar, se hace una recopilación de los datos del paciente, así como se realiza una exploración física para determinar el estado de salud de la persona. Posteriormente se lleva a cabo el tacto rectal, es decir, una exploración manual del ano y parte del recto. Aunque puede parecer una prueba incómoda no es dolorosa. La clave está en relajar los músculos.

Cabe resaltar que, el tacto rectal no es suficiente para un diagnóstico final. Por lo tanto, se requiere una colonoscopia, la prueba que permite ver la mucosa de todo el colon y recto por medio de un tubo (endoscopio) que se introduce al ano. Si al realizar la colonoscopia se encuentra una masa se toma una muestra de la zona (biopsia), la cual se examina en un microscopio.

Ver también: Pólipos en el colon: síntomas que debes conocer

Tipos de cáncer colorrectal

Por lo general, los tumores malignos que aparecen en el colon se desarrollan sobre lesiones existentes en la mucosa, ya sean pólipos o enfermedades inflamatorias. Al analizar las células malignas en el microscopio pueden ser de distintos tipos.

Por ejemplo, el adenocarcinoma que se presenta en las glándulas que cubre el interior del colon y el recto. Su aparición es tan frecuente que sucede en más del 90% de los casos. Sin embargo, también pueden aparecer los siguientes:

  • Sarcomas: tumores del tejido de conexión del tubo digestivo.
  • Linfomas: cáncer en las células que se encargan de proteger al estómago e intestino.
  • Carcinoides: aparece en las células productoras de hormonas del aparato digestivo.

Tratamiento del cáncer de colon

Tratamiento del cáncer de colon

En el cáncer colorrectal, se pueden aplicar distintas terapéuticas que se complementan unas a otras favoreciendo la acción de las mismas sobre el tumor. La elección del plan terapéutico dependerá de la decisión del enfermo (una vez que haya sido informado por el médico) y dé una serie de factores en relación al propio paciente y al tumor.

–García Álvarez–

¿Qué factores influyen?

En términos generales, los factores que tienen influencia en el tratamiento del cáncer de colon son: el estado general de salud del paciente, la ubicación del tumor y la fase en la que se encuentra la enfermedad. Por otra parte, el tratamiento del cáncer del colon, se dividen en dos tipos:

Tratamiento locorregional

Tratamiento locorregional

Este tipo de tratamiento del cáncer de colon está indicado para los tumores que se presentan en los ganglios. Pero estos a su vez de dividen en:

Cirugía

Se realiza en ambos tumores. Por lo general, el paciente ingresa al sitio médico un día antes de la intervención. Es muy importante que el paciente siga las indicaciones del médico y se prepare 3 días antes con una dieta y laxantes para evitar complicaciones.  

  • Cáncer de colon. Se realiza la extirpación de la zona donde se encuentra el tumor. De igual manera se retira el tejido alrededor de la lesión y los ganglios linfáticos afectados. Finalmente se unen los extremos de cada lado del colon.
  • Cáncer del recto. Se extirpa la zona donde está el tumor para después unir el recto con el ano.

Radioterapia

Está indicada para el cáncer del recto. La radioterapia consiste en emplear radiaciones ionizantes con altas cargas de energía para eliminar las células tumorales. En este sentido, el tratamiento del cáncer de colon se puede realizar por medio de dos formas:

  • Externa. Este tipo de radiación es por medio de una máquina (acelerador lineal). Durante el proceso el paciente debe permanecer quieto en camilla. En la zona lesionada se hacen marcas en la piel con tinta, las cuales no se deben borrar hasta que termine el tratamiento. La dosis se divide en sesiones diarias para evitar efectos secundarios.
  • Interna. También se le llama radioterapia intracavitaria. Para realizar el procedimiento se colocan materiales radioactivos cerca del tumor. Consiste en introducir un endoscopio ancho en la parte final del recto.

Tratamiento del cáncer de colon (sistémico)

Este método se distribuye por todo el organismo con el objetivo de eliminar las células malignas. El proceso se lleva a cabo por medio de la quimioterapia.

¿Cómo prepararse para el tratamiento del cáncer de colon?

  • Exprese sus temores y dudas a los especialistas.
  • Pida información sobre los procedimientos y sus efectos secundarios.
  • Aprenda técnicas de relajación, pues serán un apoyo a nivel emocional.
  • Los tratamientos le dejarán agotado, así que intente descansar lo más que pueda.

Referencias

García Alvarez, Graciela. Cáncer colorrectal: una guía práctica. Madrid: 2002. Asociación Española Contra el Cáncer.

American Cancer Society. Acerca del cáncer colorrectal. Estados Unidos: 2017.

Te puede gustar