Tratamiento del hígado graso por medio de la dieta

Este artículo ha sido verificado y aprobado por José Gerardo Rosciano Paganelli el 14 noviembre, 2018
Además de seguir una dieta baja en grasas y rica en carbohidratos completos también debemos controlar la ingesta de proteínas. Se recomienda sustituir las carnes rojas por carnes magras.

La esteatosis hepática o enfermedad del hígado graso es una condición que produce un exceso de la grasa en este órgano.

Puede deberse a varias causas, como la obesidad, el consumo excesivo de alcohol, o una predisposición genética.

Es importante saber que el hígado tiene la capacidad de regenerarse a sí mismo, incluso después de un daño grave.

El tratamiento para el hígado graso incluye una dieta principalmente pobre en grasas para ayudar a la regeneración de las células y mejorar la salud hepática.

Recomendaciones para tratar el hígado graso

hígado graso

Hay que resaltar que el ejercicio regular y el cumplimiento de las recomendaciones dietéticas ayudarán a apoyar la salud hepática.

Es recomendable una dieta baja en grasas y rica en carbohidratos complejos.

Pueden ser frutas y verduras frescas, ya que son ricas en nutrientes. También cereales integrales, como panes, pastas, cereales y arroz integral.

Para recuperar la salud del hígado es importante controlar la grasa y el consumo de proteínas, siendo la ingesta diaria de proteínas de 1 gramo por cada kilogramo de peso corporal.

Se deben incluir carnes magras como el pollo o el pavo y las grasas saturadas deben de ser estrictamente evitadas.

Pueden sustituirse usando alimentos como la mantequilla, margarina o manteca, o buscando un aporte de grasas saludables, como el aceite de oliva virgen extra.

Evita también las carnes rojas y los alimentos procesados ​​con alto contenido de grasa, como las patatas fritas, alimentos fritos o carnes procesadas, ya que deben de ser eliminados de tu dieta.

Alimentos recomendados cuando existe hígado graso

Frutas y verduras

verduras alimentos ricos en nutrientes

La mayoría de las frutas y verduras son alimentos bajos en calorías, que ayudar a controlar el peso.

Ayudan a bajar de peso y a disminuir los niveles de colesterol, ya que son ricas en fibra.

Al mismo tiempo reducen el estrés del hígado.

  • Alcachofas
  • Verduras de hoja verde
  • Berenjenas
  • Calabacín
  • Tomates
  • Fresas
  • Manzanas

Legumbres

Ayudan a prevenir la progresión de la enfermedad del hígado graso, ya que son ricas en proteínas y bajas en calorías.

Son bajos en sodio y altos en potasio, por lo que disminuye la presión arterial.

  • Frijoles
  • Alubias
  • Lentejas
  • Guisantes

Lee más sobre: Cómo controlar la presión arterial con un remedio de pasiflora

Carnes magras y pescados

carnes grasas para el tratamiento del hígado graso

Elige proteínas magras, como el pollo y pescado, y evita las carnes grasas, como la carne roja, que es alta en grasas saturadas y colesterol.

El pescado es especialmente saludable porque contiene ácidos grasos Omega-3.

Grasas saludables

Tener el colesterol alto aumenta el riesgo de padecer enfermedad de hígado graso, por lo que es importante evitar los alimentos ricos en grasas saturadas.

  • Aceite de oliva
  • Aguacates
  • Frutos secos
  • Nueces y semillas

Evita el consumo de grasas saturadas, como la mantequilla, margarina, carnes rojas, aceites de palma y de coco, y lácteos grasos; así como los fritos, grasas trans y grasas parcialmente hidrogenadas.