Tratamiento del linfoma de Hodgkin

El objetivo principal del tratamiento del linfoma de Hodgkin es detener el crecimiento de las células cancerosas, ya sea mediante su destrucción o impidiendo su multiplicación. Para ello, el tratamiento se adecuará al tipo y la etapa del linfoma, entre otros factores, e incluirá farmacoterapia y radioinmunoterapia.

Las principales técnicas que se emplean en los pacientes con linfoma de Hodgkin son la quimioterapia y la radioterapia. Para la enfermedad en estadio III o IV, la quimioterapia se considera como tratamiento primario, aunque también se considera, como tratamiento adicional, la radioterapia sobre todo para los ganglios linfáticos más grandes.

Los tratamientos frente al linfoma de Hodgkin –incluso los pacientes en estadio I o estadio II– son la quimioterapia y la radioterapia, que dependiendo de la situación, recibirán uno o ambos tipos de tratamiento.

Quimioterapia

Quimioterapia

La quimioterapia es una técnica que consiste en el uso de ciertos medicamentos para destruir las células cancerosas, generalmente inhibiendo su crecimiento y su capacidad de reproducción. Esta técnica es la más elegida en el tratamiento en pacientes con cáncer y, por supuesto, pacientes con linfoma de Hodgkin.

Esta técnica consiste en el siguiente procedimiento: o bien se administra vía oral un medicamento al paciente o se inyecta directamente este vía intravenosa. De esta forma, el medicamento entra al torrente sanguíneo y comienza a circular por todo el organismo para alcanzar y destruir las células cancerosas donde quieran que se encuentren. 

Clasificación de la quimioterapia

Para el tratamiento del linfoma de Hodgkin se utilizan diferentes tipos de quimioterapia. El tipo de quimioterapia, la cantidad de ciclos y el uso adicional de radioterapia se basan en el estadio del linfoma, el tipo y la cantidad de factores de pronóstico. Existen dos tipos de quimioterapia, que son las siguientes:

  1. Quimioterapia de primera línea 
    • El régimen de quimioterapia más común en EE.UU. es la conocida como ABVD que consiste en la combinación de: Doxorrubicina, Bleomicina, Vinblastina, Dacarbazina. Normalmente se administra cada 2 semanas durante 2 a 8 meses, dependiendo de diferentes factores como hemos mencionado anteriormente.
    • En Europa, la quimioterapia más conocida es la BEACOPP, que consiste en la combinación de: Bleomicina, Etopósido, Doxorrubicina, Ciclofosfamida, Vincristina, Procarbazina y Prednisona. Otra combinación es la Standford V.
  2. Quimioterapia de segunda línea. Se utiliza si el linfoma reaparece después de haber sido tratado con la quimioterapia de primera línea, fenómeno conocido como recurrencia. Este tipo de quimioterapia incluye: ICE, ESHAP o DHAP, GVD, Brentuximab vedotina.

La quimioterapia, en general, presenta algunos efectos secundarios:

La quimioterapia, en general, presenta algunos efectos secundarios

  • Úlceras.
  • Náuseas y vómitos.
  • Caída del cabello.
  • Diarrea
  • Disminución de glóbulos blancos, por lo que el paciente está aún más expuesto a contraer infecciones.
  • Disminución de plaquetas, lo que conlleva a tener mayor facilidad de que se formen hematomas.

No se sabe con certeza cual de los dos tipos de quimioterapia es el más eficaz frente al linfoma de Hodgkin, ya que esto depende del tipo y el estadio. Por ello, se continúan desarrollando diversos estudios para encontrar la mejor solución para los pacientes con esta patología.

Te recomendamos leer: 12 infusiones ideales para aumentar las defensas

Radioterapia

Este tratamiento consiste en el uso de rayos X u otras partículas capaces de destruir las células cancerígenas. Cabe destacar que la radioterapia solo se utiliza en casos extremos del linfoma de Hodgkin.

La radioterapia se trata de un tratamiento específico, ya que va dirigido pricipalmente a los ganglios linfáticos afectados del paciente. Si bien esta técnica produce efectos secundarios inmediatos, estos suelen desaparecer en un periodo de tiempo corto. Esto también depende del área del cuerpo que se haya tratada con radioterapia.

Dichos efectos secundarios son: fatiga, reacciones leves en la epidermis y malestar estomacal. No obstante, gracias a las mejoras que se van realizando en este tratamiento, la aparición de los efectos secundarios ha disminuido. Por otra parte, existen algunos efectos tardíos como: daño en la tiroides, daño vascular y otros tipos de cáncer secundario.

Inmunoterapia

Inmunoterapia

Uno de los fármacos más utilizados en la inmunoterapia para el tratamiento del linfoma de Hodgkin es el nivolumab. Este medicamento se utiliza en pacientes en el que el cáncer reapareció después de haberse sometido a un autotransplante y del tratamiento posterior al transplante con bretuximab vedotina.

La base de la inmunoterapia es la estimulación del sistema inmune con la finalidad de combatir el linfoma. Muchos pacientes muestran mejoras durante aproximadamente 9 meses, pero es muy poco probable que se curen definitivamente. Por otra parte, la inmunoterapia presenta efectos secundarios aunque estos carecen de importancia.

Trasplante de médula ósea o células madre

El objetivo de este tratamiento en destruir todas las células cancerosas en la médula, la sangre y otras partes del cuerpo usando la quimioterapia y/o radioterapia, y luego, permitir que las nuevas células madre sanguíeas creen una médula ósea sana.

El trasplante es un procedimiento que consiste en reemplazar la médula ósea de un paciente con cáncer por células madre de una persona sana. Estas células son las encargadas de formar la sangre y se localizan en la sangre y en la médula ósea, de ahí su nombre.

Cabe destacar que esta técnica se emplea en pacientes en los que el linfoma de Hodgkin haya vuelto a aparecer después del tratamiento con quimioterapia de primera línea.

En suma, tanto la inmunoterapia como el transplantes de médula ósea o células madre se realiza especialmente cuando los otros tratamientos no tenido éxito. Por otra parte, la cirugía se utiliza en un número muy reducido de casos, excepto para realizar biopsias y determinar la etapa de la patología.

María Vijande

Estudiante de Farmacia y curiosa a tiempo completo. Lectora, música y deportista a tiempo parcial. Y ya, que definir es limitar!

Ver perfil
Te puede gustar