Tratamiento del tumor de células granulares (tumor de Abrikossoff)

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganeli el 18 enero, 2019
El tratamiento del tumor de Abrikossoff es exclusivamente quirúrgico. Se debe realizar la extirpación completa de la zona afectada por células malignas.

El tumor de Abrikossoff, o de células granulosas, es un tumor poco frecuente de tejidos blandos que suele surgir en las células de Schwann (células que sostienen a las células nerviosas en su lugar). Se puede presentar en cualquier parte del cuerpo. Pero, a menudo, se presenta debajo de la piel de la cabeza o el cuello, especialmente en la boca o lengua. También se presenta en el tórax, las mamas, el esófago, el estómago u otros órganos internos. Habitualmente ocurre en adultos de edad mediana.

El tratamiento del tumor de Abrikossoff es exclusivamente quirúrgico mediante la extirpación completa de la lesión. En el caso de que el tumor sea de carácter maligno, se puede aplicar quimioterapia o radioterapia como tratamientos adyuvantes.

También lee Cáncer: qué es, cómo se extiende y cómo se trata

Tratamiento del tumor de Abrikossoff

La cirugía como tratamiento del tumor de Abrikossoff, al igual que en otros tipos de tumores, consiste en la extirpación del tumor y del tejido de alrededor. Se trata de la terapia más antigua contra el cáncer, pero sigue siendo un tratamiento eficaz.

Según el tipo de cirugía que se realice los objetivos varían:

  • Diagnosticar el cáncer.
  • Aliviar efectos secundarios.
  • Determinar la presencia de metástasis.
  • Determinar dónde se encuentra el tumor.
  • Extirpar parte o todo el tumor.
  • Recuperar el aspecto o funcionalidad de cuerpo.

Podemos clasificar las cirugías a grandes rasgos en dos tipos, según sean las incisiones realizadas, los tiempos de recuperación y el dolor post-quirúrgico:

  • Convencional.
  • Mínimamente invasiva.

Cirugía convencional

Cirugía convencional (2)

Este tipo de cirugías se realizan mediante un corte o incisión en la piel. Después de la intervención, el paciente presenta dolores y suelen requerir un tiempo bastante prolongado para su recuperación total.

Existen varios tipos de cirugía convencional:

  • Cirugía de diagnóstico.
  • Cirugía de estadificación.
  • Curativa o primaria.
  • Reducción o rescate 
    • Esta cirugía se realiza cuando la extirpación del tumor no es posible o cuando podría causar un daño excesivo al cuerpo. Entonces, se extirpa la mayor parte posible del tumor y, luego, se realizan otros tratamientos como la radioterapia o quimioterapia para atacar lo restante.
  • Paliativa 
    • Se utiliza para aliviar los efectos secundarios causados por un tumor. Esta cirugía desempeña un papel importante a la hora de mejorar la calidad de vida o, incluso prolongar la supervivencia de pacientes con metástasis o cánceres en estadios avanzados.
  • Reconstrucción 
    • Técnica utilizada para recuperar la apariencia o el funcionamiento del lo organismo después de una cirugía primaria del cáncer.
  • Prevención 
    • Cirugía cuyo fin es reducir el riesgo de desarrollar cáncer. Por ejemplo, es recomendable extirpar los pólipos precancerosos del colon para evitar el cáncer de colon.

Cirugía de diagnóstico

Puede volver a aparecer

Esta técnica es conocida como biopsia, y consiste en un corte  o incisión en la piel. Luego, se extirpa parte o la totalidad del tejido sospechoso.

Existen dos categorías principales de biopsias quirúrgicas:

  • Biopsia incisional. El cirujano extirpa una parte de la superficie sospechosa para su posterior examen y posible diagnóstico por parte del patólogo.
  • Biopsia excisional. El cirujano extirpa toda el área sospechosa, como puede ser un lunar extraño.

Cirugía de estadificación

Este tipo de interención es utilizada para determinar el tamaño del tumor y saber si ha sido diseminado a los ganglios y a otros órganos de la zona. Esta cirugía, junto al examen físico, la biopsia, los resultados de los análisis de laboratorio y los estudios por imágenes, permite que el médico determine con exactitud la magnitud de la enfermedad. De este modo se puede establecer el tratamiento más adecuado.

Cirugía curativa o primaria

Se trata de la cirugía que se debe llevar a cabo para el tratamiento del tumor de Abrikossoff. Consiste en extirpar el tumor, el tejido circundante y los ganglios regionales.

La extirpación incompleta del tumor de Abrikossoff conlleva una tasa de recidiva (reaparición del tumor). Sin embargo, si la operación se realiza correctamente la tasade recidiva es menor. En el caso del que el tumor sea de carácter maligno, debe incluirse la disección ganglionar, la cual consiste en la resección de las cadenas linfáticas regionales de una zona concreta del cuerpo.

Lee también Una biopsia líquida permitirá detectar tumores cerebrales

Cirugía mínimamente invasiva

Cirugía mínimamente invasiva

Este tipo de cirugías se diferencian de las convencionales en que requieren menos tiempo de recuperación postquirúrgico y los pacientes presentan menos dolor tras la operación. Tampoco es necesario grandes incisiones, sino que requiere cortes más pequeños y mucho menos agresivos.

Los tipos de cirugías mínimamente invasivas de las que disponemos hoy en día son:

  • Endoscopia. El médico inserta un tubo pequeño dentro de una apertura del cuerpo con el fin de examinar los órganos internos, pues dicho tubo consta de una luz y una cámara en su extremo.
  • Cirugía laparoscópica. En este caso se realiza una pequeña incisión en el abdomen para introducir el tubo que consta también de luz y de una cámara.
  • Cirugía con láser. Se utiliza un rayo de luz de alta intensidad para extirpar el tejido canceroso.
  • Criocirugía. Se utiliza nitrógeno líquido para congelar y destruir las células anormales.

Quimioterapia y radioterapia

Estas dos técnicas se utilizan a la par que la cirugía en el tratamiento del tumor de Abrikossoff cuando este es clasificado como maligno. Su objetivo es ayudar a disminuir el tamaño del tumor por medio de la eliminación de las células cancerígenas.

La quimioterapia consiste en la administración de diferentes fármacos para eliminar células anormales. La administración suele ser vía intravenosa, aunque se está empezando a utilizar, y cada vez con más frecuencia, la vía oral. La duración del tratamiento puede ser desde minutos hasta  horas.

La radioterapia es una técnica cuya base científica es la radiación, que no es más que energía que puede moverse a través de ondas o partículas. En concreto, se utiliza radiación de alta energía, por ejemplo, rayos X o haces de protones, que pueden modificar o destruir células.