Tratamiento con doxorrubicina y sus efectos secundarios

25 julio, 2018
La doxorrubicina es un potente fármaco no solo utilizado para tratar determinados tipos de cáncer, también se prescribe para el tratamiento de otras enfermedades, como el linfoma de Hodgkin.

La doxorrobicina, también llamada hidroxildaunorrubicina, es un fármaco ampliamente utilizado en la quimioterapia del cáncer.

La doxorrubicina es un antibiótico perteneciente a la familia de las antraciclinas elaborado con la bacteria Streptomyces pucetius. Esta bacteria retarda o detiene el crecimiento de las células cancerosas en el cuerpo.

Este medicamento se comercializa bajo los nombres de Adriamicina RDF, Adriamicina PFS o Rubex como inyectable. Sin embargo, la marca Doxil administra este principio activo en liposomas. Los liposomas son unas vesículas esféricas que tienen una membrana con una doble capa de fosfolípidos con partes liposolubles y otras hidrosolubles.

Para qué se prescribe este medicamento

Estadios del cáncer de vejiga

Este medicamento se emplea en:

  • Tratamientos de algunas leucemias.
  • Cáncer de vejiga, de estómago, de pulmón, de mama, de ovarios y de tiroides.
  • Mieloma múltiple entre otros.
  • El linfoma de Hodgkin.
  • También se utiliza como tratamiento para el cáncer de tiroides con otros medicamentos así como para sarcomas óseos o de tejidos blandos.

Asimismo, en algunas ocasiones, se suele usar para tratar:

  • Cáncer uterino, de páncreas, adrenocortical, de hígado.
  • Mesotelioma.
  • Mieloma múltiple.
  • Leucemia linfoblástica crónica.
  • Sarcoma de Kaposi y de Ewing.

Descubre: Efectos de la quimioterapia en el organismo

¿Cómo se administra la doxorrubicina?

La administración de la doxorrubicina debe llevarla a cabo personal médico cualificado y con experiencia en el uso de quimioterápicos. Se administrará en la unidad de día de quimioterapia o durante una estancia en el hospital.

Precauciones antes de recibir la doxorrubicina inyectable

Antes de que se le administre la doxorrubicina inyectable será necesario seguir una serie de pasos:

  • Informe a su médico y a su farmacéutico si es alérgico a la doxorrubicina, la daunorrubicina, la epirrubicina, la idarrubicina, a algún otro medicamento o a alguno de los ingredientes de la doxorrubicina inyectable.
  • Será necesario informar a su médico o farmacéutico si usted esta tomando cualquier otro medicamento con o sin receta. Asimismo, deberá informar si toma vitaminas, suplementos y productos herbarios.
  • Informe a su médico si tiene o alguna vez a tenido cualquier otra afección médica.
  • No se aplique ninguna vacuna sin consultar a su médico.

Es importante tener en cuenta que la doxorrubicina puede interferir con el ciclo menstrual normal en las mujeres. Además, puede interrumpir la producción de espermatozoides en los hombres. No obstante, eso no significa que no se pueda quedar embarazada o dejar a alguien embarazada.

Asimismo, las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia deben informar a sus médicos antes de comenzar el tratamiento con este medicamento. Esto se debe a que este medicamento es incompaible con ambas actividades, pudiendo causar daños al feto.

Efectos secundarios

Sueño en el embarazo.

La doxorrubicina, como cualquier otro medicamento puede provocar efectos secundarios entre los que se encuentran:

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Pérdida de apetito y de peso.
  • Llagas en la boca y en la garganta.
  • Dolor de estómago.
  • Aumento de sed.
  • Aumento de peso.
  • Diarrea.
  • Cansancio o debilidad fuera de lo normal.
  • Mareos.
  • Pérdida de cabello.
  • Separación de las uñas de las manos o de los pies del lecho ungueal.
  • Dolor en los ojos.
  • Orina de color rojo (durante 1 o 2 días después de la dosis).
  • Dolor, ardor u hormigueos en las manos o en los pies.

Especialmente, se enfatiza que en el caso de los siguientes efectos secundarios se debe llamar al médico de urgencia:

  • Sarpullido.
  • Urticaria.
  • Comezón.
  • Dificultad para tragar o respirar.
  • Convulsiones.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que este medicamento puede provocar otros efectos secundarios. Si usted presenta algún problema inusual en el tiempo en que continúe su tratamiento con doxorrubicina llame a su médico.

Quizá te interese: Investigaciones sobre el cáncer de páncreas

¿Qué hacer en caso de sobredosis?

En caso de que una persona sufra una sobredosis por doxorrubicina, será necesario llamar inmediatamente a los servicios de emergencia. Entre los síntomas de sobredosis se encuentran:

  • Llagas en la boca y en la garganta.
  • Fiebre, dolor de garganta, escalofríos u otros signos de infección.
  • Sangrado o moretones inusuales.
  • Heces negras y con aspecto de alquitrán.
  • Sangre roja en las heces.
  • Vómito sanguinolento.
  • Material vomitado parecido a los posos del café.

Es más, en caso de producirse una sobredosificación cabe destacar que la hemodiálisis es inútil. Esto se debe a que la doxorrubicina se excreta mayoritariamente por vía biliar e intestinal. En caso de sobredosis, se espera una exacerbación de los efectos adversos detallados.

Por tanto, es necesario vigilar de manera estricta la función cardíaca y efectuar de manera cotidiana análisis de la fórmula sanguínea para guiar eventuales transfusiones.

Te puede gustar