Tratamiento farmacológico de las anemias

14 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
El tratamiento farmacológico de las anemias depende de la causa que las origine. Es fundamental arribar al diagnóstico certero para elegir la opción terapéutica correcta.

El tratamiento farmacológico de las anemias variará en función del tipo de causa que haya originado la anemia del paciente. No todas las anemias responden al mismo origen, y por ello mismo es que varían las opciones terapéuticas.

La anemia es una patología que tiene como consecuencia la disminución de los niveles de oxígeno en la sangre. Esto sucede cuando la concentración de la hemoglobina, que es una molécula rica en hierro presente en los glóbulos rojos, disminuye.

Para solucionar este problema, hoy en día disponemos de diferentes opciones terapéuticas eficaces que veremos a lo largo del artículo. El tratamiento farmacológico de las anemias se basa, principalmente, en ajustar o corregir la causa específica de la misma Entre las opciones terapéuticas encontramos:

  • Terapia de sustitución de nutrientes básicos.
  • Estimulantes de la hematopoyesis.
  • Inmunosupresores.
  • Trasplante de médula ósea.

¿Cuáles son las posibles causas de las anemias?

Son tres las principales causas de las anemias. En primer lugar, puede desencadenarse porque el propio organismo no sintetice suficientes glóbulos rojos, que son las células de la sangre que contienen la hemoglobina. La hemoglobina es la molécula que transporta el oxígeno por el cuerpo.

En segundo lugar, también se pueden producir por un sangrado excesivo, bien sea por una herida o por la menstruación en las mujeres. Muchas jóvenes requieren suplementos de hierro por esta razón. La tercer causa más frecuente son las enfermedades autoinmunes que destruyen los glóbulos rojos.

hemoglobina en la anemia
En la anemia los niveles de hemoglobina son bajos

Sigue leyendo: Anemia y déficit de hierro: ¿son lo mismo?

Opciones de tratamiento farmacológico de las anemias

Terapia sustitutiva de nutrientes básicos

Esta primera opción de tratamiento farmacológico de las anemias consiste en tomar suplementos que ayuden y contribuyan a la síntesis de eritropoyetina, la cual es una proteína necesaria para crear nuevos glóbulos rojos. Entre estos suplementos se suelen indicar, sobre todo, dos:

  • Sales de hierro: su valor terapéutico aumenta cuando son anemias ferropénicas.
  • Vitaminas: en concreto, la vitamina B12 o cobalamina, la vitamina B6 o piridoxina y el ácido fólico o vitamina B9. Estas vitaminas son esenciales para la síntesis de glóbulos rojos.

Estimulantes de la eritropoyesis o síntesis de eritropoyetina

Otro tratamiento farmacológico de las anemias puede ser la administración de los estimulantes de la eritropoyesis. Estos fármacos promueven en la médula ósea la creación de glóbulos rojos.

Se utilizan, sobre todo, en las anemias que producen insuficiencia renal crónica. Además, también se indican para disminuir el número de transfusiones de sangre que se necesitan durante ciertas operaciones importantes, así como en el postoperatorio.

Algunos de estos agentes son:

  • Eritropoyetina: es un factor estimulante de la diferenciación y maduración de los glóbulos rojos. Los niveles de eritropoyetina natural aumentan cuando disminuyen los de los hematíes -glóbulos rojos. Solamente es útil en aquellas anemias que cursan con deficiencia en la producción de eritropoyetina, como la insuficiencia renal crónica.
  • Factores estimulantes de colonias: los estimulantes de los granulocitos, como filgrastim o lenograstim, y los estimulantes de los granulocitos-macrófagos, como el sargramostim, son hormonas que favorecen el crecimiento de las células sanguíneas que se producen en la médula ósea. Por ello, son útiles en los casos de neutropenia causados por la quimioterapia o en el trasplante de médula ósea.

Lee también: ¿Qué indica un recuento de neutrófilos bajos?

Inmunosupresores

Son fármacos que debilitan el sistema inmunitario y que, por lo tanto, son útiles en patologías en las que el propio sistema inmune ataca o perjudica al paciente. Algunos tipos de anemias se han relacionado con un mal funcionamiento de este sistema natural de defensa del que disponemos. Por ello, se prescriben estos medicamentos con el fin de tratar estas patologías.

inmunosupresores como tratamiento farmacológico de las anemias
Los inmunosupresores son una opción para aquellas anemias que tienen de base una enfermedad autoinmune

Trasplante de médula ósea

Este tratamiento ha proporcionado grandes resultados en ciertas anemias. Por ejemplo, la anemia falciforme, que tiene un número considerable de afectados. Esta enfermedad hace que los glóbulos rojos se vuelvan rígidos, pegajosos y con forma de hoz. Ya se ha realizado un trasplante de médula ósea especializado que logró revertir con éxito esta enfermedad.

No obstante, a pesar de los buenos resultados obtenidos con esta práctica, es necesario seguir realizando pruebas de seguimiento para evaluar mejor la terapia, ya que sigue siendo experimental.

Cada anemia tiene su tratamiento

Como te explicamos en este artículo, dependiendo del tipo de anemia que el paciente padezca, se le pueden ofrecer diferentes opciones de tratamiento. Te aconsejamos que consultes con el médico si tienes dudas, y que decidas con él cuál es la forma de abordaje más adecuada para tu condición.

  • Shamah, T., Villalpando, S., & De la Cruz, V. (2016). Anemia. In International Encyclopedia of Public Health. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-803678-5.00018-7
  • Shaw, J. G., & Friedman, J. F. (2011). Iron deficiency anemia: Focus on infectious diseases in lesser developed countries. Anemia. https://doi.org/10.1155/2011/260380
  • Blesa Baviera, L. C. (2016). Anemia ferropénica. Pediatria Integral.